Menú

Susana Díaz declara la guerra a la obesidad bajo amenaza de multas de hasta 250.000 euros

Andalucía obligará a los restaurantes a disponer de menús "saludables" y restringe la venta de refrescos y bollería.

Andalucía obligará a los restaurantes a disponer de menús "saludables" y restringe la venta de refrescos y bollería.

En los próximos días, entrará en vigor la Ley para la Promoción de la Vida Saludable y una Alimentación Equilibrada en Andalucía, una normativa que obligará a los restaurantes a incluir en su oferta gastronómica menús "saludables", entre otras muchas exigencias. El objetivo, según el Gobierno de Susana Díaz, es reducir la obesidad en la comunidad, que actualmente se encuentra en un 16,6% entre los adultos y en un 23% entre los niños.

La Junta de Andalucía garantizará que se cumpla la nueva legislación bajo diversas multas que oscilan entre el cierre temporal de un negocio de hostelería hasta el embargo de bienes, la retirada de productos y sanciones que podrían llegar a los 250.000 euros. Por si esto fuera poco, los anuncios comerciales de ciertos alimentos -aún no se han determinado cuáles- también podrían ser sancionados.

Además, con la nueva ley será obligatorio para los centros educativos, lugares públicos y centros de ocio infantil ofrecer agua potable completamente gratuita. Para ello, y como ocurrirá con una ley similar en las Islas Baleares, se exigirá a las empresas encargadas de las máquinas expendedoras disponer de agua refrigerada gratuita. De igual modo, todos los locales dedicados a la hostelería tendrán que ofrecer gratuitamente agua a sus clientes. Los restaurantes, además, deberán incluir en su oferta menús de diferentes tamaños y contar con, al menos, una opción "saludable".

Asimismo, las empresas con más de 50 trabajadores tendrán que habilitar en sus instalaciones un aparcamiento de bicicletas, para fomentar el uso de los ciclos entre sus empleados. En los colegios y resto de centros educativos estará prohibido vender bollería industrial o refrescos que superen las 200 calorías. Por tanto, a partir de ahora, no se podrá comercializar la coca cola normal -la light y la zero sí- o los bollos como bollycaos y similares.

Los colegios andaluces no solo tendrán que cambiar su oferta de productos, sino que también deberán ampliar las horas dedicadas a la asignatura de educación física. En un plazo máximo de dos años, todos los centros educativos de la región tendrán que impartir cinco horas de actividad física a la semana. Adicionalmente, se prevé distribuir frutas y verduras de manera gratuita para los alumnos y la creación de huertos escolares.

Temas

En Libre Mercado