Menú

Dinamarca reduce las subvenciones al coche eléctrico y las ventas se hunden

Sin los incentivos públicos y las exenciones fiscales, las compras de este tipo de vehículos se han desplomado un 60% en el último año.

Sin los incentivos públicos y las exenciones fiscales, las compras de este tipo de vehículos se han desplomado un 60% en el último año.
Coche eléctrico Tesla cargando | Pixabay/CC/Blomst

Dinamarca, un país pionero en energías renovables, ha dejado a la deriva a los coches eléctricos. Las ventas, tanto de híbridos como de coches eléctricos, han caído más de un 60% en el primer trimestre del año si se compara con el dato de hace un año, según datos de la European Automobile Manufacturers Association, publicado por Bloomberg.

Unos datos que contrastan con los de Suecia, el país vecino, que ha visto cómo las ventas de coches eléctricos han crecido un 80%, y los de la Unión Europea, que han tenido un crecimiento del 30%. Parece que los vehículos eléctricos no son lo suficientemente atractivos sin una buena subvención, al menos, de momento.

ventas-coches-electricos.jpg
| Bloomberg

En el año 2015, se compraron 5.298 unidades, más del doble que las que se vendieron en Italia en el mismo año y que tiene el doble de población de Dinamarca. Pero esta compra masiva se debió más a la conveniencia que a la preocupación por la contaminación. En el año 2015, los coches eléctricos se beneficiaron de no pagar la tasa de importación del 180% existente, que sí se aplica a los coches de motor.

Sin embargo, en otoño de 2015, el primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, anunció que estos incentivos se eliminarían progresivamente por motivos presupuestarios y para igualar la competencia en el sector del automóvil. Tesla, que por aquel entonces tenía unos buenos datos de ventas, presionó en contra de esta medida y Elon Musk, CEO de la compañía, anunció que las ventas se verían muy afectadas.

Según los planes del gobierno, las exenciones fiscales a los coches eléctricos se eliminarían entre 2016-2020, para, finalmente, tratar de igual a ambos tipos de coches. Sin embargo, unos datos tan negativos en las ventas han obligado al gobierno danés a mantener un impuesto de matriculación del 20%, al menos, hasta que se vendan 5.000 unidades entre el período 2016-2018. Eso sí, improrrogable.

Así, el nuevo plan establece que, a partir de 2019, el impuesto subirá hasta el 40%, con una deducción de unos 1.350 euros. En 2020, el impuesto pasará a ser un 65% del valor del vehículo y un 90% en 2021. Finalmente, la tasa se equiparará a la coches de combustión, llegando al 100% en 2022.

Por el contrario, en Suecia, las ventas de coches eléctricos siguen aumentando gracias a las subvenciones, como la reducción de impuestos durante cinco años y una ayuda en la compra de 4.600 dólares. Laerke Flader, jefe de Danish Electric Car Alliance (Alianza Danesa del Coche Eléctrico), señala que "la industria del automóvil no puede invertir en un mercado que no se sabe si seguirá al año siguiente. Prefiere invertir donde las condiciones sean mejores y a largo plazo". No obstante, Frader apunta que "tan pronto como se permita hacer publicidad a los concesionarios de precios libres de impuestos, subirán las ventas".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso