Menú

La UE pierde el tren de la revolución digital: solo 4 de las 50 grandes tecnológicas son europeas

El Viejo Continente ha pasado de ser vanguardia a ser retaguardia en el orden mundial.

Patricia Malagón
0
La UE pierde el tren de la revolución digital: solo 4 de las 50 grandes tecnológicas son europeas
Sede de Google | Archivo

Europa siempre estuvo a la vanguardia del mundo. En el continente se inventó la imprenta, la máquina de vapor, nació la revolución industrial y es la cuna de la cultura occidental, de los estilos arquitectónicos más importantes y la tierra natal de los grandes científicos -Einstein, Hawking, Galileo, etc.-. Pero el Viejo Continente ha pasado de ser vanguardia a ser retaguardia en el orden mundial. La revolución tecnológica ha pillado a Europa despistada en sus instituciones, tratando de regular todo lo nuevo y, como consecuencia de ello, impidiendo la aparición de empresas punteras y creadoras de nuevas tecnologías.

No es palabrería, son datos: de las 50 empresas tecnológicas más importantes del mundo, solo 4 son europeas. De las 15 primeras, no hay ni rastro de alguna compañía nacida en este territorio. Hay que bajar hasta el puesto décimo sexto para encontrar la primera empresa europea, la alemana SAP, dedicada al diseño de productos informáticos de gestión empresarial. La siguiente que aparece en la lista, en el puesto vigésimo séptimo, es la holandesa Philips, dedicada a la creación de electrodomésticos y a la asistencia sanitaria. Las otras dos son la sueca Ericsson y Nokia, de origen finlandés, ambas en cuadragésimo sexto y cuadragésimo séptimo lugar.

ranking1.JPG

Entre los 50 primeros, aparecen 26 empresas estadounidenses que, además, ocupan los primeros cinco puestos. Google, Apple, Amazon, Microsoft y Facebook aparecen como las multinacionales tecnológicas más potentes del mundo. En el top 10, solo les hace competencia la coreana Samsung, y las compañías chinas Alibaba -dueña de Aliexpress- y Huawei. En el resto de la lista, Japón aporta ocho empresas, China siete, la India tres y Corea del Sur dos. Es decir, Asia tiene 20 empresas entre las 50 mejores, Estados Unidos 26 y Europa solamente 4.

En España, la única compañía que aparece entre las 100 grandes tecnológicas mundiales es Amadeus en el puesto 84. Esta empresa se dedica a proveer de soluciones tecnológicas a la industria de los viajes. Francia tiene 3 tecnológicas entre las 100 más importantes, Alemania 2, Finlandia 1, Holanda 2 y Suiza 2. Es decir, solo 10 de las 100 compañías tecnológicas más importantes han nacido en el Viejo Continente.

¿Qué pasa en Europa?

Europa se ha mostrado reacia a la revolución tecnológica, ve en ella una amenaza y no una oportunidad. Prueba de ello es la decisión de gravar con un 3% sobre la facturación total de Amazon, Google, Apple y Facebook o entorpecer el desarrollo de nuevas empresas de economía colaborativa. En España, el Partido Popular ya ha asegurado que pretende crear un mayor control fiscal para Amazon o Alibaba. A todo esto, se suman las continuas quejas ante empresas como Uber, Cabify o Airbnb, creadas y nacidas gracias a las nuevas tecnologías.

Otra gran diferencia entre Estados Unidos y Europa es la financiación y la inversión. Los estadounidenses se muestran más proclives a invertir en las nuevas startups y empresas tecnológicas -Uber recibió más de 1.000 millones de dólares en la primera ronda de financiación-. Además, la regulación americana es menos burocrática y entorpece menos el desarrollo de las nuevas compañías -se permite contratar y despedir a voluntad en todas las empresas que se encuentren en fase de arranque-.

A pesar de todo esto, una encuesta realizada por Mentimeter a los ciudadanos europeos asegura que los grandes problemas que frenan el desarrollo de las empresas es la educación en la nueva era tecnológica y la poca seguridad que ofrece internet.

DaVeLgnX0AAul-_.jpglarge1.jpg

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation