Menú

El 'efecto Quebec': cientos de empresas se fueron por un referéndum y no volvieron

El espejo en que se miran los independentistas para pedir un referéndum refleja también el hundimiento económico asociado al secesionismo.

0
El secesionismo hundió la economía del Quebec

"Las empresas se van a pegar por estar en Cataluña". Así de tajante se mostraba Artur Mas cuando se refería al impacto económico que podría tener el "proceso independentista" que él mismo impulsó mediante la alianza entre PDeCAT y ERC. La realidad arroja una realidad muy distinta: son miles de empresas las que han cambiado Cataluña por otras comunidades autónomas a la hora de fijar su sede social. De modo que, lejos de "pegarse por estar", las empresas se están "pegando por salir" de un territorio sumido en la inseguridad jurídica y la inestabilidad política.

No es ninguna sorpresa que esto ocurra. Al nacionalismo catalán le gusta compararse a la provincia canadiense de Quebec, donde también existe un movimiento por la separación. Sin embargo, los líderes del "proceso independentista" parecen ignorar las devastadoras consecuencias económicas que tuvo aquella corriente.

Entre los años 1975 y 1995, el auge del separatismo se tradujo en la salida de 200.000 habitantes anglófonos. Además, según Michel Kelly-Gagnon, presidente del Instituto Económico de Montreal, alrededor de 700 empresas optaron por trasladar su sede a otras provincias, huyendo de la inestabilidad generado por los secesionistas.

Pero el éxodo no acabó aquí. La patronal canadiense ha explicado que, desde 1995 hasta hoy, la provincia de Quebec ha vivido la salida de 37 grandes empresas, pasando de 131 a 94. Calgary y Vancouver han sido los territorios más beneficiados de este segundo éxodo, que ha supuesto el adiós del 30% de las compañías con mayor tamaño.

La decadencia continúa

El movimiento por la independencia de Quebec también ha seguido generando un declive demográfico. En los quince últimos años, 6.324 ciudadanos se han ido al extranjero, principalmente a Estados Unidos. Además, 6.303 personas se han marchado a otra provincia canadiense. No hay que olvidar que Cataluña está viviendo un fenómeno similar: en los últimos años, 11.000 trabajadores se han trasladado a otras comunidades autónomas.

Entre 1980 y 2005, el PIB de Quebec subió a una media anual del 2,3%, por debajo del 3% registrado en el resto de Canadá. En términos de PIB per cápita, hablamos de un repunte del 76,6% en la provincia francófona frente al aumento del 109,9% observado en Canadá. Ahora, el canadiense medio es 5.500 euros más ricos que un vecino del Quebec.

En el campo financiero, la desbancarización fue otra de las consecuencias del desafío independentista. El Bank of Montreal ya no está domiciliado en la ciudad que le da nombre. También el Royal Bank of Canada optó por llevarse la sede a otra provincia, dejando a Quebec sin poderío bancario propio.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Antonio David, al límite: vive del sueldo de su mujer
    2. Muere el hombre apaleado en Zaragoza por llevar la bandera de España en los tirantes
    3. Ana Pastor le sacude el 'zasca' del año a un exconsejero de Puigdemont
    4. Reverte, a Colau: "A mí no me utilice para sus basuritas político-folklóricas"
    5. Un sondeo disparatado dice que el 'procés' incrementó un 25% las relaciones sexuales en Cataluña
    0
    comentarios

    Servicios