Menú

Más allá del Car2Go: cómo moverse por Madrid sin vehículo propio

La fiebre del carsharing y del motosharing sigue subiendo como la espuma.

0
La fiebre del carsharing y del motosharing sigue subiendo como la espuma.
Las mejores apps móviles de transporte compartido

Coches, motos e incluso bicis, las apps del móvil permiten alquilar cualquier tipo de vehículo durante un determinado periodo de tiempo y a un precio muy asequible. En la era de las nuevas tecnologías no hay que preocuparse por lavar el coche, llevarlo al taller, pasar la ITV o buscar una gasolinera cercana al ver que el depósito ha entrado en reserva. Las calles de las ciudades españolas se están llenando de estos vehículos compartidos y la fiebre del carsharing y del motosharing sigue subiendo como la espuma.

Cuatro ruedas

Seguramente las más conocidas sean las empresas de alquiler de coches como Car2Go y Emov, pero en ese sector también ha arrancado Zity. Las tres compañías ofrecen coches eléctricos y automáticos y permiten reservarlos con una antelación de 20 minutos. Sin embargo, existen varias diferencias entre las tres.

Mientras un Car2Go (2 plazas) cuesta 0,21€ por minuto, 0,29€ si se superan los primeros 50km y 69€ por día; las tarifas de Emov (4 plazas) se sitúan en 0,24€ por minuto y 69€ el día. Por su parte, Zity (5 plazas) ofrece sus servicios por 0,26€/minuto y 66€ el día.

Además, a diferencia de Zity, el registro de Car2Go y de Emov no es gratuito, ya que darse de alta en estas compañías tiene un coste de 9 euros. Sin embargo, ambas ofrecen descuentos en viajes con los que se puede recuperar gran parte de este pago inicial.

Para acceder a cualquiera de estos vehículos, se necesita la aplicación móvil desde donde se abrirá y cerrará el automóvil. Es importante conocer las zonas de uso, ya que no se podrá estacionar fuera del área permitida por cada compañía. Los tres servicios permiten realizar paradas para, por ejemplo, hacer recados, pero en este caso solo Zity (con su función Stand By) reduce el precio del minuto a 0,09€.

Motosharing

También es posible circular por la ciudad a dos ruedas con un solo golpe de click. eCooltra, ioscoot y Muving garantizan un servicio de motos eléctricas que puede reservarse con 15 minutos de antelación. Las motos incluyen dos cascos para conductor y acompañante y las tarifas varían dependiendo de la empresa: eCooltra (0,24€/minuto), ioscoot (0,20€/minuto, de 8 a 24 horas y 0,24€ de 24 a 8) y Muving (0,21€/minuto). Las motos pueden aparcarse en cualquier lugar, pero, preferiblemente, en un parking público. Si se opta por circular a dos ruedas, se pueden encontrar servicios extra como dos puertos USB (en el caso de eCooltra) y un GPS incorporado en la flota de ioscoot.

A golpe de pedal

Este tipo de aplicaciones no solo está disponible para aquellos que dispongan de carné de conducir, ya que también se pueden alquilar bicicletas.

BiciMAD: es la opción que el Ayuntamiento de Madrid aporta como alternativa al autobús y al metro. Estas bicis disponen de un motor que hará más amenas las cuestas de la capital. Para alquilarlas es necesario sacarse una tarjeta en su página web y abonar un importe de 25 euros anuales (15 euros si se tiene abono transporte). Tras el registro, se recoge la tarjeta en cualquiera de las estaciones usando un código que mandan al email. La primera media hora de uso tiene un coste de 0,50€ y en la siguiente fracción de 30 minutos se debe abonar 0,60€. La aplicación descuenta 0,10€ si se coge de una estación con muchas bicis o se deja en una con pocas. Una vez terminado el trayecto, se puede ver el tiempo y el precio del recorrido en la app. Es importante asegurarse de que la bici se ha anclado bien en la estación (se ilumina una luz verde) porque si no seguirá contando como tiempo de uso.

Ofo y oBike: funcionan de forma parecida y con el mismo precio (0,50 euros el trayecto de 30 minutos), aunque es necesario pagar una fianza que será reembolsable cuando el usuario deje de usar la aplicación. Ambos servicios permiten buscar la bici con el móvil gracias a un localizador GPS, reservarla durante 10 minutos y desbloquearla escaneando un código que aparece en la parte trasera de la misma. Tras su uso, se tiene que bloquear de forma manual. Se puede aparcar en cualquier lugar público mientras no obstruya el paso de los peatones.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia