Menú

Blackstone negocia con Santander comprar más del 50% del ladrillo de Popular

El fondo estadounidense negocia en exclusiva con el Banco Santander la adquisición de más del 50% de los activos inmobiliarios del Banco Popular.

LM/Agencias
0
Blackstone negocia con Santander comprar más del 50% del ladrillo de Popular
Logo del Banco Popular | Banco Popular

El fondo estadounidense Blackstone negocia en exclusiva con el Banco Santander la adquisición de más del 50% de los activos inmobiliarios del Banco Popular, puesto que la intención es que se haga con una participación mayoritaria de la cartera inmobiliaria de esta entidad. La operación previsiblemente se cerrará en cuanto las autoridades europeas den el visto bueno, según explica el propio Banco Popular, ya en manos del Banco Santander, en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

En esta misma comunicación confirma que en los últimos días ha recibido distintas ofertas vinculantes de varios inversores, entre ellos Blackstone, interesados en adquirir una participación mayoritaria en el conjunto de activos adjudicados y créditos morosos que forman parte de la cartera de Popular, derivados principalmente de la financiación de actividades inmobiliarias. El fondo estadounidense, según adelantaba este lunes El Confidencial, se ha impuesto como el favorito frente a otros dos gigantes internacionales, Lone Star y Apollo, que hace una semana presentaron ofertas por esta cartera.

El pasado viernes, el consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, comentó en una conferencia con analistas que el grupo confiaba en vender en el corto plazo al menos el 51% del negocio inmobiliario del Banco Popular y hacerlo "a precios de mercado", sin descartar que en un futuro podría desprenderse íntegramente de ese lastre. "A la larga podríamos vender el 100% de los activos inmobiliarios", añadió, aunque a renglón seguido matizó que lo más probable es que por ahora vendieran el 51% de ese negocio.

El grupo que preside Ana Botín reconoció que su exposición inmobiliaria, especialmente tras la adquisición del Banco Popular es "demasiado alta" y, "si es posible, queremos reducirla rápidamente", "a precios de mercado o incluso por encima". El número dos del banco consideraba que con la recuperación inmobiliaria que vive España, Santander podría obtener mayores beneficios por esos activos y reducir las pérdidas de su división inmobiliaria, pero aún así apostaba por desprenderse cuanto antes de buena parte de esa carga.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation