Menú

Los ayuntamientos valencianos podrán aplicar impuestos por la tenencia de mascotas

Los propietarios que tengan animales serán los que tendrán que pagar un gravamen especial. 

0
Los propietarios que tengan animales serán los que tendrán que pagar un gravamen especial. 
Perro y gato | Pixabay/CC/StockSnap

La Generalidad de Valencia está preparando una ley sobre bienestar y posesión de animales de compañía que permitirá a los ayuntamientos crear un impuesto municipal por la tenencia y la cría de perros –u otras mascotas– y limitar el número de animales que se pueden tener en cada domicilio, según informan desde Valencia Plaza.

La justificación para crear este nuevo gravamen es que servirá para sufragar los gastos que soportan los ayuntamientos para mantener los centros de acogida de animales abandonados, vagabundos o perdidos, además de otros costes adicionales.

La normativa se encuentra en fase de consulta pública y sustituirá a la ley de protección de animales de compañía –aprobada en 1994–. En la antigua norma, no se abría la posibilidad de imponer tasas por tener animales domésticos, ni tampoco se fijaba un límite máximo de mascotas por vivienda. Con la nueva legislación se prohibirá el uso de animales salvajes en espectáculos circenses. Pero, para no abolir la tauromaquia en territorio valenciano, se ha excluido expresamente en el apartado de animales salvajes.

En Madrid y Cataluña ya existen normativas similares. El Gobierno de Cristina Cifuentes aprobó la de Protección de Animales de Compañía, a través de la cual se abre la puerta a dar subvenciones para los ayuntamientos que tengan que sufragar gastos relacionados con las mascotas. En el caso catalán, también se contemplan nuevas subvenciones con cargo a los presupuestos autonómicos. Por el contrario, en la normativa valenciana, se señala que deberán ser los vecinos los que sufraguen los costes a través de este nuevo tributo.

Con la nueva ley, los consistorios valencianos deberán contar con un servicio de 24 horas de urgencia para recoger y atender a los animales abandonados. Después de recogerlos, deberán ser trasladados a un centro de acogida de mascotas. Aparte de esto, los ayuntamientos estarán obligados a realizar campañas anuales o semestrales para esterilizar a las mascotas –una medida que, según argumentan, supondría una reducción del número de abandonos–. Finalmente, también se abre la puerta a aumentar las ayudas a las protectoras que cumplan unos determinados requisitos.

Obligaciones de los propietarios

Además de pagar el impuesto municipal, los propietarios de las mascotas deberán identificar a todos sus animales con un microchip. De igual manera, los dueños de animales estarán obligados a proporcionar auxilio básico a los animales atropellados o heridos que se encuentren en la vía pública. En la norma se vuelve a dejar clara la obligación de retirar las heces de los animales que se encuentren en la vía y en los espacios públicos.

La legislación también prohibirá exhibir a los animales en escaparates comerciales o donarlos como premio, usándolos como reclamo publicitario. También quedará prohibido sacrificar a las mascotas "sin necesidad o causa justificada". Los ayuntamientos aún podrían sacrificar a los animales de compañía abandonados si transcurridos 40 días no consiguen que sean adoptados y siempre que no se tengan medios para mantenerlos.

Sanciones de hasta 30.000 euros

Entre las sanciones leves se encuentran la tenencia temporal de perros o animales potencialmente peligrosos no identificados y también el hecho de no contar con fichas clínicas de vacunación -estas multas oscilan entre los 100 y los 3.000 euros-. Las infracciones muy graves -abandono, maltrato, mutilación, sacrificio, venta sin licencia, grabación de escenas de crueldad- pueden variar entre los 6.000 y los 30.000 euros.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot