Menú

El salario mínimo de Venezuela es tres veces inferior al de Bangladesh

El salario mínimo en Venezuela está en los 27 euros al mes, mientras que en la industria textil de Bangladesh alcanza los 67 euros.

0
El salario mínimo en Venezuela está en los 27 euros al mes, mientras que en la industria textil de Bangladesh alcanza los 67 euros.
Un grupo de personas durante una manifestación en Maracaibo (Venezuela) contra el racionamiento eléctrico | EFE

En la cúpula de Podemos ya se han olvidado de la defensa a ultranza que hacían del modelo socioeconómico venezolano en los tiempos en los que empezaban a pasearse por los platós de televisión. Y no es de extrañar, porque todo lo que sea relacionarse con el caos y la ruina económica por la que atraviesa el país bolivariano podría espantar a un buen puñado de electores.

Con una hiperinflación desbocada, los intentos del Gobierno de Maduro por elevar las denominaciones de sus billetes y el salario mínimo de sus habitantes están siendo inútiles. Tanto que la cesta de la compra de los hogares venezolanos no para de subir. Según recuerda Gurusblog, el coste de la Canasta Familiar Básica, que calcula cada mes la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), ha pasado de los 78.621 bolívares de julio de 2015 a los más de 743.596 bolívares que costaba comprar los mismos productos en diciembre de 2016. Así, en año y medio, se ha producido un aumento en los precios de cerca del 1.000%.

venezuela-gurusblog.jpg

Los sueldos de sus habitantes también atraviesan por una dramática situación a pesar de que en ese mismo periodo el Ejecutivo de Maduro ha llevado a cabo 8 subidas del salario mínimo. Así, esa cuantía ha pasado de los 6.747 bolívares a los 63.720, lo que supone también una subida del 1.000%.

Pero aunque pueda parecer un aumento considerable, lo cierto es que, al cambio, un sueldo de 63.720 bolívares apenas equivale a 27 euros mensuales. Si tenemos en cuenta que en Bangladesh el salario mínimo en la industria textil es de 68 euros al mes, podemos ser conscientes de la situación límite que está azotando a Venezuela.

La comparativa con el país asiático no es casualidad. La deslocalización de empresas textiles a países como Bangladesh es utilizada de forma recurrente por la izquierda para demonizar a las compañías españolas, como Inditex o Mango, acusándolas de prácticamente esclavizar a su población. ¿Tendrán algo que decir esta vez con Venezuela o seguirán ignorando a sus habitantes?

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD