Menú

Casi el 70% de los presupuesto de la agencia estatal AICA se va a sueldos

El organismo dependiente de Agricultura está en el punto de mira por su persecución a diversas empresas. 

0
El organismo dependiente de Agricultura está en el punto de mira por su persecución a diversas empresas. 
Sede de la AICA en Madrid | Google

En los últimos días, Libre Mercado ha publicado diversas informaciones sobre el preocupante proceder de la AICA, una agencia dependiente del ministerio de Agricultura que pretende tumbar acuerdos de distribución validados por la CNMC y que ha sido sancionada por la Justicia por sancionar ilegalmente a una gran cadena de supermercados.

El nacimiento de la AICA es relativamente reciente. Como apunta su propia página web, "la Agencia de Información y Control Alimentario es un organismo autónomo creado mediante la Ley 12/2013 de 2 de agosto". El objetivo último de este ente público es "instruir o iniciar procedimientos sancionadores" cuando se detecten "infracciones" en las normas que regulan "el funcionamiento de la cadena alimentaria".

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, ha descrito a la AICA como "un aliado que vela por los intereses del sector agroalimentario". También se ha referido al organismo como "una agencia que vigila pero, sobre todo, ayuda a cumplir la ley". ¿Y cuánto "vigila" la AICA? Según su último comunicado, este ente ha realizado casi 6.000 inspecciones en los tres últimos años, con más de 1.500 en 2016. De esas 6.000 actuaciones, unas 600 han terminado en una propuesta de sanción.

Casi el 70% del presupuesto, en gastos de personal

La sede central de la AICA está en la calle Infanta Mercedes de Madrid. Sin embargo, hay tres oficinas más de la agencia repartidas por la geografía española y ubicadas en Córdoba, Plasencia (Cáceres) y Mengibar (Jaén). Al frente del organismo dependiente del ministerio de Agricultura está José Miguel Herrero Velasco, un ingeniero agrónomo del Estado.

De acuerdo con los datos publicados en el BOE y ligados al año 2015, este organismo manejó 4,3 millones de euros obtenidos de transferencias y subvenciones, de los que 2,9 millones fueron a parar a gastos de personal. Por tanto, casi siete de cada diez euros del presupuesto de la agencia se dedican a pagar los salarios de sus 71 trabajadores, lo que arroja un coste laboral medio de más de 40.000 euros por cada asalariado de la agencia.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia