Menú

China va camino de convertirse en el mayor mercado mundial de coches usados

El régimen ha comenzado a levantar las restricciones que tenía impuestas en el sector de la segunda mano.

0
El régimen ha comenzado a levantar las restricciones que tenía impuestas en el sector de la segunda mano.
Desde 2010 la venta de coches usados no ha parado de crecer | Flickr/Thomanication

China y el mercado del automóvil están generando muchas expectativas de cara al futuro. Hace tan solo unos días se publicaron las halagüeñas previsiones que mostraban al Gigante Asiático como el gran comprador de vehículos eléctricos. Sin embargo, el mercado de los coches de segunda mano es otro de los sectores que más rápido y fuerte están creciendo en el país gobernado por Xi Jinping.

Hasta ahora, el mercado de los vehículos usados no estaba teniendo una gran acogida en China. En 2017, se vendieron 29 millones de coches nuevos por 12 millones de usados. Si se compara con los datos de Estados Unidos, donde el pasado año se vendieron 39 millones de coches usados por 17 de vehículos nuevos, se ve más claro que el sector de la segunda mano no estaba teniendo una gran acogida en el país asiático.

Una de las razones es que los vehículos chinos estaban siendo fabricados con productos de mala calidad que acortaban su vida útil. A esto hay que sumarle que los compradores no tenían herramientas para determinar de quién era la propiedad del vehículo y no podían acceder al historial del mismo. Por si fuera poco, los gobiernos locales prohibieron -no todos, pero sí muchos de ellos- la venta de vehículos de segunda mano entre provincias para afianzar a los fabricantes y concesionarios locales.

Sin embargo, esto está empezando a cambiar. Muchos coches fabricados en China ya igualan o superan los estándares de calidad mundiales, por lo que la vida útil del vehículo es mucho mayor. Además, el Gobierno ha comenzado a levantar las restricciones que tenía impuestas en el sector de la segunda mano.

Como resultado, desde 2010, la venta de coches usados no ha parado de crecer. En 2017, el sector reportó una subida en las ventas del 19,3% interanual, frente al 3,2% de crecimiento que vivió el mercado de los vehículos nuevos. Los analistas predicen que esta tendencia hará que en 2020 se llegue a los 30 millones de automóviles de segunda mano vendidos.

Como es lógico, a las empresas no les ha pasado desapercibida esta tendencia. General Motos ha lanzado varios programas en los que vende vehículos usados certificados. Además, las ventas de coches usados por internet están creciendo casi a diario. Durante 2017, China compró 1,3 millones de coches por la red, especialmente en aquellas plataformas que ofrecen las inspecciones técnicas de los vehículos y cierto grado de transparencia. Los inversores han visto una gran oportunidad en este mercado y han decidido invertir más de 2.500 millones de dólares. Hasta principios de junio de este año, las plataformas aumentaron sus ventas en 225 millones y esperan recaudar 500 millones en una próxima oferta pública.

Los planes del Gobierno de Xi Jinping es seguir alentando a sus ciudadanos para que compren vehículos eléctricos, pero saben que la demanda de los coches de combustión interna no va a desaparecer en los próximos 20 años. Con el tiempo, se espera que los incentivos estatales para comprar coches eléctricos y el desgaste de los vehículos convencionales sean los dos factores transitorios hacia el nuevo modelo 100% eléctrico.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD