Menú

La "filantropía barata" de Amancio Ortega: 500 millones de euros en donaciones

Desde que en el año 2001 Ortega pusiera en marcha la fundación, ha donado 500 millones de euros para proyectos sociales en España.

0
El fundador de Inditex, Amancio Ortega | Cordon Press

Cada vez que Inditex anuncia beneficios y se reafirma como una de las empresas que más venden de España y más puestos de trabajo crea, las redes sociales se llenan de hordas que arremeten contra la compañía y en particular, contra su fundador, Amancio Ortega.

Que el empresario gallego se haya convertido en uno de los hombres más ricos del mundo, sobre todo, teniendo en cuenta que empezó a construir su imperio trabajando como dependiente a los 14 años, no sienta nada bien a un gran número de usuarios de internet.

Ortega ni siquiera consigue salvarse de las críticas cuando decide llevar a cabo alguna donación de ámbito social o educativo en España. De hecho, algunos representantes políticos de izquierdas buscan en estos gestos altruistas una vía para cargar contra el fundador del gigante textil. La última polémica surgió el pasado lunes de la mano de la portavoz de Podemos en el Parlamento de Navarra, Laura Pérez.

"Filantropía barata"

La semana pasada se supo que la fundación de Amancio Ortega iba a donar 320 millones de euros para la adquisición de más de 290 equipos oncológicos de última generación que se instalarán en hospitales de todas las comunidades autónomas, una acción que ya ha empezado en Galicia y Andalucía. Tras el anuncio, Navarra ha sido la primera región en firmar un acuerdo con la fundación del empresario, un hecho que ha indignado a la portavoz de Podemos en la región.

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, y la vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez, esposa del empresario, han firmado un acuerdo para adquirir en los próximos 2 años equipos de última generación de diagnóstico y tratamiento del cáncer en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN). En total, Navarra recibirá 5,7 millones de euros que irán destinados a la instalación de un acelerador lineal para radioterapia y un equipo de braquiterapia, cuyo objetivo es incrementar la eficacia de los tratamientos, reducir su duración y hacerlos más confortables para los pacientes. Además, se adquirirán dos escáner para mejorar la planificación del tratamiento radioterápico y un mamógrafo digital, que aumentarán la eficacia diagnóstica.

Preguntada por esta donación, Laura Pérez aseguró que lo que ella quiere es "menos filantropía barata y más justicia fiscal". Añadió que "mediante una justicia fiscal progresiva y redistributiva seríamos capaces de dotar a nuestro sistema sanitario de recursos suficientes, sin necesidad de recurrir a este tipo de donaciones, que siguen desgravando al donante".

Según dijo, "tenemos que velar porque desde los poderes públicos no seamos los primeros en aceptar unos donativos que no vienen a ser más que la otra cara de unas políticas económicas injustas y poco redistributivas. Entre 2011 y 2014 Inditex, mediante la ingeniería fiscal, dejó de pagar 600 millones, en España 218 millones", indicó, sin especificar que saca ese dato de un informe que presentó el grupo de los Verdes en la Eurocámara,del que Inditex asegura que "contiene informaciones erróneas". Pérez siguió arremetiendo contra Ortega en sus declaraciones, y afirmó que "esos donativos vienen a hacer un lavado de imagen del donante cuando se trata de una persona cuyos ingresos son obtenidos de forma cuestionable".

Las donaciones de Amancio Ortega

Aunque para la portavoz de Podemos en el Parlamento de Navarra, regalar 320 millones no es más que "filantropía barata", lo cierto es que, desde que en el año 2001 Ortega pusiera en marcha la fundación, ha donado la friolera de 500 millones de euros en España, siendo la última partida conocida la más cuantiosa. Según los datos facilitados por la entidad a este periódico, entre 2001 y 2015, la Fundación Amancio Ortega invirtió 121 millones en proyectos altruistas a los que habría que sumarle los 379 millones "invertidos o comprometidos para los próximos años" y anunciados desde 2016.

La inversión de la Fundación Amancio Ortega está enmarcada en dos áreas de actuación: la educativa y la social. Las actividades del área educativa otorgan becas a los estudiantes para cursar 4º de la ESO o 1º de Bachillerato en Canadá o Estados Unidos; a los profesores, por presentar proyectos innovadores, y apoyan la formación agrícola. En el año 2015, últimos datos actualizados por la entidad, el 89% del presupuesto en educación fue destinado a los programas de formación de Bachillerato.

El área social es la que recibe la mayor parte del presupuesto de la fundación: en el año 2015 fue el 82% del desembolso total. Las acciones en esta categoría se ejecutan a través de proyectos de colaboración con otras entidades de referencia públicas y privadas. A través de estos convenios, las acciones de la Fundación Amancio Ortega "benefician a cerca de quinientos mil usuarios directos de las diferentes instituciones":

  • Equipamiento Oncológico para la Salud Pública de Galicia y Andalucía: en octubre de 2015, la fundación renovó todos los centros de diagnóstico y tratamiento oncológico del sistema público de salud de Galicia por un importe global de 17 millones de euros. En mayo de 2016, instaló 25 aceleradores lineales de radioterapia de última generación en los hospitales públicos de Andalucía con un presupuesto de 40 millones de euros. Este nuevo equipamiento, cuya instalación finalizará en 2019, permitirá realizar 225.000 sesiones de tratamientos oncológicos cada año con una mayor eficacia y una menor duración. Ambas aportaciones están dentro del programa de renovación de equipos anunciado la semana pasada.
  • Escuelas Infantiles de Galicia: en marzo de 2012 la fundación corrió con los gastos de la construcción de nueve escuelas infantiles de la red pública de Galicia. Desembolsó 27 millones de euros.
  • Programa Cáritas: fue en octubre de 2012 cuando la fundación aportó sus primeros 20 millones a Cáritas Española. El dinero fue al programa de atención primaria dirigido a cubrir las necesidades básicas de los beneficiarios, tales como los servicios de vivienda (suministros de luz, agua, mensualidades de alquiler...), a los que se les dedicó el 50% de los fondos; la alimentación (el 37%); el gasto farmacéutico (7%) y el escolar (5%). En 2014, hubo una nueva aportación de 20 millones de euros para los mismos fines. Gracias a ambas aportaciones han beneficiado de manera directa a 250.000 familias españolas.
  • Federación Española de Banco de Alimentos: en noviembre de 2014, la entidad del gigante textil aportó 4 millones de euros dirigidos a reforzar la estructura organizativa de esta federación. Esta financiación está siendo invertida, entre otras acciones, en la adquisición de material (equipos informáticos, cámaras frigoríficas, vehículos de transporte...), en la adecuación de las naves de almacenamiento o en el pago de suministros (combustible, electricidad, teléfono....).
  • Más ayuda y obra social: destacan los 7 millones de euros aportados para la construcción de la nueva sede de Proyecto Hombre Galicia en 2012 o los 30 millones para la nueva sede de la Institución Benéfico Social Padre Rubinos en Coruña, que incluye albergue, comedor social, centro de día para mayores y escuela infantil.

En el año 2015, el 70% del presupuesto social fue destinado al servicio gallego de salud, una tendencia que empezó a extenderse en 2016 a Andalucía, y que se repartirá a partir de este año por el resto de comunidades autónomas.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios