Menú

Los autobuses plantan cara a BlaBlaCar: precios más baratos y flota renovada

Las compañías de autobuses aumentan un 40% la oferta de plazas para Semana Santa.

0
Los autobuses plantan cara a BlaBlaCar: precios más baratos y flota renovada
Asientos de autobús Premium | Alsa

Las líneas de autobuses de largo recorrido parecen haber hecho los deberes que tenían pendientes desde hace años. Tan sólo pensar en viajar en bus y recorrer distancias kilométricas durante largas horas provoca mareos y hace resoplar a cualquiera. Padecer horas en un estrecho asiento, malas condiciones de higiene o soportar el tour por los pueblos del país hasta llegar a nuestro destino hacen evitar el transporte público a toda costa en estos vehículos, siempre y cuando existan alternativas.

BlaBlaCar, la compañía de viajes basada en la economía colaborativa, entró fuerte en el segmento de viajes interurbanos y no le resultó difícil competir con las adormiladas y acomodadas empresas de autobuses españolas a las que nadie le había hecho sombra... Hasta ese momento. Los vehículos envejecidos y los altos precios ahuyentaban a los usuarios que buscaban comodidad, rapidez y, sobre todo, que su bolsillo se resintiera lo menos posible. Los usuarios jubilados salvaban la economía de un sector que había perdido a muchos los jóvenes que ya se encontraban viajando en BlaBlaCar.

A pesar de las demandas interpuestas por Confebus, la patronal del gremio de autobuses, contra BlaBlaCar para dar continuismo al monopolio autobusero, el titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 dictaba una sentencia histórica y fallaba a favor de la plataforma de transporte compartido el pasado febrero. En el auto, el juez describía cómo "la compañía de coche compartido no supone una competencia desleal".

Al parecer, los autobuses ya se olían que BlaBlaCar podría ganar el juicio y se pusieron las pilas. No les quedó otra. Modernizar la flota, competir con los precios que los conductores de Blablacar ofrecían y disminuir las horas de pesado viaje entre las ciudades conformarían sus nuevos retos. Su principal objetivo sería rescatar a los jóvenes que huyeron despavoridos de los incómodos trayectos que ofrecían los dinosaurios del transporte público. Y lo han conseguido.

Los autobuses se 'blablacarizan'

Pantallas táctiles de 7 pulgadas incrustadas en la cabeza de los asientos, conexión a Internet o el Canal OcioBus con música sin interrupciones forman parte de los nuevos servicios que ofrecen empresas como Daibus o Alsa. Además, otra demanda histórica de los viajeros era ampliar el espacio del asiento, ya de por sí minúsculo y aún más incómodo si al usuario del asiento de delante le daba por echar hacia atrás su respaldo. Ahora, este suplicio parece haber quedado atrás y ya pueden estirar las piernas los pasajeros hasta llegar al destino e incluso apoyar las manos en mullidos posabrazos sin rozar al compañero de trayecto.

ALSASUPRA.asientos.jpg

Rafael Barbadillo, director de la patronal Confebus, ha manifestado a Libre Mercado su parecer sobre la actual situación de BlaBlaCar: "Están estancados, ellos alardean de tener más de tres millones de usuarios registrados, pero su demanda está cayendo". Barbadillo añade que los autobuses han introducido mejoras tecnológicas para disfrutar de una experiencia con el máximo entretenimiento durante las horas en carretera. "Hemos respondido a una demanda silenciosa que sabíamos que esperaba tener Wifi, cine, canal de música, televisión. Estamos invirtiendo 500 millones de euros anuales en la flota, es nuestra gran apuesta".

Otra asignatura pendiente eran los precios de los billetes. "Puedo garantizar que ahora mismo no hay nada más barato en transporte público que el autobús", responde Barbadillo. Los datos que proporciona Confebus coinciden con esta recuperación de clientes. Más del 50% de las personas que viajan estos días en Semana Santa eligen el autobús como medio de transporte. Las plazas ofrecidas superarán la cifra de 5,5 millones, un 5% más que en la Semana Santa del año anterior.

Desafío a BlaBlaCar

En estas vacaciones se podrá viajar desde Madrid a Málaga por 17 euros. La ida y vuelta a la playa de la capital malagueña oscilaría en los 32 euros en total. En estos momentos, Daibus y Alsa superan mejoran los precios de BlaBlacar. Si buscamos el mismo trayecto en vehículo compartido el coste ascendería a 60 euros la tarifa más barata, incluyendo la ida y la vuelta, casi el doble que en autobús.

La duración del viaje era otra de las grandes barreras a superar. Pagar más por tardar menos es otra de las peticiones de los usuarios. Los autobuses lo han tenido en cuenta. Tomando como ejemplo el mismo trayecto, Daibus, por ejemplo, ofrece viajes directos de 6 horas de duración de Madrid a Málaga con una sola parada para descansar y tomar algo de 20 minutos. Un conductor de BlaBlacar suele tardar, en base a los viajes publicados en la web, un mínimo de cinco horas desde la capital y sin paradas. Equiparando precio, confort y tiempo, a los habituales viajeros de BlaBlaCar les surgiría la duda razonable...

En este sentido, la patronal de autobuses realiza una comparativa a través de un comunicado en el que exponen ser "dos veces más económicos que el AVE y 1,3 veces más baratos que el tren de larga y media distancia".

BlaBlaCar: "No estamos estancados, crecemos"

En este duelo de titanes, la directora de comunicación de la plataforma en España, Itziar García, ha explicado a Libre Mercado la inminente implantación de un nuevo servicio ya en pruebas que permitirá recoger viajeros que no estaban previstos en el viaje, pero que les aparecerán al conductor en la app en su camino. "El objetivo es utilizar la red social y todas sus conexiones. Sacar el máximo potencial entre viajeros y conductores", declara.

Con respecto al supuesto estancamiento que padece la plataforma, según Confebus, García indica que "BlaBlaCar sigue creciendo en número de usuarios registrados año tras año". "En estos momentos contamos con 60 millones de inscritos a nivel mundial y 3 millones y medio de españoles se han abierto un perfil en la web", concluye.

Lejos de imaginar un escenario semiapocalíptico en el que los autobuses desaparecerían de la faz de España, tras los litigios judiciales mantenidos y su fracaso ante los tribunales, Confebus no sólo mantiene el número de viajeros desde que BlaBlaCar aterrizara aquí, sino que "ha doblado el número de pasajeros en muchas rutas", según reconoce la propia patronal. Al fin y al cabo, los datos vienen a reflejar que las empresas en competencia pueden crecer, desmontando así el proverbio popular de que "el pez grande se come al pequeño". En este caso, como en la mayoría, los peces que saben utilizar bien sus aletas siguen nadando.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation