Menú

Los tres últimos tuits por los que Alberto Garzón debería pedir perdón a los venezolanos

El representante de Unidos Podemos alaba el régimen chavista y justifica la condena a Leopoldo López por “golpista”.

0
Los tres últimos tuits por los que Alberto Garzón debería pedir perdón a los venezolanos
Alberto Garzón | EFE

Venezuela no sólo se está convirtiendo en una dictadura bajo el régimen bolivariano que instauró en su día Hugo Chávez y que hoy mantiene en pie su sucesor en el cargo, Nicolás Maduro, sino que está sumida en una grave crisis económica y social, en medio de una histórica hiperinflación y una inédita escasez de todo tipo de servicios y productos básicos, que, debido a su crudeza, ya tiene tintes de crisis humanitaria.

Pese a ello, el líder de IU y destacado miembro de Unidos Podemos, Alberto Garzón, lejos de lamentar o, como mínimo, reconocer la trágica situación que sufre el pueblo venezolano, se vanagloria de las supuestas hazañas y conquistas sociales que ha logrado el chavismo.

Pobreza y hambre

Así, en la entrevista que concedió a RNE el pasado martes, Garzón soltó tres perlas cuyo conocimiento indignaría a la mayoría de los venezolanos, a la vista del drama que sufren día tras día.

gartu01.jpg

Por desgracia, la realidad económica del país es muy distinta. El 82% de los hogares venezolanos vive en la pobreza, según la última Encuesta sobre Condiciones de Vida correspondiente a 2016, realizada por las universidades Central de Venezuela, Católica Andrés Bello y Simón Bolívar. El que un día fue la economía más próspera de América Latina es hoy la "más pobre" del continente. Nunca antes en la historia del país se había alcanzado tal nivel de pobreza.

En 2014, esta tasa se situaba en el 48%, de modo que casi se ha duplicado en los tres últimos años. Además, una de cada dos familias, el 52%, está en situación "pobreza extrema", lo cual lleva a aparejados importantes problemas de desnutrición. En concreto, hay 9,6 millones de venezolanos, casi un tercio de la población, quecome dos o menos veces al día, según dicho estudio. Es decir, el 32,5% de los venezolanos no puede permitirse siquiera tres comidas diarias, frente al 11,3% que existía en 2015. Asimismo, otro dato revelador es que casi el 75% de los encuestados afirmaron haber perdido una media de 10 kilos de peso entre 2015 y 2016 -la encuesta se efectuó a 6.500 familias-.

Venezuela sufre una severa escasez de alimentos y productos básicos enmarcada en una crisis económica que se refleja en una inflación galopante, un índice que se percibe en los constantes aumentos de los precios, pero que el Banco Central no ofrece desde finales de 2015, cuando dicho índice alcanzó el 180,9%. Según las últimas estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), la inflación rondará el 1.660% este año y escalará hasta el 2.880% el siguiente. La falta de medicinas también está provocando numerosas muertes por enfermedades e infecciones comunes.

Dictadura y represión

Esta trágica situación económica se suma a la constante violación de derechos y libertades fundamentales que ejerce el régimen de Maduro, algo que, sin embargo, Garzón tampoco reconoce, a la vista de cómo califica el encarcelamiento del líder opositor Leopoldo López.

gartu02.jpg

En su informe anual 2016 presentado este miércoles en París, Amnistía Internacional (AI) denuncia que continuaron los encarcelamientos de antichavistas en Venezuela, donde más de un centenar de personas fueron detenidas por razones políticas el pasado año. La ONG recuerda que a mediados de 2016 se ratificó en apelación la condena a casi 14 años de cárcel a Leopoldo López por los altercados registrados durante una protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro en 2014, pena confirmada de nuevo hace unos días por el Tribunal Supremo.

La opinión de esta organización sobre dicha condena no deja lugar a dudas: "Los cargos contra Leopoldo López nunca fueron adecuadamente sustanciados y la sentencia de prisión en su contra tiene una clara motivación política. Su único crimen es ser líder de un partido opositor en Venezuela", tal y como denunció en su día Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

AI también indica en su informe que, al cierre de 2016, no se habían aplicado las decisiones del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detención Arbitraria, entre ellas las referidas al alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y el exregidor municipal de San Cristóbal Daniel Ceballos. Todo en medio de la impunidad, pues sólo se habían iniciado 77 juicios de las más de 11.000 denuncias en 2015 por delitos contra el derecho internacional y violación de derechos humanos.

Igualmente, AI destaca los lentos avances para llevar ante la Justicia a los supuestos responsables de la muerte de más de 40 personas, tortura y malos tratos durante las protestas de 2014, entre ellos miembros de las fuerzas de seguridad del Estado. Además, los defensores de los derechos humanos siguieron siendo "blanco de ataques e intimidación" por parte de medios de comunicación estatales y cargos oficiales, al igual que los activistas de los derechos de los indígenas y ambientales, mientras las autoridades continuaron señalando a "los periodistas que mantenían una postura crítica".

El hecho de que en enero de 2016 el presidente Maduro declarara el estado de excepción y emergencia económica que aún se mantiene se tradujo en "disposiciones que podían restringir la labor de la sociedad civil y las ONG". A todo ello se suma que el Tribunal Supremo de Justicia limitó "drásticamente" las facultades de la Asamblea Nacional, de mayoría antichavista, y declaró a la cámara en desacato por incumplir varias sentencias, por lo que determinó que los actos legislativos son nulos y carecen de legalidad.

Uno de los países más corruptos del mundo

Por último, Garzón se congratula de que el ascenso de Chávez al poder dañó a las "oligarquías" económicas y políticas que han gobernado, tradicionalmente, Venezuela, pero sin reparar en que, lejos de acabar con ellas, el chavismo ha creado sus propias oligarquías, exacerbando, además, la corrupción política hasta límites insospechados.

gartu03.jpg

¿Quién lo dice? La ONG Transparencia Internacional. Según su último Índice de Percepción de la Corrupción, Venezuela es el país más corrupto de América Latina y uno de los 10 más corruptos del mundo. Aunque su puntuación de 17 unidades no ha variado con respecto al 2015, la percepción de corrupción de Venezuela sólo está por encima de países como Somalia -que con 10 puntos está en el último lugar de la lista- Afganistán, Corea del Norte, Yemen y Siria.

"Veo difícil que vaya a haber mejoras bajo el actual régimen", tal y como alertó Alejandro Salas, director para las Américas de Transparencia Internacional. "Es ingenuo pensar que los mismos que se benefician de algo lo vayan a cambiar".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation