Menú

La sobrecualificación laboral, un problema para trabajadores y empresas

Las carreras de industriales tienen más salida, las de artes y humanidades son las de peor proyección.

0
Las carreras de industriales tienen más salida, las de artes y humanidades son las de peor proyección.

Los problemas del mercado laboral español derivados del desajuste entre la oferta (formación de los trabajadores españoles) y la demanda (perfiles y habilidades buscados por las empresas) han sido objeto de un análisis por la OCDE.

Como punto de partida, destaca la poca movilidad geográfica entre las regiones, ya que apenas es algo más 1% de la población, entre las más bajas de la OCDE, cuyo valor promedio es dos veces superior. Este factor creo que es clave para explicar la tasa de paro estructural en España y su disparidad por comunidades autónomas. Su análisis sobre el mercado laboral español incluye diversos aspectos clave:

1. La demanda de empleo en España se concentra en el empleo de baja cualificación. Lo significativo para la OCDE es que dicha demanda es elevada en comparación con la de otros países, pese al colapso de la construcción. Añadiría en este punto la capacidad que ha tenido el empleo en los servicios de la hostelería y comercio -un empleo, por lo general, también de baja cualificación- como reciclaje para antiguos trabajadores de la construcción.

demanda-empleo1.png

Pese a la elevada demanda de empleo poco cualificado, laoferta es superior. Prueba de ello es que mientras el 43% de los trabajadores tiene estudios de secundaria, la demanda para este nivel de formación es del 25%. Este desajuste entre oferta y demanda laboral es uno de los motivos, junto entre otros a la mencionada poca movilidad geográfica, del elevado paro estructural.

2. En cuanto a la oferta laboral, el mercado español es singular en cuanto tiene no sólo una elevada oferta de empleo poco cualificado, sino que también la oferta de formación superior tiene un peso muy similar, cuando la norma es que el de alta cualificación sea o superior al de baja -como es el caso de Suecia- o inferior -caso de Portugal-.

demanda-empleo2.png

A su vez, la proporción de la demanda de empleo de alta cualificación en España es también elevada (37% del total), pero es posible que en este caso obedezca a una "inflación" de la formación requerida para un puesto de trabajo, lo que provoca a su vez un excesivo nivel de sobrecualificación, donde los trabajadores no desempeñan un trabajo acorde con sus estudios, con el coste que ello supone para el trabajador -menor motivación- y la sociedad -inversión en capital humano desaprovechada-. Se trata de otra fuente de desajuste entre oferta y demanda.

demanda-empleo3.png

Existen otras referencias que apuntan a que la demanda de empleo cualificado es baja, como es el bajo peso de las exportaciones de manufacturas de alto valor añadido (posición 44 de España, con un 7% vs 17,4% de media de la propia OCDE en 2016) o el reducido gasto en I+D sobre el PIB (1,2% en España vs promedio UE 2,0% en 2015), según datos del Banco Mundial y Eurostat, respectivamente.

3. En cuanto a las iniciativas para subsanar este desajuste, en opinión de la OCDE alguna está dando resultados, como es la reforma de la Formación Profesional Dual, que acerca el entorno académico al laboral, si bien de manera no coordinada, pues cada región establece un plan diferente de prácticas. Dicho lo anterior, este organismo considera estos avances insuficientes.

A este respecto, la OCDE estima que existe la información necesaria para tratar de ajustar demanda y oferta de empleo, pero que apenas se utiliza. Y, por ello, realiza una serie de recomendaciones:

  • Mejorar la formación de las políticas públicas de empleo con la creación de un organismo que coordine a la administración central y a las autonómicas. La OCDE no defiende incrementar el gasto público en políticas activas, sino reducir los subsidios a la contratación a cambio de invertir en la formación de jóvenes y parados de larga duración.
  • Mejorar el asesoramiento al desempleado para que converjan las capacidades del trabajador con lo que la empresa busca. También en alumnos de secundaria, asesorar sobre las salidas profesionales, incluyendo una interacción con los empresarios. Estas labores de asesoramiento deberían aprovechar el potencial de poder compartir la información online.
  • Mejorar la educación universitaria incentivando tanto a los centros que mejor se adapten a los perfiles demandados como a los alumnos que estudien titulaciones con una demanda laboral no satisfecha.
  • Y, por el lado de la demanda, favorecer la digitalización de la pyme para que incremente su productividad y, así, demande perfiles con una mayor formación.

En definitiva, la OCDE identifica problemas del mercado laboral y qué medidas ejecutar para mitigar o solucionarlos a partir de un mejor aprovechamiento de la información disponible que permita casar demanda y oferta de empleo y de una formación más óptima y enfocada a las necesidades de la demanda.

La OCDE también recoge las carreras con mejor y peor salida a partir de estudios del INE y del Ministerio de Educación. Entre las primeras destacan medicina e ingenierías, como naval, aeronáutica o electrónica. Entre las carreras con una peor salida, se incluyen las de filología, historia o artes.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD