Menú

La vida de 812 familias, paralizada por el "sectarismo ideológico" y las "putaditas" de Ahora Madrid

Ciudadanos reunió este viernes a miembros de tres cooperativas afectados por las políticas del Ayuntamiento. Estos son sus testimonios.

0

Acto de desagravio y de unión en la desdicha, que une. Y mucho. Eso fue lo que se vivió este viernes en la madrileña Casa del Reloj bajo el paraguas naranja de Ciudadanos. Los de Begoña Villacís quisieron arropar a las 812 familias de cooperativistas a las que el Ayuntamiento de Madrid tiene paralizados sus proyectos de viviendas y, con ellos, sus sueños y ahorros de toda una vida. "Queríamos realizar un acto de escucha activa de los problemas de los vecinos", señaló uno de los miembros de la formación centrista. En concreto, a los representantes de la Cooperativa Metropolitan [más conocida como la de las cocheras de Cuatro Caminos], Maravillas [o Raimundo Fernández Villaverde] y Valdecam [de Valdebebas].

Los representantes de estas 812 familias expusieron sus planes, sus ilusiones, pero también su desesperación, sus frustraciones y miedos al toparse con el "muro" de una administración que una y otra vez les impide avanzar hacia su meta.

El caso de Cristina, de Metropolitan

Estas familias están compuestas por cientos de personas. Con rostros y nombres concretos. Y cada una de ellas con una historia personal distinta. Por ejemplo, el caso de Cristina Amate, de la cooperativa de Cuatro Caminos. "Cuando salga adelante serán unos cinco años porque el proyecto, primero, contempla el soterramiento de las cocheras y luego levantar las 443 viviendas que estaban proyectadas. En principio estaba proyectado para cinco años, pero todos estos retrasos a nosotros nos conllevan gastos con los que no contábamos", reconoce.

"Nosotros teníamos un niño pequeño [cuando decidieron unirse a este proyecto]. Y en principio la idea era continuar en el piso de alquiler hasta que nos entregaran nuestra vivienda, pero ahora estoy embarazada de mellizos y nuestra casa es pequeña por lo que tenemos que volver a cambiar de piso con todo lo que eso conlleva", relata. "Nosotros somos una familia joven: yo tengo 35 años, mi marido 38, entonces nos metimos en este proyecto, la ilusión de nuestra vida, vendimos nuestra casa… Hombre, la gente que es un poco mayor igual tenía más ahorros que nosotros y ha podido esperar a vender su vivienda y más o menos... Pero yo creo que al final el plazo está ahogándonos un poquito a todos".

La conclusión a la que llegan es que "es una ideología sectaria. Ellos están bloqueando nuestra iniciativa pero sin ningún tipo de argumento. Todo lo que venía hecho del gobierno anterior es lo que están paralizando en función de su ideología", señala contundente. No obstante, no tira la toalla y, como las demás familias que integran esta cooperativa, espera "que en el próximo pleno del Ayuntamiento se lleve a estimación nuestro Plan Parcial para que pueda empezarlo".

Las "putaditas" de Ahora Madrid

El gestor de la cooperativa Metropolitan, Juan José Perucho, lamentó que "llevan dos años de travesía por el desierto", soportando todo tipo de "putaditas" por parte del Ejecutivo de Manuela Carmena. "Nos cabrea mucho que en un año y medio de gobierno jamás ningún concejal nos haya llamado para sentarnos y hablar". Todas las mesas técnicas que ha habido para tratar de acercar posturas han sido a instancias de los cooperativistas, no del Gobierno de Ahora Madrid, recordó.

Para Perucho, el Consistorio "no está cumpliendo la ley" y subrayó que no son "una multinacional ni un fondo de inversión. No venimos a especular, venimos a dar vivienda a las familias".

Las más de 300 familias de Maravillas

Juan José García integra y da voz a las más de 300 familias que formar parte de la Cooperativa Maravillas. "Nosotros lo que tenemos aquí invertido es, aparte de muchas ilusiones, los ahorros de toda nuestra vida. Y no sólo de nuestra vida sino también de la de nuestras familias: muchas personas han hecho un esfuerzo importante con los ahorros, con todo el tiempo que llevamos trabajado, en mi caso puedo decir que más de trece años; mi mujer, lo mismo y también nuestros padres. De otra manera no hubiéramos sido capaces de llegar a poder acceder a esto".

"Llevamos ya aproximadamente trece o catorce meses de retraso por temas meramente administrativos y entendemos que hay siempre un componente político en todas estas decisiones. Pero nos surge siempre la duda de que cuando hacemos todo acorde a la ley y sin saltarnos ninguna de las normas administrativas necesarias y sin lo que muchas veces se piensa: ‘Sin haber untado a nadie’, pues nos sorprende mucho todos estos retrasos porque pensamos que la administración, sea del color que sea, debería apoyar siempre este tipo de iniciativas de colaboración y de personas normales que lo que quieren es una casa donde estar", lamenta.

La desesperación de las 65 familias de Valdecam

José Ignacio Castellanos es uno de los cooperativistas de Valdecam, quizá el caso menos mediático de los tres. "Para ellos da la sensación de que somos números, nuestra historia no es más que un número más: un número de votos o un número económico en su balance de cuentas", dice del Ejecutivo de Ahora Madrid. La historia se repite: invirtió todos sus ahorros en la entrada de esta vivienda. "Además tuve que pedir un préstamo y ayuda familiar, por supuesto". Y "en este momento, es dinero que ni siquiera sabemos si va a ir hacia delante o ni siquiera si va a salir".

"El problema es que no sabemos cuándo se va a concretar esta construcción, por lo tanto nuestros gastos son los que son, pero el problema es que se prolongan en el tiempo indefinidamente". En estos momentos están en un callejón sin salida. ¿Qué hacen?, ¿invierten más dinero o se echan para atrás? "Estamos en un momento de indefensión porque además no nos sentimos respaldados por ninguno de los grandes grupos afectados en este litigio: ni Ayuntamiento ni Junta de Compensación se hacen cargo que nuestra situación es una situación de 65 familias".

El "desgaste" personal y económico es muy grande. "No podemos esperar infinitamente". Así las cosas, "cualquier persona se puede quedar sin casa porque no sea capaz de acometer los gastos" que conlleva el mantenimiento de esta situación.

"Compiten por ver quién es más de izquierda"

La portavoz de Ciudadanos en el Consistorio capitalino fue muy crítica con el Ejecutivo de Ahora Madrid, pero también con los socialistas a los que acusó de ser "cómplices" de los desmanes cometidos en materia de urbanismo. "El PSOE ha entrado en una competencia absurda con Ahora Madrid para ver quién es más de izquierda; tienen que hacer valer su situación más de izquierda, y han mantenido una actitud muy poco constructiva".

"He escuchado muchísimas veces la frase de ‘esperad un poquito más’, ‘hay que ser pacientes’… El otro día la concejal socialista nos dijo: ‘no pasa nada porque esperen un poquito más’. ¿Cómo que no pasa nada?, ¿le parece que han esperado poco estas personas?, ¿le parece que el banco espera cada vez que hay que pagar el recibo?, ¿le parece que el dueño de la casa de alquiler espera a cobrar el arrendamiento? ¿A que la vida no tiene los tiempos de la administración?", preguntó retóricamente Begoña Villacís.

"Nosotros hemos mirado los expedientes uno a uno y no existen razones técnicas", expuso la dirigente centrista por lo que, al igual que los cooperativistas, los concejales de Ciudadanos concluyen que se debe únicamente a razones ideológicas.

"Creemos en la libertad individual y la propiedad privada"

Villacís recomendó a Ahora Madrid que abra la puerta y "hable con sus vecinos", sobre todo si "te haces llamar el Gobierno de la participación ciudadana", para darles soluciones. "La política tiene que estar al servicio de las personas".

"Nosotros vamos a seguir apoyándoos porque consideramos que la solución más justa es la que vosotros estáis demandando. Entendemos que tenéis razón y que la justicia está de vuestro lado. Y seguiremos peleando en el Pleno del Ayuntamiento para que podamos tener un Plan de Ordenación Urbana de este milenio [el de la actualidad data de 1997]. Seguiremos luchando y combatiendo contra la aplicación caprichosa y arbitraria de las normas y seguiremos combatiendo contra los políticos que tengan que imponer a los ciudadanos una manera de vivir, porque nosotros sí que creemos en la libertad individual, porque nosotros sí que creemos en la propiedad privada y sobre todo creemos muchísimo en el respeto a los administrados", concluyó.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia