Menú

Los hábitos de vida de los españoles: poco tiempo para estudiar, pero mucho para comer y dormir

En cuanto al ocio, el tiempo que pasan los españoles en descansar o leer es reducido, pero caminan más que el resto de europeos, por ejemplo.

0
En cuanto al ocio, el tiempo que pasan los españoles en descansar o leer es reducido, pero caminan más que el resto de europeos, por ejemplo.

¿Cómo distribuyen su tiempo los españoles? Un estudio de Eurostat muestra que dedican algo menos de nueve horas a dormir, cinco horas al día a actividades de ocio, tres al cuidado del hogar y la familia, algo menos de tiempo a trabajar, dos horas a comer y menos de una hora a estudiar.

habja1.png

Se trata de una encuesta sobre una población mayor de 10 años, por lo que las dos horas y media en el trabajo es el promedio que incluye a ocupados, estudiantes, desempleados, jubilados y otra población no activa, razón por la que menos de la mitad de las respuestas -un 41%- proviene de personas que están trabajando. Por eso mismo, hay que tener en cuenta que únicamente un 4% de los encuestados realiza estudios. Por ello, en realidad, las dos horas y media dedicadas a trabajar y algo menos de una a estudiar se correspondería con el tiempo que pasa un español desde que tiene 10 años a lo largo de su vida.

¿Ese tiempo es similar o no al del resto de europeos? En lo que respecta a dormir, el tiempo es similar al del resto de europeos, categoría que lideran y cierran rumanos y noruegos, con nueve horas y algo más de ocho, respectivamente.

habja2.png

En cuanto al trabajo, y si se considera únicamente los ocupados, los españoles se sitúan en la media, con una jornada laboral de 7,5 horas, media hora menos que estones, pero media hora más que franceses y serbios.

habja3.png

En la actividad en la que sí pasan más tiempo relativo es en la de comer, únicamente por detrás de franceses y griegos. Si acudiéramos a los tópicos, por tanto, la respuesta es sí: los españoles dedican más tiempo a comer que el resto de europeos.

habja4.png

El caso contrario se produce en el tiempo destinado a estudiar, donde los españoles se encuentran en la parte baja de la tabla, con la particularidad de que cuando se trata de estudios no obligatorios -es decir, ni formación universitaria ni previa ni tampoco deberes- son lo que más tiempo invierten en Europa.

habja5.png

En cuanto a las tareas del hogar y el cuidado de niños o familiares mayores, los españoles están en la media, aunque en el detalle de tareas sí hay extremos: son los europeos que dedican más tiempo al cuidado de niños y mayores, mientras que, por el contrario, pasan menos tiempo en la cocina -lo que puede sorprender si se tiene en cuenta que España es el cuarto país europeo por estrellas Michelín, aunque es el octavo si se mide per cápita-. Igualmente, los españoles dedican muy poca jornada del día tanto a las tareas de bricolaje como al jardín, lo cual tiene su lógica, ya que en España sólo una de cada tres viviendas es un pareado o chalet -la tasa más baja en Europa, frente al 93% de Irlanda o el 84% de Reino Unido-.

habja6.png

Por último, el tiempo que queda para el ocio es menor que la media europea, muy por detrás de los países nórdicos o de los alemanes, curiosamente, y muy por encima de los rumanos.

habja7.png

En el detalle por actividad de ocio y recurriendo de nuevo a los tópicos, hay uno que no se cumple: al español le gusta aprovechar su tiempo libre, no tumbarse sin hacer nada. De hecho, tan sólo noruegos y luxemburgueses destinan menos tiempo a descansar, mientras que no hay europeo que le dedique más tiempo a caminar, debido, posiblemente, a la favorable climatología que posee España.

habja8.png

Pero también existe algún otro tópico que se confirma, como que se lee poco, muy por detrás de los países nórdicos o de Alemania. Tan sólo griegos, rumanos y turcos están por detrás de los españoles en esta materia.

habja9.png

Diferencias entre hombres y mujeres

Otro aspecto interesante del estudio de Eurostat es la diferencia de hábitos por género. El hombre pasa más tiempo en el trabajo que la mujer -y, proporcionalmente, hay una mayor diferencia de género en el resto de Europa que en España- y menos en las tareas del hogar -en este caso, la diferencia es mayor entre los españoles-.

habja10.png

En definitiva, en el entorno europeo, los españoles dedican más tiempo a comer y a dormir, lo que deja menos tiempo libre para actividades relacionadas con el ocio y con el cuidado personal -una parte de lo que se denomina como "resto"-.

habja11.png

Más concretamente, existe una mayor afinidad con los países del arco mediterráneo -Portugal no forma parte del estudio-, como son Francia o Italia, lo que podría indicar que el factor geográfico define de alguna forma los hábitos de vida de los europeos.

habja12.png

En Libre Mercado

    Servicios