Menú

Sutondo Catering: una forma diferente de dar 2.500 comidas al día

Esta empresa vasca, participante en el programa BBVA Momentum 2017, ofrece oportunidades laborales estables a personas con discapacidad.

0
Esta empresa vasca, participante en el programa BBVA Momentum 2017, ofrece oportunidades laborales estables a personas con discapacidad.
Una de las trabajadoras de Sutondo Catering, del Grupo Gureak.

"Todas las personas tienen la capacidad de trabajar si se les dan las oportunidades adecuadas". Cuando María Larraza, directora de Comunicación del Grupo Gureak, y Laura Cuesta, responsable de Sutondo Catering, dicen "todas", no es sólo una manera de hablar. Desde hace más de cuatro décadas, Gureak tiene como objetivo la creación de "oportunidades laborales estables y convenientemente adaptadas para personas con discapacidad". Ya son más de 5.000 empleados en sus cuatro ramas de negocio: industrial, servicios (alimentación, jardinería…), marketing e itinerary (servicios de orientación laboral). Y siguen creciendo: en 2011 comenzaron su expansión internacional dando respuesta a sus clientes. Lo que para otros es un reto, un riesgo, incluso una barrera, para ellos es una oportunidad.

Durante mucho tiempo, discapacidad y mercado de trabajo parecieron dos conceptos incompatibles. Hasta que iniciativas como Gureak comenzaron a hacer que estas palabras encajasen de manera natural en la misma frase. No hablamos de una ONG ni de una asociación benéfica (aunque estos organismos tienen su lugar y hacen una labor muy valiosa). En este caso se trata de un grupo empresarial que factura más de 200 millones de euros al año y que se la juega cada día en sectores enormemente competitivos.

A primera vista se podría pensar que su principal diferencia son sus trabajadores. Pero sólo a primera vista. Porque cuando uno de acerca comprende que también en eso está equivocado: que son trabajadores como los demás y que es la mirada de los de fuera lo que los diferencia. "Nuestra misión es dar oportunidades laborales estables a personas con discapacidad. Pero somos un modelo profesional y competitivo", explican.

Esta última palabra es la clave. A lo largo de la conversación con Larraza y Cuesta, "competir" se pone una y otra vez sobre la mesa. Porque no hay excusas. Lo que el cliente demanda es un servicio, a un precio de mercado y con una calidad equiparable a las de sus rivales. Si no eres capaz de dárselo, no volverá. Y sus clientes vuelven.

gureak-cocina-central-OK.jpg
Las cocinas de Sutondo, a pleno rendimiento.

Con toda la experiencia acumulada en la mochila, en los últimos años Gureak ha iniciado uno de sus retos más llamativos: Sutondo Catering. Como su nombre indica, es una marca que ofrece comidas y eventos a empresas, organismos públicos, colegios… Y también aquí son ambiciosos: "Hemos construido una cocina industrial de 2.500 m2. Damos más de 2.500 comidas al día, además de los caterings de eventos (cócteles, coffees…)". Y han dado un paso más. Un añadido que nace casi de forma natural, porque está en el ADN de la empresa: "Hay una línea de negocio para personas con dependencia o mayores de 65 años a los que llevamos el menú al domicilio. De lunes a domingo, los 365 días del año, comidas y cenas".

Con Sutondo se presentaron a la edición de 2017 de BBVA Momentum, un programa de siete meses con el que la entidad financiera quiere dar un pequeño empujón a los mejores proyectos de emprendimiento social de nuestro país. Incluye formación, acompañamiento estratégico, financiación, colaboración, networking, visibilidad… El objetivo es hacer que esas buenas iniciativas empresariales que ya comienzan a dar frutos en el mercado cojan tracción y crezcan. Que esos emprendedores sociales, que tienen un buen producto, no fracasen por la falta de los conocimientos necesarios sobre cómo es el día a día de un negocio. Que puedan sacar todo el potencial posible a esas buenas ideas.

Sutondo fue uno de los premiados el pasado año y, aunque su empresa matriz está ya consolidada (la mayoría de los participantes de BBVA Momentum son pymes), también fue una gran experiencia para ellos, entre otras cosas porque han podido entablar contacto con los demás premiados, creando una red de emprendedores sociales de la que sólo pueden salir cosas buenas: "Sin duda, la posibilidad de conocer otros proyectos sociales es lo que más nos ha enriquecido", explican.

Como apuntábamos al principio, en Sutondo tienen interiorizado que "todas las personas tienen la capacidad si se dan las oportunidades adecuadas". Por eso, cuando se les pregunta por las ventajas de su modelo de negocio lo tienen muy claro: "Un equipo muy profesional y especializado". Eso es lo que les diferencia, aseguran.

Y todo ello con un objetivo final: que los demás dejemos de pensar que sus trabajadores son especiales. Porque no lo son. Sólo son buenos profesionales: "Nuestra misión es trabajar la empleabilidad de las personas y que encuentren oportunidades laborales en su entorno". En Gureak tienen un equipo de apoyo al empleo que intenta que sus trabajadores den un paso más, que pasen a empresas del sector y que allí desarrollen su labor como cualquier otro: "Explicamos a las empresas lo que supone contratar a personas con discapacidad. Más allá de lo legal, presentamos otras razones por las que es una apuesta sostenible". Su propio quehacer diario es la mejor prueba de que no es sólo una declaración de intenciones.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia