Menú

Kiabi: "Ya no somos un hipermercado de la ropa"

España es el segundo mercado de la francesa. "Vamos a doblar el tamaño con 35 tiendas más", señala su director general, César de Vicente. 

0
Kiabi: "Ya no somos un hipermercado de la ropa"
El director general de la compañía en España | Kiabi

Kiabi pisa el acelerador en España. Aunque la textil francesa aterrizó en nuestro país en el año 1993 con su primera tienda en Valencia, en los últimos años, su política de expansión está haciendo crecer a la empresa a pasos agigantados.

Con la crisis, "como nosotros estábamos muy bien posicionados en precio, nos fue bien", reconoce el director general de la compañía en España, César de Vicente, en una entrevista con Libre Mercado. Las camisetas por menos de 10 euros y los vaqueros por menos de 20 forman parte de sus productos estrella. Además, Kiabi tiene un surtido de prendas que le diferencia de sus rivales: las tallas grandes.

Además de ofrecer unos precios extremadamente competitivos en un momento en el que los españoles veían tambalear sus ingresos, César de Vicente asegura que fue el plan de transformación que la empresa comenzó a poner en marcha en el año 2011 la razón "que ha hecho que estemos creciendo a doble dígito cada año en España desde 2012". Señala que su estrategia digital, la llegada a los principales centros comerciales del país y la incorporación de "más moda" en sus colecciones son los tres ejes fundamentales del cambio de la compañía.

"Fuimos pioneros en el lanzamiento de la tienda web y cada vez lo somos más en la estrategia omnicanal", asegura el directivo. Kiabi apuesta por la integración de todos sus canales de venta, desde la tienda física hasta el smartphone, pasando por la web.

Otra de las "transformaciones que estamos viviendo en España es que hemos pasado de ser un hiper de la ropa a una marca de moda", apunta De Vicente. Asegura que pueden hacerlo "porque ahora compramos mucho mejor, hemos mejorado la rotación de los productos y también el residual, que es el producto que te queda a final de temporada". Además, "optimizamos al máximo la logística y los gastos". La ausencia de outlets está dentro de su estrategia de precios bajos.

Duplicará su tamaño en España

Actualmente, la compañía francesa cuenta con 54 tiendas repartidas por todo el territorio nacional, pero se plantea un objetivo ambicioso para los próximos 5 años: "Doblar el tamaño de la empresa con 35 tiendas más", ha avanzado el director general de la compañía en España. En este sentido, asegura que "próximamente abriremos en el centro de las ciudades".

La francesa tiene 1.400 empleados en España, "de los que el 80% son accionistas", cuenta De Vicente. La compañía lanzó este plan de accionariado en 2011, "en lo peor de la crisis", asegura. "Quisimos que cada empleado se sintiera como un emprendedor siendo participe de los resultados de la empresa y fuera recogiendo sus frutos. Y llevamos 4 años creciendo", añade. En 2016, Kiabi obtuvo una facturación de 210 millones de euros en España, un 14,75% más que los 183 millones de 2015.

"Primark es un competidor más"

Kiabi pertenece al grupo Mulliez, que también es propietario de otras grandes cadenas de distribución como Leroy Merlin, Alcampo, Decathlon o Norauto. La compañía es líder en Francia, y tiene a España como segundo mercado. De Vicente asegura que no tiene miedo del país que vio nacer al imperio Zara. "El mercado español es muy competitivo. Tenemos competidores nacionales muy potentes, como Inditex o Mango, pero también los extranjeros han entrado con mucha fuerza, como H&M o Primark. No da miedo si estás a un buen nivel para crecer", asegura.

El directivo cree que el repliegue de la cadena C&A en nuestro país, que ha anunciado el cierre de 23 tiendas y un ERE para 300 empleados, no se debe a la hegemonía de Primark en el sector del bajo coste textil. "C&A, sí es un competidor, pero está pasando por un proceso de transformación y por una situación complicada en muchos países no sólo en España", asegura.

Kiabi, apodado en muchas ocasiones como el Primark francés o el Primark de las tallas grandes, quiere huir de todo lo negativo que rodea al concepto moda de bajo coste. "Más que low cost prefiero decir low price porque el concepto de calidad es muy importante para nosotros", señala el directivo. "Primark es un competidor más, como puede ser H&M. Ambas están en el mismo segmento que nosotros", insiste.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios