Menú

'Mujeres desesperadas': el negocio de la reproducción asistida se dispara en España por el retraso en la maternidad

El negocio de seguir siendo fértil: España es líder en Europa en tratamientos de reproducción asistida, según la SEF. 

0
'Mujeres desesperadas': el negocio de la reproducción asistida se dispara en España por el retraso en la maternidad
La maternidad sigue retrasándose en España | Cordon Press

El invierno demográfico continúa azotando España. Los recientes datos del INE reflejan una tendencia que sigue al alza. El 70% de las españolas de 35 años no tiene hijos. ¿Qué está pasando? Los expertos coinciden en que el retraso de la maternidad puede acarrear serios problemas de reproducción para aquellas mujeres que, en su futuro, deseen tener hijos "antes de que sea demasiado tarde, les llegue la desesperación y las prisas".

La cuestión es que después de los 35 años, por más que cueste asimilarlo, los problemas para poder quedarse embarazada aumentan por el deterioro de la calidad en los óvulos y el descenso de la reserva ovárica. Y no sólo eso. Los expertos también señalan que en varones mayores de 35 años la calidad del esperma se reduce, siendo una gran traba a la hora de fecundar el óvulo.

El doctor Luis Martínez, presidente de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), avisa del aumento exponencial de tratamientos de fertilidad a mujeres treintañeras como consecuencia de posponer el momento de ser madre. En base a un reciente informe publicado por la SEF, el 47% de los ciclos de Fecundación In Vitro (FIV) con ovocitos propios se ha realizado a pacientes de entre 35 y 39 años, siendo este el grupo mayoritario. Sin embargo, el 67% de las FIV con donación de óvulos se han hecho en pacientes mayores de 40 años. "Estos datos son la muestra del impacto que tiene la edad sobre la fertilidad femenina, que, aunque es algo que los médicos conocemos desde hace mucho tiempo, la sociedad no acaba de ser plenamente consciente", explica el médico.

Los grandes beneficiarios de este nuevo fenómeno social, donde predominan los singles frente a la familia tradicional, son las clínicas de reproducción asistida. Estos centros sanitarios privados han aumentado sus ingresos considerablemente tratando a pacientes de última hora, es decir, mujeres solteras y parejas que buscan tener hijos cueste lo que cueste. Y todo tiene un precio. La esperanza de ser madre ya mueve millones de euros en una nueva industria de la era posmoderna: los tratamientos de fertilidad que alargan la edad natural de los ovarios. ¿Ha pasado de moda la reproducción natural?

La reproducción natural, ¿pasada de moda?

El doctor Fernando Prados, embriólogo de la SEF, analiza cómo se ha incrementado un 9,6% el número de tratamientos de fecundación in vitro en los últimos tres años. El informe se ha realizado con los datos aportados por 286 centros españoles. Un total de 127.809 ciclos de FIV y 38.903 Inseminaciones Artificiales han sido registrados.

La Sociedad Española de Fertilidad recoge un total de 383 centros de reproducción asistida en nuestro país, privados y públicos, en 2016, lo que nos colocaría en el segundo lugar del mundo, por detrás de Estados Unidos, con más clínicas de fertilidad. Las empresas se embarcan en este nuevo mercado de pacientes cargados de emociones y sueños , y, por supuesto, con la cartera preparada.

La media del total de ciclos practicados a las féminas está en torno a 150.000 al año. Prados informa sobre "los múltiples avances médicos en tecnología embrionaria y la enorme capacidad y eficacia en la criopreservación de ovocitos y embriones". El especialista especifica que la finalidad de reproducción asistida es que de un tratamiento nazca un único bebé. "Los investigadores estamos trabajando para que el tratamiento de reproducción asistida sea lo más parecido posible a un ciclo de reproducción natural", comenta el doctor.

La gran demanda dispara el negocio de la fertilidad y hace que se arrojen suculentos beneficios, que rondan los 400 millones de euros al año en España. Junto a las italianas, las españolas se sitúan a la cabeza de las mujeres que optan por ser madres primerizas después de los 40. Hay que considerar que cuanto mayor es la paciente, más aumenta el desembolso económico si no hay suerte. Sin embargo, las clínicas ya han ideado una serie de promociones para no dejar pelados a los futuros padres antes de tiempo.

Tarifa plana para "quedarse embarazada"

Los ciclos de fertilidad pueden ser fallidos, es uno de los mayores riesgos. Los intentos previos en vano hacen peligrar la capacidad económica del cliente-paciente. Se trunca el objetivo de tener un bebé. Pero las empresas ya han ideado toda una suerte de planes e incentivos para abaratar el proceso. De hecho, algunas hasta incluyen una tarifa plana con un número indeterminado de intentos de fecundación.

Clínicas como Eva Fertility proponen "Planes de ahorro para conseguir tu embarazo. 3 ciclos de FIV+Vitrificaciones+Criotransferencia". Además, en el anuncio añaden cómo devuelven el importe en caso de que la paciente "se haya quedado embarazada y le sobren bonus extras de fertilidad". Asimismo, existen"Programas de Embarazo Seguro" en el que la mayoría de clínicas españolas garantizan la devolución del dinero en el caso de "no quedarse". El gasto medio de un ciclo de fertilidad oscilaría entre los 500 y 30.000 euros, dependiendo del caso de cada paciente, su nivel de fertilidad y el tratamiento en cuestión.

Pero no serían sólo los españoles los que se dejan sus ahorros. El SEF anuncia un aumento de las pacientes extranjeras que acuden a España para conseguir su objetivo reproductivo. En total, se realizaron más de 12.000 ciclos a estos turistas reproductivos en 2016. El primer motivo de la llegada de pacientes foráneas a las clínicas nacionales es el impedimento legal de hacer el tratamiento en sus países de origen, seguido de la calidad de la medicina reproductiva que existe en España.

Hijos "sin pan bajo el brazo"

El presidente del Comité Organizador del XXXII Congreso de la SEF, Juan Antonio García Velasco, insistió durante el evento del riesgo del embarazo, "no sólo para la madre tardía sino para el propio bebé". Este experto recordó que en tres generaciones se ha producido un salto "espectacular" en la edad de maternidad, si bien ha alertado de que "los ovarios de las mujeres actuales siguen siendo iguales que los de las abuelas, quienes tenían los hijos antes de los 20 años".

"La gente sigue pensando que puede tener hijos mientras tenga la menstruación y no es así. Es cierto que se puede ser madre a los 60 años, pero no está bien porque las complicaciones se disparan", expuso García Velasco. "El objetivo es tener un hijo cuanto antes mejor, si bien lo que estamos consiguiendo con las nuevas técnicas de fecundación in vitro era ciencia ficción hace 15 años", concluyó el médico.

La economía, el horario laboral o el simple hecho de "no querer complicarse la vida" son algunas de las razones que pueden relegar al olvido aquel dicho popular de que los "hijos vienen con un pan bajo el brazo". La llegada de un nuevo miembro a la familia se celebraba como un aumento de la riqueza en el hogar. Quizás, ahora, ya no sea así.

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation