Menú

Las regiones más y menos competitivas de España

España en su conjunto ha mejorado sus bases competitivas. Los valores mínimos se obtuvieron mayoritariamente en el año 2009.

0
España en su conjunto ha mejorado sus bases competitivas. Los valores mínimos se obtuvieron mayoritariamente en el año 2009.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes | EFE

"España ha dado pasos en la dirección correcta en aspectos como el desarrollo de su mercado financiero, en el pilar de las infraestructuras, el tamaño del mercado, en la educación superior, la formación y la sofisticación empresarial. Sin embargo, aún persisten factores que deben mejorar su posición, como el mercado laboral, el entorno macroeconómico y la innovación". Esta es una de las conclusiones del estudio 'Índice de Competitividad Regional 2017', editado por el Consejo General de Economistas (CGE).

El informe analiza la competitividad regional en España en el periodo 2008-2016 y muestra que España en su conjunto ha mejorado sus bases competitivas. Los valores mínimos se obtuvieron mayoritariamente en el año 2009, mientras que los máximos se alcanzaron en ejercicio 2016.

El índice, elaborado para las 17 autonomías en el periodo 2018-2016 a partir de 53 variables o indicadores estructurados en torno a siete ejes competitivos (entorno económico, capital humano, mercado de trabajo, entorno institucional, infraestructuras básicas, entorno empresarial e innovación) refleja que se produjo una mejora generalizada del índice de competitividad regional, que tiene un marcado carácter cíclico, con un crecimiento a un ritmo anual del 1,5%.

Las regiones que se sitúan a la cabeza en competitividad son la Comunidad de Madrid, País Vasco y Navarra, con un nivel competitivo alto, seguidas por Cataluña y Aragón, con un nivel competitivo medio-alto.

Por otro lado, el grupo de comunidades con nivel medio bajo es el más numeroso e incluye a las regiones de La Rioja, Castilla y León, Cantabria, Asturias, Galicia, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Murcia y Canarias. El último grupo, con nivel bajo de competitividad, está compuesto solo por tres CCAA: Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura.

Las comunidades de Aragón, Cataluña, Comunidad de Madrid, País Vasco, Navarra y La Rioja son las seis regiones que sistemáticamente se situaron por encima de la media. La competitividad mejoró de manera generalizada en todas las comunidades autónomas en el periodo 2008-2016, principalmente en lo relativo a capital humano, innovación, entorno empresarial y económico, y recuperó los niveles previos a la crisis, con la Comunidad de Madrid, Navarra y País Vasco a la cabeza, mientras que Extremadura fue la única que empeoró en el periodo.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia