Menú

Las CCAA que están más cerca y más lejos de recuperar todo el empleo perdido

Baleares es, gracias al empuje del turismo, la única región que ha logrado alcanzar el nivel de empleo previo al estallido de la crisis.

0
Una oficina del Inem | Europa Press

España todavía está a medio camino de recuperar todos los puestos de trabajo que desaparecieron con la crisis, pero el mercado laboral presenta una evolución muy diferente en función de cada comunidad autónoma. De hecho, al igual que la destrucción laboral durante los años de recesión fue mucho más intensa en unas regiones que en otras, el actual ritmo de recuperación también difiere de forma sustancial.

"Estas diferencias pueden deberse a su especialización productiva, pero también a otros factores que afectan a su capacidad de adaptación, como el nivel de formación de la población ocupada", tal y como destaca la última publicación de Esenciales de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), que analiza la resiliencia de las regiones, centrada en su capacidad para mantener una trayectoria de crecimiento a largo plazo y también para reaccionar al impacto de una crisis.

Así, tal y como muestra el siguiente gráfico, desde el comienzo de la recesión hasta la actualidad, tan sólo Baleares ha logrado recuperar el nivel de empleo previo al estallido de la crisis. En concreto, el empleo ha crecido un 8,2% respecto al tercer trimestre de 2007. Le siguen de cerca Canarias, Navarra, Madrid y Cataluña, a las que les resta menos de un 8% para recuperar todo el empleo perdido, frente al 8,2% que registra la media nacional

Por el contrario, en siete comunidades autónomas (Extremadura, Galicia, Asturias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Aragón) el empleo actual es todavía más de un 10% inferior al que tenían antes del inicio de la crisis en 2007.

empca001.png

Por otro lado, las CCAA que resistieron mejor la crisis desde el punto de vista laboral fueron Navarra y La Rioja, con un índice de resistencia más de 20 puntos porcentuales por encima de la media nacional. Mientras que en estas dos regiones el empleo cayó un 12,1% y 14,3%, respectivamente, en el conjunto de España disminuyó un 18,3% entre el tercer trimestre de 2007 y el primer trimestre de 2014, fechas en que se alcanzaron el nivel máximo y el nivel mínimo de empleo a nivel nacional.

Por el contrario, los efectos de la crisis económica afectaron en mayor medida a regiones como Baleares y la Comunidad Valenciana, con un impacto negativo en el empleo de 23,8 y 19,2 puntos porcentuales, respectivamente, por encima de la media nacional.

empca002.png

Sin embargo, el panorama cambia con el inicio del crecimiento económico. Así, desde el primer trimestre de 2014 hasta el tercero de 2017, las regiones que presentan un mayor ritmo de creación de empleo en comparación con la media nacional son, por este orden, Baleares, Aragón y Andalucía. Destaca el caso balear, ya que la recuperación laboral tras la crisis ha sido casi el doble que la media nacional debido, fundamentalmente, "a su especialización en un sector como el turismo, que ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años", según señala el informe.

Las regiones que registran un ritmo menor son Cantabria, Galicia y País Vasco. Curiosamente, las regiones que mejor resistieron los efectos de la crisis económica son las que presentan mayores dificultades para la recuperación (Navarra, La Rioja y País Vasco). "La estructura productiva de estas regiones, más industriales, menos especializadas en la construcción en la fase pre-crisis y menos dedicadas al turismo (actividad que lidera la fase de recuperación económica actual) explican este fenómeno", según los expertos.

empca003.png

Por último, esta mejoría laboral también puede verse desde la perspectiva individual de cada región, es decir, tomando como referencia cada uno de los ciclos autonómicos. Para ello, el estudio mide la intensidad en la recuperación de una región a partir del número de trimestres que necesita para recobrar el 85% del nivel máximo de empleo que alcanzó antes de la crisis.

En este sentido, la recuperación actual está siendo especialmente rápida en Baleares, Madrid y Navarra, basada principalmente en el empuje del sector servicios. En cambio, Asturias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia necesitaron 16, 14 y 13 trimestres, respectivamente, para volver a alcanzar el 85% de su nivel máximo de empleo anterior a la crisis económica.

empca004.png

"En resumen, la crisis económica no ha afectado al empleo de las regiones españolas con la misma intensidad. La capacidad para resistir la crisis en un primer momento y la habilidad para recuperarse más tarde, es decir el grado de resiliencia, muestran las diferencias en el comportamiento de las regiones españolas. Estas diferencias pueden deberse a su especialización productiva, pero también a otros factores que afectan a su capacidad de adaptación como el nivel de formación de la población ocupada. En este sentido, el desarrollo de las regiones y su capacidad para competir serán más fáciles en regiones con mejores sistemas de formación y con estructuras productivas más basadas en el conocimiento", concluye el informe.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco