Menú

Los 'bonus' de Google, el sistema que convierte a sus trabajadores en millonarios

Los ingenieros del proyecto del coche autónomo de Google han llegado a recibir pagos multimillonarios.

0
Los ingenieros del proyecto del coche autónomo de Google han llegado a recibir pagos multimillonarios.
Coche autónomo | Twitter Waymo

Google, la multinacional estadounidense especializada en tecnología, paga muy bien a sus empleados y para retener su prodigioso talento –que les ha llevado al éxito absoluto– ofrece importantes cantidades de dinero en forma de bonus y salario variable (además del salario base).

Sin embargo, estos altos niveles salariales no siempre causan el efecto deseado por la empresa. Y esto es lo que le ha ocurrido a Google con los integrantes del proyecto del coche autónomo, que, durante 2015, vivió un éxodo de talentos sin precedentes. Los ingenieros del proyecto recibían tal cantidad de dinero, "millones de dólares"en bonus, según familiares cercanos, que ya no les merecía la pena seguir trabajando. Sin duda, el sueño de cualquier trabajador. Uno de ellos llegó a cobrar 16 veces su salario base, según Bloomberg.

El pasado diciembre, el proyecto se transformó en la compañía independiente Waymo y, según fuentes cercanas, se ha cambiado la estructura de pagos a una "más uniforme que trata a todos igual".

El proyecto del vehículo autónomo comenzó en 2009 y, dada la fuerte competencia, la compañía decidió hacer todo lo posible por retener a sus preciados trabajadores. Los primeros integrantes tenían un sistema de retribución poco común que variaba en función del desarrollo del proyecto. Pocos años después, cuando el proyecto empezó a crecer a pasos agigantados, los salarios de los trabajadores más antiguos se volvieron tan altos que muchos de ellos decidieron irse para abrir sus propias empresas.

El gran aumento de salarios ocasionó, a su vez, una subida del gasto total en salarios de miles de millones de dólares (y eso que el producto aún no se había comercializado). Ruth Porat, CFO de Alphabet, tuvo que dar explicaciones recientemente, ya que en el último trimestre de 2015 se produjo un aumento de los gastos de operaciones de un 14%, llegando a 6.600 millones de dólares. "Se debe a un aumento en los gastos en I+D por el cumplimiento de objetivos de otros años", señaló. Sin embargo, los analistas opinan que la causa son los bonus del coche autónomo.

Chris Urmson, antiguo jefe del proyecto, se fue el pasado agosto para crear su nueva startup. Otros miembros fundaron la compañía Otto, especializada en coches de conducción autónoma, que pronto fue absorbida por Uber. Bryan Salesky, antiguo ejecutivo de la compañía, creó Argo AI, una empresa que ha recibido 1.000 millones de dólares de inversión por parte de Ford. Ninguno de ellos ha querido hacer declaraciones al respecto.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD