Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

España, a la cabeza de la OCDE en impuestos sobre la riqueza

La izquierda insiste en subir aún más la fiscalidad sobre ahorro y patrimonio, a pesar de que España lidera estos indicadores a nivel internacional.

0
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. | EFE

La OCDE vuelve a la carga con su propuesta de aumentar los impuestos sobre la riqueza. Su último informe critica que los gravámenes al patrimonio han caído en desgracia y llama a los países desarrollados a recuperar esta vía de financiación de los presupuestos públicos. Pero sería un error pensar que en España hay un enorme margen para explorar este camino recaudatorio. No en vano, ya somos uno de los países desarrollados que más grava la riqueza, bien sea medida como stock de capital, bien sea comprendida como las propiedades de las personas y las empresas.

La prueba del algodón que deja al desnudo los argumentos de la OCDE consiste en analizar la base de datos de Eurostat. La agencia estadística comunitaria publica anualmente los datos de recaudación de los impuestos cobrados por los países miembros de la UE-28. En su tabla 61, este informe nos permite comprobar la incidencia de los tributos aplicados al stock de capital de familias y empresas.

Es precisamente aquí donde informes como el de la OCDE suelen sugerir una mayor incidencia. Pero, de acuerdo con Eurostat, la recaudación que logra España por esta vía ya es del 3,2% del PIB, un porcentaje superior al 2,8% que observamos en la UE-28. De hecho, los gravámenes sobre el stock de capital han aumentado de forma sostenida su peso en España.

Así, vemos que en 2008 generaban el 2,8% del PIB, mientras que en 2009 pasaron a aportar el 2,6%, cifra idéntica a la de 2010. Tras una nueva caída en 2011 hasta el 2,5% del PIB, el año 2012 estuvo marcado por un aumento hasta el 2,9% del PIB, antesala del 3,1% observado en 2013 y el 3,2% de 2014. En 2015 se llegó a obtener una recaudación equivalente al 3,3% del PIB, hasta caer una décima en 2016 y regresar al 3,2% del PIB, que de hecho supone seis décimas más que el 2,6% observado en la Eurozona.

En suma, hablamos de 35.964 millones generados anualmente por esta vía. Somos el sexto país europeo con mayor presión fiscal en este ámbito. De hecho, si comparamos el peso de estos impuestos en España con la fuerza que tienen estos tributos en el resto de la UE-28, vemos que hay diferencias muy significativas. El promedio comunitario es del 7,3%, de modo que 7,3 de cada 100 euros recaudados por Hacienda a nivel europeo provienen de gravámenes al capital. Sin embargo, este indicador es del 9,6% en España, un 31,5% más que en la UE-28. El diferencial es aún más acusado si comparamos nuestros datos con la Eurozona: la media de la moneda única es del 6,6%, de modo que España estaría un 45,5% por encima.

El quinto país que más grava la propiedad

Por otra parte, si medimos los impuestos sobre la propiedad, España también aparece en la zona alta de la tabla. Somos el quinto país de la UE-28 que más recaudación devenga por este concepto: 2,7% del PIB o 30.721 millones de euros, por encima del 2,4% registrado en la Eurozona o el 2,6% observado en el conjunto de la Unión. Esta ratio supone, de hecho, un fuerte aumento frente al 2% del PIB que obteníamos por esta vía en los años 2009, 2010 y 2011.

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios