Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El Ayuntamiento de Colau culpa a la intervención policial del 1-O de la reducción del turismo en Barcelona

"Si no hubiésemos tenido ese 1-O, el nivel del turismo sería otro", ha declarado Agustí Colom,  concejal de Turismo de Barcelona. 

LM/Agencias
0
Ada Colau | EFE

El concejal de Turismo de Barcelona, Agustí Colom, ha dicho este jueves que el descenso del turismo en ciudad no se debió al atentado del 17 de agosto, porque los datos demuestran que la ciudad se recuperó, sino que la bajada "viene de un fatídico 1 de octubre que pusieron en todas las portadas de todos los diarios del mundo que aquí parecía que había una guerra civil".

"Si no hubiésemos tenido ese 1-O, el nivel del turismo sería otro", ha aseverado Colom en la comisión de estudio de la situación económica de la ciudad, centrada en esta sesión en el turismo --que en enero y febrero ha superado ligeramente las cifras de los mismos meses del año anterior--, en la que representantes del sector han pedido cambios en la gestión.

Colom ha replicado a las críticas que los tres años del mandato de Colau han registrado récords, ha acusado al Gobierno central de mentir con los datos tras el referéndum, y ha pedido a todos los que critican las condiciones de Las Kellys promover un cambio normativo para eliminar la reforma laboral.

La respuesta de la oposición

La concejal del grupo Demòcrata Sònia Recasens -que también presidenta de la comisión- ha pedido trabajar en un salario mínimo de la ciudad, y ha acusado al Gobierno de Ada Colau de criminalizar el sector con discursos turismofóbicos, en la misma línea de Koldo Blanco (Cs), que ha dicho que el ejecutivo municipal "se ha plegado a los que defienden un decrecimiento turístico".

También considera que el equipo de Colau ha criminalizado el turismo la republicana Trini Capdevila, que ha pedido un turismo de calidad y repartir la riqueza que genera, algo que comparte la socialista Montserrat Ballarín, que ha solicitado que la ciudad gestione el 100% de la tasa turística "para lograr que lleguen los beneficios a todos los barrios".

Javier Mulleras (PP) también defiende que Colau ha criminalizado el sector y ha convertido lo que debe ser una oportunidad en un problema, y el concejal no adscrito, Gerard Ardanuy (Demòcrates) ha pedido redistribuir los beneficios de forma efectiva, mientras que Eulàlia Reguant (CUP) ha abogado por un "decrecimiento turístico que ponga la ciudad al servicio de los vecinos".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios