Menú

El que invirtiera 10.000 dólares en bitcoin en 2010 hoy tendría 900 millones

Esta moneda virtual cotiza hoy por encima de los 8.000 dólares.

Libre Mercado
0
El que invirtiera 10.000 dólares en bitcoin en 2010 hoy tendría 900 millones
Bitcoin | Pexels.com

El bitcoin, la divisa virtual por excelencia, cotiza por encima de los 8.000 dólares, en cotas máximas, según el portal Bitstamp, reavivando las dudas entre algunas casas de análisis por las posibles pérdidas que puede generar por su volatilidad.

A lo largo del año, su precio se ha disparado el 700%, en lo que ha sido un ejercicio tumultuoso, con tres desplomes del 25% que luego avivaron nuevas escaladas. Sin embargo, aun cuando muchos analistas advierten de la posible burbuja que sufre esta moneda virtual, otros profesionales, como CME Group, el mayor operador de divisas del mundo, está listo para comenzar a ofrecer futuros en bitcoin el próximo mes. Asimismo, Citi y Goldman Sachs, entre otros grandes bancos, exploran el blockchain, la tecnología base del bitcoin, para incorporarlo a sus operaciones.

"La inflación es enorme", según comenta a Bloomberg Luke Hickmore, gerente de inversiones senior de Aberdeen Standard Investments en Londres. "¿Cuándo colapsará? Quién sabe. Causará mucho dolor", alerta. "¿Tocará los 10.000 dólares antes del fin del año? Esa es la pregunta que todos se están haciendo", explica Lukman Otunuga, de ForexTime.

Sin embargo, con independencia de cuál será su precio en el futuro, lo cierto es que la corta vida del bitcoin ha generado enormes ganancias para quienes confiaron desde el principio en su viabilidad y extensión. Así, tal y como refleja el siguiente gráfico, el que hubiera invertido 10.000 dólares en octubre de 2010, cuando su cotización rondaba los 9 céntimos, hoy acumularía más de 900 millones.

Durante estos siete años, el bitcoin ha sufrido una constante y fuerte volatilidad, con abruptas caídas e intensas subidas. La última, por ejemplo, aconteció el pasado septiembre, cuando el Banco Popular de China prohibió que las empresas del país realizase colocaciones de criptodivisas como método para financiarse, haciendo caer la cotización hasta los 4.000 dólares. Sin embargo, apenas tres meses después ya supera los 8.000.

En este sentido, una de las grandes incógnitas sobre el futuro del bitcoin es cómo se regulará su uso. El miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) Ewald Nowotny, por ejemplo, acaba de abrir la puerta a que legisladores y banqueros centrales intervengan para regular las criptomonedas, como ya hizo China en septiembre.

"Nos preguntamos si los legisladores o los bancos centrales deberían intervenir, como sucedió en China, donde se prohibieron (las colocaciones o ICO de criptomonedas) porque las consideran fraudulentas", señaló Nowotny en una conferencia en Florencia recogida por Reuters. Las autoridades chinas ordenaron en septiembre que las bolsas de criptomonedas con sede en Pekín detuvieran sus operaciones, en un movimiento destinado a limitar los riesgos financieros que rodean el mercado altamente especulativo que ha crecido rápidamente este año.

No obstante, Nowotny restó importancia a los posibles riesgos que las criptomonedas como bitcoin representan para el sistema financiero en general. "Este mercado no es tan grande, por lo que no puede crear inestabilidad financiera". Eso sí, los inversores deben entender el producto: "Es como comprar acciones en la Bolsa... Las personas que invierten en este producto pueden sufrir pérdidas y si eso sucede, simplemente, tienen que aceptarlo".

Marruecos, por su parte, prohibió el lunes usar el bitoin una semana después de su estreno en el país. En un comunicado citado por diversos medios, la oficial Oficina de Cambios, que regula las transacciones monetarias, estipuló que, según la legislación cambiaria de Marruecos, la utilización del bitcoin es "una infracción" que puede castigarse con sanciones económicas.

Esta institución recordó que, en Marruecos, toda transacción financiera con divisa extranjera debe hacerse a través de los intermediarios autorizados por el banco central Bank al Maghrib. Agregó, además, que el empleo de monedas virtuales como el bitcoin representa un peligro para los consumidores.

A diferencia de las divisas tradicionales, el bitcoin no está controlado por un banco emisor, que puede imprimir cantidades ilimitadas de dinero, sino que se autogestiona y tiene un nivel limitado de monedas en circulación. El sistema, global y descentralizado, permite transacciones directas entre usuarios, sin intermediarios, que quedan registradas en una base de datos pública.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation