Menú

Gas Natural pasa a llamarse Naturgy

Reynés justifica el cambio de nombre de Gas Natural en la necesidad de ser reconocida como una energética.

0
Reynés justifica el cambio de nombre de Gas Natural en la necesidad de ser reconocida como una energética.

Gas Natural Fenosa, cuya denominación social actual es Gas Natural SDG, pasará a llamarse Naturgy tras la aprobación de la Junta General de Accionistas que se celebra este miércoles en Madrid. El presidente de Gas Natural Fenosa, Francisco Reynés, ha justificado el cambio de denominación en el hecho de querer ser "reconocida como una energética y no sólo como una gasista".

En rueda de prensa con motivo de la junta, la primera que afronta como presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa, Reynés destacó que a lo largo de la historia el grupo ya ha cambiado en varias ocasiones su nombre y que este nuevo cambio no obedece a "ninguna manía", sino a la necesidad de adoptar un nombre "corto" que agrupe el deseo de expansión internacional de la empresa y de todas las actividades, "sin ser mayoritariamente el de una parte".

"Apostamos mucho por el gas natural, pero no sólo por el gas natural. Queremos que nos reconozcan como una energética y no sólo como una gasista", dijo al respecto. De hecho, la compañía nació bajo el nombre de Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas en el siglo XIX, y a lo largo de su historia ha tenido distintas denominaciones, como Gas Natural SDG. En 2009, tras la fusión con Fenosa, pasó a denominarse Gas Natural Fenosa.

Cambio de sede

Respecto al cambio de sede social a Madrid que adoptó la compañía el pasado mes de octubre debido al desafío secesionista en Cataluña, Reynés no descartó que pueda tener vuelta atrás y aseguró que su padre le recomendó que no se debe utilizar "siempre y nunca". "Decir que se ha trasladado para siempre es muy presuntuoso", aseguró el directivo, quien abrió la puerta a dar marcha atrás a esta decisión "en el momento que se considere oportuno".

Sobre los cambios que vive la compañía, tanto con el vuelco en su directiva como en su accionariado en los últimos tiempos, el presidente de Gas Natural Fenosa, que eludió referirse al nuevo Gobierno de España al asegurar que de "política no habla nunca", admitió que la transformación "es una oportunidad"."No sobrevive ni el más fuerte ni el más inteligente, sino el que mejor se adapta. Estamos adaptándonos a un nuevo mundo", dijo.

Dentro de estos cambios, la compañía somete a sus accionistas la simplificación del consejo de administración, reduciendo su actual número de miembros a un total de 12. Tras la salida de su anterior presidente, Isidro Fainé, el consejo de la compañía estaba compuesto de 16 consejeros. De esta manera, el órgano rector de Gas Natural Fenosa pasará, una vez sea aprobado por su junta general de accionistas, a estar compuesto por un presidente ejecutivo (Reynés), seis consejeros dominicales, con dos representantes para sus principales accionistas (CriteriaCaixa, GIP, CVC y Alba) y cinco consejeros independientes.

A este respecto, Reynés se mostró como "un firme convencido de que los accionistas son libres y pueden entrar y salir de la compañía cuando quieran y más en las cotizadas", por lo que consideró que si el consejo apoya el plan estratégico a 2022 que se les pondrá esta tarde sobre la mesa "lo hacen porque creen que la compañía puede hacer esto en los próximos cinco años". "Vamos a plantear un plan para la compañía y lo respaldarán los accionistas que estén. No he tenido ningún tipo de directriz de los nuevos accionistas más que hacer un plan que cree valor para el accionista a largo plazo", añadió al respecto.

Carbón y nuclear

Por último, la compañíano hará inversiones para que continúen activas sus centrales de carbón y nucleares en el caso de que la inversión no reporte rentabilidad. Reynés ha indicado que en el caso de las centrales térmicas de carbón hay una directriz europea y "Europa quiere apostar por energías limpias cada vez más".

Ha recordado que las plantas de generación eléctrica de carbón que no se adecúen a los requerimientos que ha establecido la UE sobre emisiones tendrán que cerrar o sus propietarios tendrán que hacer inversiones para adaptarlas. Preguntado por qué va a hacer Gas Natural Fenosa, su presidente ha dicho que analizarán la rentabilidad de la inversión cuando llegue el momento y no se harán inversiones que no sean rentables "porque el dinero no es nuestro, sino de los accionistas".

Ha señalado que es verdad que a una compañía que, por ejemplo, tiene fábricas "no le gusta que se las cierren", pero tampoco puede invertir sin obtener un retorno sobre la inversión que hace. "No tenemos intención de ser abogados de cierres y no cierres", ha añadido Reynés, que ha asegurado que "no invertiremos si no hay rentabilidad".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD