Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El conflicto de intereses de Nadia Calviño da el salto a la prensa europea

Algunos medios ponen en cuestión que no haya abandonado por completo su trabajo en la Comisión Europea por posibles conflictos de interés.

0
La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño | EFE

Nadia Calviño, la nueva ministra de Economía en el Gobierno de Pedro Sánchez, no ha abandonado la Dirección de Presupuestos de la Comisión Europea, sino que ha alegado motivos personales para solicitar una excedencia que le permita abandonar provisionalmente el cargo. Dicho permiso cubrirá lo que le restaba de mandato en Bruselas a la nueva integrante del Ejecutivo.

Desde la Comisión Europea se ha insistido en que esta decisión no supone ningún conflicto de intereses, pero diversos medios internacionales ya se han hecho eco de lo que está pasando. Es el caso de POLITICO, uno de los medios digitales más influyentes en la cobertura de la actualidad comunitaria.

Esta semana, destacaba el"dilema ético" que enfrenta la nueva ministra de Economía del Gobierno socialista. Si bien la información reconoce que el nombramiento de Calviño gustó en Bruselas por su dilatada carrera en las instituciones europeas, también se destaca la problemática que supone su decisión de no abandonar por completo su trabajo en la Comisión.

Desde el Ejecutivo comunitario parten de que las negociaciones presupuestarias serán delegadas a María Jesús Montero, la nueva ministra de Hacienda de la Administración Sánchez. Esto permitiría evitar que sea la propia Calviño quien se encargue de presionar directamente a quienes eran sus compañeros hasta hace apenas unas semanas.

Pese a este paso atrás en materia de representación institucional, el área de gobierno de Calviño tiene un interés directo en algunas de las cuestiones que deberá negociar Montero. Para ser precisos, la Comisión plantea que los presupuestos europeos incluyan 25.000 millones de euros para acompañar los programas nacionales de reformas económicas, así como 100.000 millones para actividades de investigación.

Estas áreas cuelgan directamente del nuevo departamento de Calviño, que, sin embargo, no podrá pronunciarse al respecto si no quiere incurrir en un flagrante conflicto de intereses que solo se solventaría de forma clara si la nueva ministra renunciase a su trabajo en Bruselas, cosa que, de momento, no está en sus planes, habida cuenta de su decisión de pedir simplemente una excedencia por motivos personales.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios