Menú

"Hasta los estados con mejor salud caerán. Entonces, el dólar no será refugio, el oro sí"

Gabriel Ruiz, presidente de SEMPI, ha analizado con los expertos Manuel Llamas y Juan Ramón Rallo las claves de la inversión en oro.

Libre Mercado
0

Muchos inversores han visto en el oro el mejor escudo para protegerse de una crisis financiera. "El oro es el activo más seguro, rentable y líquido de la tierra", ha señalado el presidente de la Sociedad Española de Metales Preciosos de Inversión, SEMPI, Gabriel Ruiz, en una nueva edición de Diálogos en Libertad.

Esta mesa de debate organizada por el grupo Libertad Digital ha reunido a los expertos Manuel Llamas, jefe de Economía de Libertad Digital, Juan Ramón Rallo, Director del Instituto Juan de Mariana y colaborador de esRadio y Gabriel Ruiz, pesidente de SEMPI, para analizar los fundamentales del oro, su historia a lo largo de los últimos siglos y el papel protagonista que tiene este metal precioso como activo monetario de reserva de valor, así como sus diferencias con el oro papel, un activo especulativo.

Lejos de la complejidad de algunos activos financieros, la sencillez en la operativa del oro lo convierten en una opción apta para cualquier perfil de inversor. "En el pasado la fabricación era exclusivamente de grandes piezas, lo que circunscribía sólo a las grandes fortunas", recuerda Gabriel Ruiz. Ahora, se pueden comprar desde pepitas de oro a lingotes, pasando por monedas, por lo que se trata de una inversión factible para todos los bolsillos. Para los inversores de alta capacidad económica, Ruiz recomienda asegurar en oro físico "entre un 20% 35%", para las personas que dependen de un salario medio, Gabriel considera que sería óptimo asegurar en oro "el 100% del capital disponible" porque, "estamos hablando de una operación que se debe establecer a medio y largo plazo. Una persona que tiene poco, ¿con qué va a respaldar lo que tiene? Con algo que de verdad le dé esa capacidad que tiene el oro físico de rentabilidad, de seguridad y de liquidez".

"Cada vez está más extendida la idea de que el oro debe formar parte de la cesta de cualquier inversión, aunque debe desvincularse de los negocios Compro Oro que surgieron con la crisis y del oro papel, que tiene fines especulativos. Hablamos de oro físico", matiza el presidente del SEPMI, que constituye "un valor refugio" y no un valor especulativo.

Precisamente, SEMPI ha impulsado este desayuno informativo ofrecido por la cortesía de Delikia Fresh y gracias al buen hacer de Able, responsable del diseño y puesta en marcha de la sala Diálogos en Libertad en las instalaciones de Libertad Digital.

"El oro es un grito de libertad"

Para Gabriel Ruiz, "el oro es un grito de libertad" que nos permite no estar sujetos a las decisiones de políticos, bancos centrales y a la propia evolución de las monedas. El experto ha puesto como ejemplo el caso de que si hace 15 años hubiéramos guardado 1.000 euros en billetes en una caja y el equivalente en oro en otra, la caja de oro valdría a día de hoy entre 3.600 y 3.800 euros, mientras que la caja de billetes valdría menos que la cantidad inicialmente aportada. "Esto implica que nos estamos empobreciendo", añade.

"Si queremos usar la moneda como depósito de valor a largo plazo, vemos que es un pésimo activo. Entonces, la gente busca otra alternativa, pero el problema es que esos activos se pueden devaluar o que no siempre están a buen precio, como los inmobiliarios", ha apuntado Juan Ramón Rallo, ante esta realidad, el oro se convierte en un depósito de valor a largo plazo con garantías.

La deuda pública y los depósitos bancarios tampoco son una garantía para salvaguardar nuestros ahorros. "La confianza en el oro no es una cuestión de fe como las monedas fiduciarias. Es curioso como actúa la psicología humana, pero la gente confía en la deuda pública cuando los políticos son unos pésimos pagadores. Por ejemplo, España tiene el récord de quiebras soberanas. También hay gente que deposita su confianza en los bancos, y están perdiendo dinero conforme avanza la inflación. Además, su dinero no está el banco, ha sido utilizado para prestárselo a otras personas", ha destacado Manuel Llamas.

"La deuda pública es devorada por la inflación al igual que los depósitos", añade Rallo, quien ha recordado una frase que suele pronunciar el inversor Warren Buffet, "la deuda no es una inversión con rentabilidad libre de riesgos, sino un riesgo libre de rentabilidad". Además, "en periodos largos, como 30 años, no sabemos cómo va a estar un gobierno. No hay estados eternos, hasta los que ahora sufren de buena salud caerán seguro. Entonces, el dólar no será un refugio y el oro sí lo será" vaticina.

En la misma línea va el responsable de economía de Libertad Digital, que considera que el "oro es el valor refugio por excelencia porque tiene una enorme estabilidad. Y tanto es así, que en la Antigua Roma podías comprar una túnica con la misma cantidad de oro con la que hoy compras un buen traje".

En este sentido, el presidente de SEPMI ha asegurado que "el oro es un activo triple A, no porque lo diga ninguna empresa, sino porque no representa la deuda de nadie".

"Un seguro a largo plazo"

Mientras la inflación es la enemiga más voraz del dinero fiduciario, la evolución del oro registra el efecto contrario. "En los últimos 40 años vemos que la revalorización del oro físico ha crecido un 3% anual mientras que, en ese mismo periodo, el dólar se ha devaluado justo un 3% anual", recuerda Manuel Llamas. Por tanto, "la rentabilidad del oro es proporcionalmente inversa a la moneda que llevamos en los bolsillos", afirma Gabriel Ruiz.

El estallido de la burbuja de deuda pública es otra de las sombras que acechan a la estabilidad de los mercados, así como los movimientos populistas en numerosos países del mundo (Francia, Italia, Grecia, España...). "Existen fundamentos para pensar que se está produciendo una burbuja, lo que no se sabe es cuándo va a explotar. De hecho, hace años que estuvo en riesgo la supervivencia del euro y seguimos teniendo gobiernos manirrotos que gastan más de lo que ingresan. Luego está el auge de determinadas fuerzas populistas que claman por regresar a sus monedas nacionales con el único fin de imprimir más moneda, devaluándolas, para gastar sin limite", señala Manuel Llamas.

"El comprador de oro tiene que tener claro de que es un seguro a largo plazo. De hecho, podría ser una respuesta para el problema de las pensiones en España", asegura Gabriel Ruiz. Además, ante cualquier problema en el país donde reside el propietario del oro, tiene la garantía de que "es un dinero internacionalista, que se usa en cualquier parte del mundo", añade Rallo.

Volver al patrón oro que abandonaron los países en los 70, sería difícil técnicamente en opinión de Juan Ramón Rallo, pero no imposible. "Ataría las manos a los bancos centrales y les obligaría a ser más disciplinados. Y también a los gobiernos para no endeudarse de manera imprudente e insostenible". En cualquier caso, Juan Ramón también advierte de que un regreso mal planteado al patrón oro podría traer más problemas que soluciones.

"Los bancos centrales están comprando oro, Alemania ha pedido la repatriación del oro a su país, China está explotando todas sus minas de oro y ha empezado a comprar minas en el extranjero. Cuando las barbas de tu vecino veas cortar….". concluye el presidente del SEPMI.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios