Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El empleo indefinido acumula 50 meses de crecimiento ininterrumpido

España ya ha recuperado todo el empleo fijo destruido durante al crisis, mientras la tasa de temporalidad es inferior a la época de la burbuja.

0
La contratación indefinida sigue creciendo | Pixabay/CC/rawpixel

La intensa creación de empleo que ha registrado España en los últimos años ha obligado a los partidos de la oposición a cambiar su discurso, ya que, en un principio, insistían en que la reforma laboral que aprobó el Gobierno en 2012 no lograría reducir el paro. Sin embargo, seis años después, y a la vista de que se han generado cerca de dos millones de puestos de trabajo (el 63% del empleo destruido durante la crisis, según la última Encuesta de Población Activa), las críticas se centran ahora en la precariedad y los bajos salarios.

Si bien es cierto que la calidad laboral en España deja mucho que desear, especialmente entre los jóvenes, la cuestión es que la tradicional dualidad que presenta el mercado de trabajo debido a la alta tasa de temporalidad no es un fenómeno nuevo, sino que se remonta a lustros atrás, y lo más relevante es que el empleo indefinido está creciendo a un ritmo inusitado durante la actual recuperación, desmontando buena parte de los argumentos que emplea la oposición.

Si no hay sorpresas de última hora, el empleo indefinido arrojará en marzo 50 meses de crecimiento ininterrumpido, consolidando así su período más largo de avances, hasta casi duplicar la etapa registrada entre abril de 2005 y julio de 2007, en el pico de la burbuja inmobiliaria, cuando el empleo fijo aumentó durante 28 meses seguidos.

En el conjunto de 2017, las contrataciones indefinidas subieron un 12,6% a nivel interanual y el ritmo no ha bajado durante los primeros compases de 2018. Como resultado, España ya ha recuperado todo el empleo fijo destruido durante los años de crisis, con casi 1 millón de nuevos puestos de trabajo, frente al 46% del empleo temporal (1,03 millones sobre un total de 2,2 millones de puestos destruidos). De este modo, más del 73% de los asalariados tiene un contrato fijo, casi 8 puntos más que a cierre de 2006, poco antes del estallido de la burbuja.

empfi1.jpg

Es la primera vez que el empleo indefinido crece desde el mismo momento en el que PIB comienza a repuntar tras una recesión. En la crisis de la primera mitad de los años 90, la contratación fija tardó un año y medio en empezar a crecer tras el inicio de la recuperación.

Asimismo, gracias a las bonificaciones fiscales, la conversión de contratos temporales a fijos aumentó casi un 18% en 2017, su mejor cifra en nueve años, lo cual demuestra que el empleo temporal es también una vía a tener muy en cuenta para lograr un contrato indefinido.

empfi2.jpg

Por otro lado, la inmensa mayoría del empleo creado (97%) es a tiempo completo, mientras que la contratación indefinida a tiempo completo crece a un ritmo superior al 16% interanual, según los últimos datos de la EPA.

España lidera la creación de empleo a tiempo completo de la zona euro y, de hecho, el porcentaje de este tipo de contratos es 13 puntos más alto que en Alemania y 5 superior a la media europea.

empfi3.jpg

Por último, desde que se inició la recuperación, el salario vinculado a los nuevos empleos ha crecido algo más de un 7%. Así, tal y como refleja el siguiente gráfico, la paga mensual de los trabajadores con menos de un año de antigüedad pasó de 1.145 euros en 2013 a 1.206 en 2014, 1.252 en 2015 y 1.232 euros en 2016.

empfi4.jpg

En el conjunto del mercado de trabajo, la creación de empleo también se está traduciendo en una moderada ganancia de poder adquisitivo. En concreto, entre 2014 y 2017, se ha producido una subida de 2,5 puntos, recuperando así la pérdida de poder adquisitivo registrada entre 2012 y 2013 (-2,1 puntos).

empfi5.jpg

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios