Menú

Lasso: "El gobierno de Ecuador es ilegítimo y solo el dólar nos está salvando"

El empresario Guillermo Lasso ha denunciado un régimen que frena cualquier oposición. 

0
El empresario Guillermo Lasso ha denunciado un régimen que frena cualquier oposición. 
Guillermo Lasso | Wikipedia

Desde que decidió dar el salto a la política, el empresario Guillermo Lasso ha logrado convertirse en un referente para los ecuatorianos que buscan una alternativa al régimen socialista que ha liderado durante la última década el polémico mandatario bolivariano Rafael Correa. El pasado mes de febrero, Lasso logró avanzar a la segunda ronda de las elecciones presidenciales, un desempate en el que los resultados oficiales dieron como vencedor al sucesor de Correa, Lenin Moreno, entre sospechas generalizadas de fraude.

Lasso ha pasado por España para participar en el X Foro Atlántico, organizado por la Fundación Internacional por la Libertad (FIL). Su intervención no pudo ser más clara: "el gobierno de Ecuador es ilegítimo. Hemos vivido un fraude a la democracia y ese fraude se ha dado antes, durante y después de las elecciones".

El empresario guayaquileño denunció que el régimen andino "crea sus propias leyes para frenar cualquier avance de la oposición, pero funciona al margen de esas mismas normas, garantizándose todo tipo de ventajas. Es imposible competir en un plano de mínima igualdad. Como candidato, enfrenté a todo un Estado".

Como ejemplo, Lasso citó el caso de la televisión, "donde el régimen controla cinco distintos canales de televisión que, por supuesto, no paran de criticarme y de atacarme. Pero yo he sentido siempre que mi obligación moral era la de competir y estar ahí, dando la batalla por la democracia y la libertad. Por eso conseguimos pasar a una segunda vuelta, porque salimos a defender los votos".

El político liberal recordó que "en Ecuador hay perseguidos políticos y familias destrozadas por ese sectarismo. La lista es larga, son más de doscientas personas. Activistas, periodistas, políticos… Todos ellos sufren esa persecución. En mi caso, las semanas previas a la elección estuvieron marcada por una campaña vergonzosa, sucia, llena de infamias, coordinada desde Argentina por los aliados kirchneristas del régimen de Correa". El acoso ha llegado al plano personal: "mi esposa, mi hijo y yo fuimos agredidos a la salida de un partido de fútbol por una turba oficialista que acudió a tirarnos piedras, a insultarnos, a golpearnos… Pero ni si quiera de esa forma han logrado frenarnos".

Lasso denunció en Madrid que el correísmo destituyó al General del Ejército por defender la cadena de custodia de las urnas, algo esencial para evitar el fraude. Ya en la jornada electoral, "la empresa de encuestas CEDATOS, asociada a la red internacional de GALLUP, publicó una exit poll que daba un 53-47 a mi favor. Hablamos de un triunfo de seis puntos porcentuales, de acuerdo con una firma de sondeos de máximo prestigio. Y, una vez empezó el escrutinio, esa tendencia se fue confirmando. Al 20 por ciento, mi candidatura estaba por delante. Pero entonces llegó el apagón electoral. Por media hora, desaparece la web del Consejo Nacional Electoral. Y, cuando reaparece, el grueso del escrutinio se ha completado y los resultados aparecen súbitamente en mi contra".

Pero el fraude que denuncia Lasso no solo tiene que ver con las elecciones. "También está la mordaza que posibilita la Ley de Comunicación. El caso Odebrecht, por ejemplo, se ha tapado en Ecuador. La prensa y las redes sociales han intentado sortear esa mordaza, pero el control es férreo y eso impide informar en libertad", señaló antes de añadir que "no hay mejor Ley de Comunicación que la que no existe".

Considerando todo lo anterior, Lasso afirma que "el gobierno de Ecuador es ilegítimo y hay que decirlo claramente. A Lenin Moreno lo ha nombrado el el Consejo Nacional Electoral, no lo han nombrado los votantes".

El dólar blinda a Ecuador

Mirando al futuro, Lasso insiste en la importancia de mantener la dolarización. "Desde hace años, tienen un proyecto de dinero electrónico con el que pretenden expulsar al dólar. Es un disparate. Tener el dólar nos está salvando, pues permite amortiguar el hundimiento de la economía y evitar un desplome aún mayor, solo eso actúa como freno", explica. También le preocupa "la deuda que está acumulando Ecuador, que será impagable en un futuro".

¿Hay motivos para la esperanza? Lasso cree que sí: "he recorrido Ecuador en numerosas ocasiones y he llegado a la conclusión de que la mayoría de los pobres de mi país son liberales, porque su aspiración es llegar a ser emprendedores, llegar a crear su propia empresa… Y ese es el sueño que debemos cultivar para que Ecuador progrese. De lo contrario, seguiremos el camino venezolano".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD