Menú

El alquiler turístico también beneficia a los barrios periféricos de Barcelona

Existe una creciente predisposición a descubrir el potencial de otras zonas que mitiga la saturación del centro y reparte los beneficios .

Libre Mercado
0
Skyline de Barcelona | Alamy

Las nuevas formas de viajar, la atracción de distintos perfiles de visitantes y la progresiva revitalización de algunos distritos alejados del centro son algunos de los factores que están haciendo que el mercado de viviendas vacacionales pueda verse como una solución para absorber el turismo en una ciudad que bate récords.

Hostmaker, una empresa de servicios de gestión para viviendas vacacionales- que opera con éxito en capitales como París, Londres o Roma- está experimentando un crecimiento exponencial en Barcelona. "Creemos que el alquiler de pisos turísticos en Barcelona y su área metropolitana contribuye a descongestionar el modelo turístico de la ciudad, haciéndolo más sostenible y responsable, paliando los efectos negativos de una excesiva concentración y repartiendo los beneficios hacia zonas que se hallan fuera de los circuitos habituales", afirma Nakul Sharma, fundador de Hostmaker.

El auge de los barrios periféricos

A pesar de que la demanda de pisos céntricos sigue siendo la más elevada -de ahí cierta concentración de la oferta de barrios como Ciutat Vella o la Dreta de l’Eixample, donde la tarifa media puede elevarse hasta los 200€ en viviendas de dos habitaciones gestionadas por Hostmaker-, existe una creciente predisposición a descubrir el potencial de otras zonas que mitiga la saturación del centro y reparte los beneficios del negocio.

Basándose en las reservas gestionadas en el último año, Hostmaker ha observado que el tipo de huésped que visita la ciudad puede clasificarse en grupos donde el perfil dependiente y conservador se opone al autónomo y explorador, algo especialmente notable en la distribución por barrios y poblaciones metropolitanas.

Mientras la primera tipología de viajero, más planificador, apuesta por reservar su estancia cerca de atractivos turísticos o en zonas muy bien comunicadas, la segunda, de perfil más curioso e incluso visitante asiduo de la ciudad, prefiere huir de masificaciones y descubrir el encanto de lo singular en barrios como Poble Sec o El Born, donde las tarifas medias por noche alcanzan los 107€ y los 129€ respectivamente.

Hostmaker, que prevé rozar la plena ocupación durante Semana Santa en Barcelona, ya cuenta con un 90% de alojamientos reservados para las próximas vacaciones en barrios tan dispares como la Dreta de l’Eixample, Gràcia, El Guinardó o Gran Via Sud -este último en L’Hospitalet de Llobregat- con unas tarifas medias diarias de 195€, 120€, 97€ y 137€ respectivamente.

La profesionalización, una garantía de seguridad

Independientemente de donde se encuentre su propiedad, cada vez son más los dueños de pisos turísticos con licencia que optan por contratar los servicios de gestión profesional de los expertos en hostelería de Hostmaker, una decisión que puede conllevar un incremento de los beneficios de hasta un 50%.

Con la vocación de brindar un servicio excelente tanto a huéspedes como a propietarios, no solo garantizan altos niveles de ocupación y la optimización de las tarifas medias diarias en todas las reservas, sino que permiten que el anfitrión de Airbnb o cualquier otra plataforma similar pueda olvidarse por completo de todas las tareas que ello implica. Una solución segura y eficaz para cada vez más usuarios de Airbnb, tanto en términos de ocupación como de ingresos y satisfacción del usuario final.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco