Menú

Portugal, un nuevo 'paraíso' para pensionistas y grandes fortunas

Los incentivos fiscales aplicados por Lisboa atraen aun creciente número de residentes no habituales al país vecino.

0
Los incentivos fiscales aplicados por Lisboa atraen aun creciente número de residentes no habituales al país vecino.
Los incentivos fiscales acercan a los jubilados a Portugal

El 23 de septiembre de 2009, Portugal aprobó un nuevo régimen fiscal para los residentes no habituales. Esta normativa permite acogerse a dicho estatus durante un periodo consecutivo de 10 años. Esto ha hecho que el número de residentes haya crecido más de un 44%. Los más beneficiados con esta fiscalidad han sido los pensionistas extranjeros y las grandes fortunas.

En los últimos meses, Madonna, el imán Aga kahn IV y el actor John Malkovic han decidido instalarse en el país vecino. Uno de los grandes incentivos, además de la fiscalidad, es que, si se es ciudadano no comunitario y se quiere hacer una inversión de más de un millón de euros, se concede el visado automáticamente, aunque con cantidades más pequeñas también se puede conseguir este golden visa invirtiendo en otras actividades.

¿Quién puede acogerse a este régimen?

Existen tres requisitos fijados en la ley para poder acogerse al régimen de residente no habitual en Portugal. El primero de ellos establece que el solicitante no debe haber tributado como residente fiscal en los últimos cinco años. Además, para disfrutar del régimen se deberá vivir en el país durante un mínimo de 183 días al año -de forma consecutiva o intercalada- y, por último, las solicitudes pueden presentarse hasta el 31 de marzo de cada nuevo año.

En el ámbito fiscal, los residentes no habituales pagarán un tipo único del 20% sobre todos sus ingresos obtenidos en Portugal. Asimismo, existe la posibilidad de que los ingresos obtenidos en otros países queden exentos de tributación -independientemente de la cantidad que se gane-. De igual manera, los que se acojan a este estatus no pagarán ni el impuesto de patrimonio ni el de sucesiones y donaciones. Esto supone un gran ahorro para las fortunas que se instalen en suelo luso. Eso sí, será la Administración portuguesa la que estudie caso por caso las solicitudes y conceda la aplicación de este régimen.

El Gobierno de Passos Coelho aprobó que el impuesto de sociedades para residentes no habituales en Madeira sea del 5% durante los primeros cuatro años. A pesar de la llegada al poder de los socialistas, no han cambiado esta normativa que levantó muchas críticas en Europa.

Paraíso para jubilados

En el caso de estar jubilado, Portugal también presenta grandes ventajas fiscales. La pensión no tributa ni en el país luso ni en el país pagador de la prestación. Además, para conseguir el visado bastaría con alquilar o comprar un piso y residir 183 días en el país. De hecho, desde el año 2016 al 2017 las solicitudes para acogerse a este régimen aumentaron de 7.400 a 10.600.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia