Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Pasillos, goteras y humedades: las reformas que el Gobierno subvenciona por primera vez

El Plan Estatal de Vivienda contempla subvenciones a la rehabilitación interior de los pisos. 

0
Nuevo Plan de Vivienda | Alamy

El pasado mes de marzo, el Gobierno anunció una lluvia de millones para "favorecer el alquiler y la rehabilitación urbana y rural" a través de un nuevo Plan Estatal de Vivienda. Este plan entra en vigor este año (tendrá carácter retroactivo desde el 1 de enero) y se extenderá hasta 2021.

Durante esos 4 años, el Ejecutivo repartirá 1.443 millones de euros, "un 62,5% más que en el plan anterior", según el ministro de Fomento y Vivienda, Íñigo de la Serna, a los que hay que sumarle la cofinanciación de las CCAA. Para 2018, la dotación será de 350 millones de euros.

Quienes compren una vivienda con menos de 35 años, los que vivan de alquiler, los promotores, e incluso, los que hagan obras en su casa serán algunos de los beneficiados, siempre que cumplan los requisitos del Gobierno.

Las reformas en el interior, por primera vez

Así, por primera vez un Plan de Vivienda contempla subvenciones a las reformas que se lleven a cabo en el interior de pisos o en viviendas unifamiliares. "Ampliar pasillos, hacer espacios más anchos, baños más accesibles (tanto para niños como para ancianos), cambiar la bañera, tapar grietas, quitar humedades, aislamiento acústico o mejoras energéticas" son algunas de las reformas que estarían cubiertas por el plan, según explica a Libre Mercado Sandra Barañano, arquitecta de Andimac, la patronal de las reformas.

Eso sí, las reformas deben estar justificadas y no contemplan los trabajos estéticos. "No vale con pintar la casa solo por querer cambiar el color de la pared. El propietario debe acreditar, por ejemplo, que hay humedades", matiza Barañano.

Estas subvenciones a la rehabilitación y conservación se concederán a las viviendas con antigüedad anterior a 1996, por un 40% de la inversión con un límite de cuantía, siempre que supongan el domicilio habitual del solicitante y que estén acompañadas por un informe técnico con fecha anterior a la solicitud que acredite la necesidad de la actuación. Los capítulos VI y VII del plan que se ha publicado en el BOE explican todos los detalles entre los que destacan los siguientes:

1. Se considerarán subvencionables las actuaciones de conservación que se acometan para subsanar las siguientes deficiencias: a) Las relativas al estado de conservación de la cimentación, estructura e instalaciones. b) Las relativas al estado de conservación de cubiertas, azoteas, fachadas y medianerías, incluyendo procesos de desamiantado. c) Las relativas a la adecuación interior de la vivienda unifamiliar, agrupada en fila o en edificio de tipología residencial colectiva, a las condiciones mínimas de funcionalidad, habitabilidad, seguridad e higiene legalmente exigidas.

Las CCAA gestionarán las ayudas

La gestión de las ayudas del Plan corresponderá a las CCAA, y a ellas les toca matizar cada requisito en un documento específico que tendrán que tener listo cuando firmen el convenio con Fomento. Será entonces, cuando los ciudadanos de cada región sepan cuáles son los beneficios exactos que les ofrece su autonomía para las obras de sus casas. Es un plan de mínimos, por lo que sólo pueden mejorar lo redactado por el Gobierno. "Las CCAA tienen que tener listos, en un plazo razonable de 2 ó 3 meses, todos los convenios y abiertas las ordenes de ayuda", dijo en marzo De la Serna, por lo que la firma podría ser inminente.

Las regiones ya saben la cuál es el presupuesto que les corresponde del Plan de Viviendas, y ya han decidido qué parte destinan a los 9 puntos del programa (alquiler, eficiencia energética, conservación...). Para que una comunidad autónoma reciba el 100% de los fondos estatales habrá de cofinanciar actuaciones del Plan con otro 30%. Si la cofinanciación es menor la aportación estatal se reduce. Según fuentes del Ministerio de Fomento consultadas por este periódico, algunas ya han publicado los documentos con los detalles y las órdenes de ayuda.

La redacción del plan "es muy abierta. Las CCAA actuarán con el esqueleto del plan de Fomento, pero introducirán sus propias mejoras", comenta la experta. "Lo importante es que el procedimiento sea sencillo porque al final muchas de estas ayudas no llegan a la gente por desconocimiento", añade. Para evitar sustos, la arquitecta recomienda que "antes de empezar las obras" se presente en la comunidad autónoma correspondiente "la memoria de la mejora que se quiere realizar en la vivienda".

"Una oportunidad insólita"

Según los cálculos de Andimac, en España hay 13,7 millones de viviendas finalizadas antes de 1996 de las casi 25,7 millones que forman el total. Acogerse a las ayudas es una "oportunidad insólita", aseguran. El parque inmobiliario de nuestro país es tan antiguo que la mitad de las casas tiene más de 40 años y el 81%, más de 18. Un dato curioso es que las primeras casas de la pasada burbuja inmobiliaria empiezan ya a cumplir la mayoría de edad.

Andimac llama a las comunidades autónomas a "simplificar la burocracia para el acceso a la gestión de los fondos, de forma que las ayudas sean fáciles de ejecutar, con mecanismos de garantías seguros pero simples y sin trabas administrativas innecesarias que dificulten o disuadan al ciudadano a la hora de solicitarlas". También, piden al Gobierno que recupere la deducción en el IRPF en el tramo estatal y autonómico por reformar la vivienda habitual que desapareció en 2013. Aseguran que beneficiaría a unos 200.000 hogares y ayudaría a aflorar los trabajos en negro. "La economía sumergida del sector se llama IVA, y es del 21%", señalan.

También le tiran de las orejas a los propietarios porque consideran que le prestan poca atención al estado de sus viviendas. Por ejemplo, mientras que dedican el 5% de su presupuesto familiar al cuidado y mantenimiento de sus vehículos, tan sólo destinan el 1,5% a la mejora de sus hogares. Todo ello a pesar de que el coche se devalúa "un 10% año" y una reforma en el hogar "revaloriza la vivienda un 20%". El coche "está el 90% de su tiempo parado y la casa siempre la pisas, vives en ella", destacan. Para este año, calculan se reformarán 1,6 millones de viviendas, el 6,25% del parque. Las obras estrella: "La cocina y el baño, que se hacen cada 20 años".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios