Menú

Fomento cede a la presión de los sindicatos para evitar más huelgas en los aeropuertos

Los sindicatos de Aena y Enaire aplazan la huelga y el Gobierno analizará las condiciones laborales de la seguridad privada en infraestructuras.

0
Los sindicatos de Aena y Enaire aplazan la huelga y el Gobierno analizará las condiciones laborales de la seguridad privada en infraestructuras.

Los sindicatos mayoritarios de Aena y Enaire, UGT, CCOO y USO, han acordado el miércoles aplazar la convocatoria de huelga en los aeropuertos españoles hasta evaluar las propuestas que Fomento ponga sobre la mesa negociadora en la reunión del próximo 7 de septiembre. Los sindicatos mantienen el preaviso de huelga de veinticinco jornadas, pero han señalado a Efe que esperarán a la próxima cita con Fomento para "valorar y adoptar" una decisión sobre la convocatoria formal o no de una huelga.

El Gobierno, por medio del secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, comunicó en una primera toma de contacto que necesitaba más tiempo para responder a las reivindicaciones de los trabajadores, al afectar a varios ministerios, fundamentalmente el de Hacienda y el de Función Pública.

Las cuestiones que plantearon los sindicatos ante el número dos de Fomento se refieren al incremento de la plantilla en Aena y Enaire, a la subida salarial, las condiciones de trabajo y la prórroga hasta 2021 del convenio vigente para ambas empresas. Fomento tiene voluntad de negociar todas estas cuestiones, como adelantó Gómez-Pomar, y ya ha presentado las primeras propuestas sobre el incremento de la plantilla.

El aplazamiento por parte de los sindicatos de una convocatoria formal de paros en los aeropuertos implica que, de producirse la huelga, no comenzará el 15 de septiembre como figura en el preaviso, sino quearrancaría desde el día 17de ese mismo mes, diez después de la próxima reunión en Fomento. Aena y Enaire, participadas mayoritariamente por el Estado, han insistido que comparten "el planteamiento de base" de los sindicatos en cuanto a la "conveniencia" de incrementar las plantillas por encima de la tasa de reposición y la mejora de los salarios.

Mesa de negociación sobre la seguridad privada

Por otro lado, el Gobierno arrancará, previsiblemente esta semana, junto a organizaciones sindicales y empresariales, las reuniones para analizar la situación en los servicios de seguridad privada, especialmente en las infraestructuras de carácter público, con el fin de abordar las condiciones laborales y de contratación pública en estos servicios y abrir un grupo de trabajo.

Así lo ha anunciado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, durante su comparecencia ante la Comisión de Fomento del Congreso para explicar las actuaciones seguidas durante el conflicto laboral en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat entre la empresa Eulen, adjudicataria del servicio de seguridad, y sus trabajadores, que reclamaban un aumento de la plantilla y mejores condiciones laborales.

El ministro ha explicado que este grupo de trabajo analizará "cuantas cuestiones contribuyan a la mejora del servicio y las condiciones de trabajo de la seguridad privada en el transporte terrestre, marítimo y aéreo", con "especial incidencia", ha dicho, en la contratación pública, la estabilidad laboral, la formación profesional en el sector, los tiempos de trabajo y la seguridad y la salud laboral. Este grupo de trabajo, propuesto por las organizaciones sindicales y aceptado por el Gobierno, estará compuesto por 16 miembros: ocho representantes de la Administración General del Estado, cuatro de las organizaciones sindicales y otros cuatro de organizaciones empresariales.

En él no solo estará presente el Ministerio de Fomento, sino también estarán involucrados otros departamentos, como los de Interior -este tipo de empresas colaboran con sus servicios en infraestructuras estratégicas donde no alcanza con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado- y Empleo -habida cuenta que el sector ya cuenta con un convenio colectivo-. De la Serna ha explicado además que en paralelo se pondrá en marcha otro grupo de trabajo -este con ocho miembros: cuatro por parte de la Administración, dos de los sindicatos y otros dos de la patronal- para definir los objetivos y agilizar los trabajos de esta comisión.

El titular de Fomento ha asegurado que la aceptación por parte del Ejecutivo de este grupo de trabajo ha tenido "como consecuencia" la desconvocatoria de "protestas similares" que estaban previstas en otras infraestructuras por parte de trabajadores de la seguridad privada, como en Santiago y A Coruña y en Barajas.

El servicio seguirá siendo privado

Durante su comparecencia ante la Comisión de Fomento del Congreso, De la Serna ha tenido que enfrentar críticas al modelo de contratación de Aena, así como la privatización de servicios, como los de seguridad. El diputado de Unidos Podemos-En Comú Podemos-En Marea Félix Alonso Cantorné ha llegado a preguntar al ministro si tenía previsto recuperar la gestión de estos servicios tras el conflicto vivido en El Prat.

Este escenario ha sido descartado por el propio De la Serna, que ha defendido que actualmente hay 6.003 trabajadores de empresas de seguridad desarrollando servicios en la red pública de aeropuertos y que, antes que su sustitución por trabajadores públicos, como pudieran ser guardias civiles, opta por prolongar este tipo de contratos y abordar los problemas que puedan producirse en el anunciado grupo de trabajo junto a sindicatos y empresas.

Eulen, Prosegur e ICTS Hispania se ocupan de las tareas de seguridad en los filtros de control de pasajeros y equipajes en el 94% de los aeropuertos españoles, según datos de Aena, que indican que estas compañías prestan servicios en 45 de los 48 aeropuertos de la red. Casi 28.000 los empleados de empresas subcontratadas prestan diferentes servicios, como la limpieza, en toda la red aeroportuaria.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia