Menú

¿Cuál es el precio del postureo? Ya puedes montar tu propio bar de cereales

Cuatro jóvenes de 27 y 28 años son los creadores de la primera cafetería de cereales de España, que ha franquiciado su marca para abrir 20 locales.

0
¿Cuál es el precio del postureo? Ya puedes montar tu propio bar de cereales
Llega la fiebre de las cafeterías de cereales a España | Hunters

Si osas entrar a un bar de cereales en Madrid sin un teléfono móvil o sin tu cuenta de Instagram activa, date media vuelta porque te has equivocado de sitio. El boom de estas particulares cafeterías ha llegado a la capital, y todo apunta a que se extenderá a las principales ciudades españolas.

Los fundadores de Cereal Hunters presumen de haber abierto la primera cafetería de cereales de España. Estos jóvenes emprendedores eligieron al popular barrio de Malasaña para ubicar su primer establecimiento hace ya un año. "Tenía que ser ese barrio. Solo mirábamos locales allí, aunque fue complicado. En Malasaña hay muy pocos locales de hostelería libres y los dueños juegan con el precio. Los que había, eran muy pequeños o se traspasaban por un mínimo de 50.000 euros con un equipamiento que no íbamos a usar… Estuvimos 9 meses buscando como locos", cuenta Marcos Villaplana, uno de sus fundadores, en una entrevista con Libre Mercado.

El éxito de haber optado por este territorio hipster para lanzar su negocio fue inmediato. La insólita estampa de una cola de clientes que daba la vuelta a la cafetería para tomarse unos cereales empezó a ser un habitual en Hunters. "Y todavía sigue habiendo cola los fines de semana", apunta Jaime Salvat, otro de ellos.

xolas-cereal-hunters.jpg
Colas en el local de Malasaña

¿Una moda pasajera?

Y es que para los que pensaban que no hay vida más allá de los Frosties de Kellogg’s, Hunters comercializa 120 tipos diferentes de cereales importados, sobre todo, de EEUU y Reino Unido. Para acompañarlos, tienen cerca de 20 tipos de leche y batidos y más de 15 categorías de toppings, desde nubes hasta M&M. El ticket medio ronda los 4 euros por bol. Los hasta ahora extinguidos en España Froot Loops y los Reese's Puffs, unas bolas de crema de cacahuete, son sus productos más vendidos.

El modelo de negocio de Hunters viene exportado directamente de Londres tras el éxito del Cereal Killer, aunque son muchas las ciudades europeas donde están triunfado este tipo de establecimientos. En uno de sus viajes a la capital británica a Cristina López (27) le llegó la inspiración. Esta licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas le comentó la idea a su compañero de carrera, Marcos Villaplana (27), a quien le entusiasmó. Marcos hizo lo mismo con sus "vecinos de toda la vida" Jaime Salvat (27) y José Javier Fernández (28). Ya eran cuatro.

fundadores-cereal-hunters.jpg
Cristina, Marcos, Jaime y Carlos Barbadillo, en un encuentro con los medios

Cuentan que en dos años reunieron el dinero necesario para lanzar el negocio, "unos 60.000 euros entre los cuatro", con ahorros propios. "Poca gente confiaba en esto, pero al final los padres nos apoyan y nosotros somos cabezotas", asegura ella.

Cristina reconoce que el llamado postureo es uno de los atractivos de su negocio. Tanto que "el 99% de los clientes hace una foto y después la sube a las redes sociales" antes de meter la cuchara en el bol. Por ello no es de extrañar que el perfil de sus visitantes esté entre los 15 y los 25 años. "La gente quiere estar en Cereal Hunters incluso aunque no le gusten los cereales. Se ha convertido en una moda", añade. Ante el peligro de que su negocio no sea más que una fiebre pasajera, la joven defiende que "los cereales se comen de toda la vida. El concepto es moda, pero el producto no".

Lejos de suponer un handicap, estos cuatro empresarios consideran que su corta edad les ha permitido vender muy bien su negocio en las redes sociales, que es donde está su público y un campo con el que están muy familiarizados.

Se expandirán en formato franquicias

Tras el éxito de Malasaña, los jóvenes volvieron a apostar por su concepto de negocio con la apertura de otro local en la calle Príncipe de Vergara el pasado mes de abril. El siguiente paso será salir de Madrid con un formato de franquicias que, aseguran, "ha tenido mucho interés". Tanto es así que en poco más de un mes han recibido más de 250 solicitudes de información por parte de otros emprendedores. "Quieren pillar el negocio en la cresta de la ola", asegura Carlos Barbadillo, miembro de la asesoría de franquicias Barbadillo y Asociados y responsable de la expansión de la marca.

Tan optimista es la apuesta de Cereal Hunters que prevén abrir unas 20 franquicias durante el próximo año. En este momento, tienen las negociaciones "muy avanzadas" para inaugurar las primeras unidades en ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla en los próximos meses. En lo que se refiere a la expansión internacional, la enseña también ha puesto su punto de mira en Latinoamérica. "Con recursos propios sería imposible llegar tan lejos", asegura Jaime Salvat.

La inversión inicial necesaria para ser franquiciado de Hunters es de 35.000 euros y se requiere una ubicación en centros urbanos con una población mínima de 80.000 habitantes. El contrato tendrá una duración de 5 años y prevé "siendo conservadores" una facturación bruta de 400.000 euros anuales y un "margen de beneficio por encima del 30%".

Estos chicos aseguran que no temen a la aparición de nuevos competidores, como es el caso del Cereal Lovers de Antón Martín. Curiosamente, esta enseña también asegura ser el primer bar de cereales de España. ¿Habrá guerra de marcas? ¿Una burbuja de los bares de cereales? Todavía es pronto para ver qué futuro le depara a este nuevo fenómeno.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios