Menú

¿Qué van a hacer los supermercados con el aceite de palma?

Las propias cadenas de supermercados ponen en entredicho el aceite de palma.

Las propias cadenas de supermercados ponen en entredicho el aceite de palma.
Elaeis guineensis, fruta de la palma, del que se extrae el aceite de palma | Pixabay

En los últimos meses, el uso del aceite de palma en los alimentos procesados ha generado mucha polémica. Hasta las propias cadenas de supermercados han puesto en entredicho a este producto debido a las presiones de sus propios clientes y a las advertencias de muchos expertos que aseguran que se trata de una grasa poco saludable.

Ayer martes, la cadena de supermercados Lidl se comprometió a eliminar el 100% del aceite de palma de su surtido Bio en 2017. La compañía alemana también le quiso declarar la guerra al azúcar, y anunció que reducirá el 33% del azúcar presente en la mitad de su gama de bebidas azucaradas de sus marcas propias (Freeway y Solevita).

Lidl hace esta promesa un mes después de que Aldi, uno de sus principales competidores, hiciera el mismo anuncio sobre el aceite de palma de sus productos GutBio. Aldi también se puso como fecha el 2017. Según Aldi, su gama ecológica actual está integrada por más de 200 referencias,de las que el 14% de los productos llevan aceite de palma.

A pesar de que no estén totalmente claros sus efectos nocivos sobre la salud, las principales cadenas de distribución españolas han comenzado a reclamar a sus proveedores que dejen de usar este aceite, y en los casos en que no sea posible sustituirlo, piden utilizar aquel que cuenta con certificado de sostenibilidad.

En la última memoria del Grupo Siro, el principal fabricante de bollería de Mercadona, la compañía se compromete a eliminar el aceite de palma de sus ingredientes. "De acuerdo a las tendencias de consumo, desde los diferentes negocios seguiremos profundizando en el desarrollo de soluciones más saludables: con menores niveles de grasa y azúcares, con nuevos cereales y otras materias primas, eliminando la grasa de palma y aditivos, entre otras", reza el texto.

Alcampo ha asegurado que trabaja con sus proveedores "con el objetivo final de eliminar el aceite de palma" de sus marcas propias, aunque por el momento no tiene una fecha concreta para conseguirlo. En DIA subrayan que su política pasa también por "sustituir siempre que sea posible tecnológicamente" este ingrediente, y cuando no es viable reclaman que utilicen aceite de palma con certificado de sostenibilidad. En Carrefour han explicado que han optado por exigir el uso de aceite de palma sostenible a sus proveedores y en Eroski también apuestan por la reducción. En El Corte Inglés aseguran que ya forman parte de un grupo de trabajo sobre este ingrediente en el marco del Consumer Goods Forum con el propósito de que todo el aceite de palma utilizado cuente con un certificado ecológico. Todavía habrá que esperar a ver si estos anuncios van más allá de una mera declaración de intenciones.

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador