Menú

La calidad de vida en España, en 10 indicadores

El análisis de Eurostat sobre las condiciones materiales en los países de la UE deja a España cerca de la media (aunque por debajo) del club europeo.

D. S.
0
La calidad de vida en España, en 10 indicadores
Sin duda, la alimentación tiene mucho que ver en el indicador en el que España saca mejor nota: la esperanza de vida. | Pixabay/CC/strecosa

¿Cómo se vive en España? Es una pregunta complicada, casi filosófica. Y tiene muchas variables. Cuando se escribe de este tema siempre se piensa en las económicas (PIB per cápita, empleo, competitividad) pero hay muchos otros factores que influyen en lo que entendemos como calidad de vida, desde la seguridad, las instituciones o la salud.

Eurostat, la agencia estadística de la UE, presentaba hace unos meses sus indicadores de Calidad de Vida, y hace unos días el INE publicaba los resultados de estos mismos indicadores para España. Cada uno de ellos es diferente: algunos se refieren a condiciones objetivas (por ejemplo: ingresos o esperanza de vida) otros están basados en encuestas sobre percepción de los ciudadanos (sobre su calidad de vida a nivel general o su confianza en las instituciones). Pero en conjunto puede decirse que sí dan una imagen interesante de los diferentes aspectos que influyen en el día a día de los ciudadanos europeos.

Además, el INE ha creado (a imagen de Eurostat) una infografía con el resumen de los datos más destacados. Nos serviremos de la misma para recapitular las cifras más relevantes. En un tema tan sujeto a opinión, discusión y análisis, no habrá (ni puede haber) una única respuesta o un resultado definitivo. Para ayudar en el debate, aquí van los resultados:

eurostat-calidad-vida-1-condiciones-mate

1 - Condiciones materiales de vida: se divide en dos subíndices. En el primero, una encuesta sobre "satisfacción" de los ciudadanos con "su situación económica", España obtiene una nota de 5,8 (siempre sobre 10) mientras que la media de la UE es de 6,0. Dinamarca y Suecia encabezan esta lista con un 7,6 (como veremos, los nórdicos están en los primeros puestos de casi todos los indicadores).

En el otro apartado, se mide la renta neta mediana anual equivalente. Es una medida objetiva y también aquí España aparece ligeramente por debajo de la media de la UE (13.681 euros frente a 16.468 euros en la Unión). Muy lejos, Luxemburgo lidera el ránking con 35.270 euros de renta neta mediana por habitante.

eurostat-calidad-vida-2-vivienda.JPG

2 – Vivienda: también tiene dos apartados, una encuesta y una variable objetiva. En la primera se pregunta a los ciudadanos por su satisfacción con su vivienda. Los españoles le dan una nota de 7,3 a sus casas (7,5 de media en la UE y 8,4 en Dinamarca y Finlandia, los líderes).

Mucho mejor es el segundo índice, el que mide el hacinamiento (por ejemplo, una familia de cuatro miembros, matrimonio y dos hijos menores, que no disponga de al menos dos dormitorios). Sólo el 5,4% de los españoles vive en una vivienda que no cumple los criterios de Eurostat (aquí el mejor dato es el de Chipre, con un 2,4%) frente al 16,7% de media de la UE.

eurostat-calidad-vida-3-empleo.JPG

3 – Empleo: no es una sorpresa que éste sea el peor de los apartados para nuestro país. No en la encuesta sobre "satisfacción en el empleo". Aquí sacamos un 6,9 frente a una media del 7,1 en la UE y el 8,1 de Dinamarca y Finlandia.

Pero en el indicador que podríamos llamar objetivo, el que mide la tasa de empleo en la población entre 16 y 64 años, España apenas tiene un 59% (y sí, es muy bajo) frente a un 66,6% de media de la UE y el 76,2% de los suecos. Aquí sí hay un agujero y no tiene que ver sólo con el paro (que también) sino con el relativamente elevado porcentaje de la población en edad de trabajar que permanece al margen del mercado laboral.

eurostat-calidad-vida-4-tiempo.JPG

4 – Empleo del tiempo: este apartado terminará con muchos mitos. Por ejemplo, el de lo poco que se trabaja en el sur de Europa o el de la calidad de vida y la combinación trabajo/ocio. En la encuesta, se preguntó a los europeos por su satisfacción con el empleo de su tiempo. Los españoles se dieron una nota de 6,7, frente a una media del 6,8 en la UE y un 7,8 en Dinamarca (por cierto, un país, como otros del centro y norte del continente como Holanda o Suiza, con una relativamente alta incidencia del empleo a tiempo parcial).

La segunda parte de este indicador mide el "número medio de horas trabajadas por semana" y aquí salta la sorpresa. Grecia es el país con una cifra más elevada (42,3 horas) y España tiene 37,7, por encima de la media de la UE (37,1) y muy lejos de Holanda, el país con más tasa de empleo parcial y una media de 30,3 horas trabajadas a la semana. No es casualidad que los países con más paro y menos productividad también sean los que peores cifras tienen en este indicador y tampoco que algunas de las economías y mercados laborales más flexibles y competitivos de Europa estén en la parte baja (en este caso, la parte buena, podría decirse).

eurostat-calidad-vida-5-educacion.JPG

5- Educación: en este apartado sólo hay un dato disponible, el que mide el porcentaje de población entre 16 y 64 años en función del nivel de estudios más alto alcanzado. España está por encima de la media de la UE en lo que respecta a estudios superiores 35,7% frente a 30,7% (lideran Finlandia e Irlanda con el 43,1%). Y eso que en las generaciones más cercanas a la jubilación nuestra cifra es más baja que la del resto de países ricos de la UE. Si midiéramos sólo a los jóvenes de 25 a 34 años, la cifra española sería mejor en términos absolutos y en comparación con la UE.

Eso sí, en esta estadística no debe olvidarse otro dato que, aunque no recogido en este estudio concreto por Eurostat sí es fundamental: la cifra de las personas que terminan su etapa educativa sin el título de educación secundaria superior (bachillerato o equivalente en FP), el nivel que se considera mínimo para acceder con garantías al mercado laboral. Aquí España tiene un gran problema. Como hemos visto, tenemos un porcentaje alto de licenciados universitarios, pero nos faltan técnicos de nivel medio, una categoría fundamental en una economía competitiva. De hecho, países muy ricos y productivos como Alemania o Austria tienen menos licenciados superiores que nosotros pero lo compensan con una educación técnica muy extendida y de mucha calidad.

eurostat-calidad-vida-6-esperanza-vida.J

6 – Salud: el indicador más importante (bueno, esto es cuestión de opiniones, pero seguro que para muchos de los encuestados éste es el que más les preocupa) nos deja una gran noticia. España es el país de la UE con una esperanza de vida más elevada, 83 años en estos momentos. La media del club europeo se sitúa en 80,6 (es decir, casi dos años y medio menos, algo que no es moco de pavo) y Lituania cierra la clasificación con 74,6 años. En este índice influyen muchas cuestiones (clima, alimentación, calidad del sistema sanitario…) pero sin duda puede ser un buen punto de apoyo para mirar al futuro con optimismo. Ante visiones catastrofistas de nuestra realidad y de las últimas décadas no hay más que mirar a nuestros ancianos, lo mucho y bien que viven. Algo estaremos haciendo bien.

eurostat-calidad-vida-7-relaciones.JPG

7 – Relaciones sociales: un apartado poco común pero que dice muchas cosas sobre la vitalidad de una sociedad. También está dividido en dos indicadores. El primero es una encuesta en la que se pregunta a los ciudadanos por su satisfacción con sus relaciones personales con familia, amigos y compañeros. Los españoles nos damos un 7,8 sobre 10, exactamente la misma media de la UE. Los irlandeses parecen los más contentos de haberse conocido y haber conocido a sus vecinos, puesto que se dan un fantástico 8,6.

La segunda parte del indicador recoge "la proporción de personas que declaran que pueden contar con la ayuda de alguien cercano en caso de necesidad". El porcentaje de españoles que responden afirmativamente es del 95,8%, por encima de la media de la UE (93,3%) y cerca de Eslovaquia, líder con un 98,6%.

eurostat-calidad-vida-8-seguridad.JPG

8 – Seguridad: otro concepto complicado de medir, que a veces no aparece en las estadísticas, pero en el que España puntúa bien. Se divide en dos. Primero con una encuesta en la que se pregunta cómo de seguro se siente una persona que pasea de vuelta a casa en una noche oscura. El 32,4% de los españoles dice que "muy seguro", un 45,9% extra se declara "bastante seguro" y un 21,7% dice que "poco seguro". En la UE, la media es de un 28,4% de ciudadanos que se declaran "muy seguros" en esa situación (Malta lidera, con más del 60% de sus habitantes que no estarían nada preocupados en una calle solitaria de su barrio).

Lo mismo ocurre con el otro apartado, que recoge el porcentaje de población que asegura que se enfrenta con problemas de vandalismo, crimen o violencia en la zona en la que vive. El 10,3% de los españoles declara sentirse inseguros en su barrio o población, frente a un 13,6% en la UE. Si hacemos caso a los resultados de esta encuesta, Croacia sería el país más seguro de Europa con sólo un 3% de sus habitantes respondiendo afirmativamente a esta pregunta.

eurostat-calidad-vida-9-instituciones.JP

9 – Instituciones: el penúltimo indicador es el que peor nos deja. A los españoles y a nuestras instituciones, en las que no creemos. Así, a la pregunta de cuánto confiamos en el sistema legal, la nota en nuestro país es de 3,1 (los eslovenos todavía están peor, con un 2,7) frente a un 4,6 de media en la UE (es el indicador con peor resultado, algo muy significativo) y un 7,5 en Dinamarca. El segundo subíndice de este apartado está dedicado a la participación en las últimas elecciones europeas; no lo comentaremos porque no parece una cifra que diga demasiado, ni en lo bueno ni en lo malo de los diferentes países (de hecho, Bélgica, un país en el que el voto es obligatorio aparece el primero de la lista con un 90%, algo que no parece tanto mérito del civismo de los belgas como de su normativa).

eurostat-calidad-vida-10-medioambiente.J

10 – Medioambiente: de nuevo, España vuelve a la media. En la encuesta, en este caso se preguntaba a los europeos por su "satisfacción con el entorno" en el que viven. Los españoles puntuamos nuestro lugar de residencia (en materia medioambiental) con un 7,2 frente a un 7,3 de media de la UE y un 8,4 de Austria, el líder de esta clasificación.

En el indicador basado en datos objetivos (no en encuestas), España sale algo mejor. En este caso, muestra la concentración media anual, ponderada por la población, de partículas finas a las que está expuesta la población urbana. En el caso de nuestro país, la cifra es de 20 ug/m3, muy por detrás de Finlandia (el líder con 13,7 ug/m3), pero mejor que la media de la UE 22,5 ug/m3.

eurostat-calidad-vida-11-calidad-vida.JP

- Resultado final: por último, el que podríamos denominar indicador resumen se formó preguntando a los ciudadanos cómo de satisfechos estaban con sus vidas. Y España está donde podría esperarse viendo el sumatorio del resto de apartados: con un 6,9 sobre 10, un pelín por debajo de la media de la UE (7,1) y a más de un punto de Dinamarca, Finlandia y Suecia, que encabezan la lista con un 8,0.

¿Y todo esto cómo nos deja? Pues más o menos como cuando empezamos. No hay grandes sorpresas. Este informe no deja de ser eso, otro estudio que trata de unificar criterios para medir cómo viven los europeos, que problemas son más acuciantes en cada país y en qué destaca cada sociedad. La foto de España no es muy llamativa. En las estadísticas económicas aparecemos más o menos en la zona media-baja, por encima de Grecia, Portugal y los países del Este, pero lejos de las sociedades más avanzadas del norte y centro del continente. En los temas sociales y de calidad de vida (sobre todo en lo que tiene que ver con la esperanza de vida y la salud) destacamos en el lado positivo. Y en cuestiones institucionales hay un pequeño agujero que tapar (sobre todo por la desconfianza de los ciudadanos, no tanto porque los resultados de esas instituciones sean tan malos).

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco