Menú

Alemania se cansa de Draghi y pide que el BCE suba los tipos de interés

A las advertencias de Berlín se suman ahora los grandes bancos germanos, como Commerzbank y Deutsche Bank.

LM/Agencias
0
El presidente del BCE, Mario Draghi | Cordon Press

Alemania eleva la presión sobre el Banco Central Europeo (BCE) para que cambie el rumbo de su laxa política monetaria, en línea con lo que ha empezado a hacer la Reserva Federal de EEUU (Fed). La críticas y advertencias se suceden mientras el Consejo de Gobierno del BCE, que mantiene los tipos de interés en el mínimo histórico del 0% y cobra a los bancos un 0,4% por el exceso de sus reservas, se reúne este jueves para debatir la política monetaria de la zona del euro.

El consejero delegado de Deutsche Bank, John Cryan, dijo el miércoles que "debe terminar la época del dinero barato pese a la fortaleza del euro" y que observan que "hay burbujas en algunas partes del mercado de capital". Cryan reconoció en un congreso de banca organizado por el diario alemán Handelsblatt que el dinero barato ayudó al sector bancario en la crisis financiera, pero ahora los rendimientos de la deuda están a mínimos, los precios inmobiliarios están en récords y seguirán subiendo, y el mercado de acciones también sube, dijo Cryan en alusión, por ejemplo, a Alemania.

"Por eso doy la bienvenida a que la Reserva Federal (Fed) y el Banco Central Europeo (BCE) hayan señalado que van a restringir su política monetaria", añadió el consejero. Sin embargo, la apreciación del euro podría retrasar la reducción de los estímulos monetarios en la zona del euro porque dificulta al BCE que suba la inflación al abaratar las importaciones de petróleo, que se paga en dólares.

Asimismo, Cryan señaló que los bajos tipos de interés son una desventaja competitiva y que los ingresos de los bancos han bajado, algo que Deutsche Bank no ha podido compensar con la disciplina de costes y por ello se ha reducido el beneficio a la mitad. Esta situación "terminaría si Europa se despide de los bajos tipos de interés", añadió.

Por su parte, el presidente del Commerzbank, Martin Zielke, pidió el martes que el BCE cambie de forma inmediata el rumbo de su política monetaria basada en el bajo precio del dinero, ya que considera que los "efectos secundarios" de la misma "son cada vez mayores". Zielke afirmó, en una entrevista al Handelsblatt, que"es el momento adecuado para quitar los medicamentos"que el BCE ha venido aplicando a la eurozona los últimos años.

"Tengo gran respeto por el BCE. Con su compra de bonos le ha dado espacio a la política en Europa para impulsar reformas. La medicina ha surtido efecto, pero como con cada medicamento existen efectos secundarios y éstos se hacen cada vez mayores", aseguró el presidente del segundo mayor banco alemán. Zielke añadió que, "en algún momento, deben suspenderse los medicamentos" y, para ello, "el momento adecuado es ahora". "Los Estados Unidos han empezado ya. Tenemos que prepararnos para ello, no sólo los bancos, sino también los empresarios y los ahorradores", dijo.

Por último, si bien el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, defendió el miércoles la independencia del BCE y que tiene muy buena relación con su presidente, Mario Draghi, hace unos meses le escribió exigiendo que normalizara la política monetaria y responsabilizándole de la mitad de los resultados electorales del partido anti euro AfD (Alternativa para Alemania), según informó la prensa alemana. Además, durante su intervención en citado el congreso de banca, Schäuble reiteró que "debemos volver a una política monetaria normal", apostando así por la subida de tipos y la retirada de los estímulos monetarios propios de la crisis.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco