Menú

La liberalización de horarios en Madrid, cinco años después: 15.500 empleos y 2.682 millones

Madrid es la única región española que tiene liberalizados los horarios comerciales y sus correspondientes periodos de rebajas.

0
La Gran Vía de Madrid | Alamy

La Comunidad de Madrid es la única autonomía española que tiene totalmente liberalizados los horarios comerciales y sus correspondientes periodos de rebajas. Fue en el año 2012, cuando el Gobierno aprobó la reforma de la legislación comercial que liberalizaba el sector, y Madrid fue la primera en adherirse a ella. En mayor o menor medida, el resto de regiones, siguieron ancladas en unos regímenes comerciales intervencionistas en los que un empresario no puede decidir cuándo abrir su negocio según crea conveniente.

A día de hoy, la mayoría de las comunidades autónomas restringen a 10 el número de domingos y festivos que permiten abrir a las tiendas al año. Sólo Murcia (PP) y Castilla-La Mancha (PSOE) están por encima de esa cifra, al contrario que el País Vasco, cuyas tiendas sólo pueden operar los días laborables, y Navarra, con una limitación de 6 días.

"Exceptuando Madrid, nos encontramos con una normativa comercial proteccionista propia de los años 80", denunció ayer el director general de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), Javier Millán-Astray, en la presentación de un informe sobre el impacto socioeconómico que ha tenido la liberalización en la Comunidad de Madrid.

liberalizacion-afi-1.jpg

Y es que 5 años después de la desregularización, a Madrid le llega el turno de hacer balance. El estudio ha sido elaborado porAnalistas Financieros Internacionales (AFI), y revela que desde que se llevara a cabo la liberalización, la región que ahora preside Cristina Cifuentes ha sumado a su PIB un total de 2.682 millones de euros extra. En términos de recaudación fiscal, el balance también es positivo para las arcas públicas, que han ingresado 1.107 millones más.

Este incremento de actividad ha influido directamente en la creación de empleo. Tal y como asegura el documento, liberalizar los horarios ha contribuido en los últimos 5 años con 15.500 empleos al sector del comercio minorista de la región.

"En la última década se ha acelerado el pulso liberalizador en materia de horarios comerciales en Europa", reza el texto. Así, está el mapa actual.

liberalizacion-afi-2.jpg

Pequeño comercio vs consumidor

Pero los beneficios para la economía madrileña no son los únicos que quiere poner en valor el informe. Aunque parezca obvio, la posibilidad de abrir los 365 días del año otorga a los clientes la libertad de elegir cuándo quieren hacer sus compras y en qué lugar. "Les dan a los consumidores la capacidad de elegir cómo gestionar su agenda semanal", destaca el socio de Economía Aplicada y Territorial de Afi, José Antonio Herce.

Los cambios en el estilo de vida de las familias, donde ambos miembros de la pareja trabaja, o la necesidad de conciliar la vida personal y laboral "hacen que una persona prefiera ir a comprar el sábado o el domingo que a las 8 de la tarde entre semana, cuando más cansado está", señala Herce. Otro motivo es que las grandes ciudades españolas acogen a millones de turistas al año, especialmente los fines de semana, lo que supone una gran fuente de ingresos para los negocios que estén abiertos. "No podemos pretender que un turista venga a comprar a nuestras tiendas el martes por la tarde", añade el experto.

La protección del pequeño comercio es el argumento más utilizado por los políticos para justificar sus políticas prohibicionistas en el sector. "No se puede proteger más a un formato de comercio que a otro", apuntan. "Estos criterios no se dan en ningún otro sector. Nunca he oído a un bar quejarse porque Telepizza reparte los domingos por la noche", señala Millán-Astray.

"El pequeño comercio debe de ser proactivo frente a los nuevos cambios de hábitos del consumidor. Tienen que estar vivos", asegura el director general de la patronal de las grandes superficies. Entre las recomendaciones a los comerciantes, Millán-Astray cree que "el éxito del comercio de proximidad está en la especialización, hay nicho para ello". Asociarse con otros empresarios de la zona para lanzar promociones o algún tipo de actividad que atraiga clientela es otro de sus consejos. "Y a lo mejor hay que plantearse que cuando no hay que abrir es entre semana", apunta Herce.

El verdadero enemigo está a un click

La digitalización es otro de los retos que se le plantea al sector del comercio minorista. Con la llegada de plataformas como Amazon "el debate de los horarios comerciales debería estar finiquitado", declara Millán-Astray. "No tiene sentido impedir a un comercio abrir cuando el cliente se puede comprar un producto chino un domingo a la hora que quiera", añade.

"El pequeño comercio debe asumir la transformación digital porque la prohibición sólo favorece a las plataformas de internet", explica. Si la restricción de horarios continúa en el resto de autonomías, "no podremos competir" con el comercio electrónico. "Nosotros tenemos unos mayores costes y si no dejas que el cliente pueda entrar en tu tienda cuando quiera para que le atiendas o para tocar tu producto, le estás dando ventaja" al comercio electrónico", concluye.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Christian Gálvez interrumpe 'Pasapalabra' y manda un mensaje inesperado
    2. Muere Jaime Ortí, expresidente del Valencia
    3. Nuria de Gispert pone en la diana a la hija de Rivera, de 6 años
    4. El juez de Barcelona que investiga el 1-O, "desahuciado" por la presión separatista
    5. 270 muertos en un atentado en una mezquita en Egipto
    0
    comentarios

    Servicios