Menú

Locura, colas e indignación por el nuevo robot de cocina de Lidl

El robot de cocina SilverCrest que puso a la venta la cadena alemana el pasado sábado en España se agotó a las pocas horas. 

0
El robot de cocina SilverCrest que puso a la venta la cadena alemana el pasado sábado en España se agotó a las pocas horas. 
El robot de cocina se vende a 359 euros | Lidl

Lidl lo ha vuelto a hacer. La compañía alemana ha conseguido agotar las existencias en tiempo récord de uno de los productos más deseados por su clientela: el robot de cocina SilverCrest.Fue el pasado sábado cuando este artículo volvió a las estanterías de la cadena de supermercados, y tan solo "en las primeras horas" de esa misma mañana, ya se había agotado, según ha reconocido la propia Lidl.

La compañía puso a la venta 25.000 unidades de su producto estrella distribuidas entre las más de 550 tiendas que tiene repartidas por todo el territorio nacional. La fiebre por este robot llegó hasta tal punto que "antes incluso de abrir las tiendas", cuenta la empresa, ya había "colas de hasta 200 personas" esperando ansiosas por adquirirlo.

El afán de sus clientes por hacerse con el aparato para cocinar llevó a la compañía alemana a tener incluso que racionar la compra del producto limitándola a una unidad por persona y repartiendo números en la fila. En las redes sociales los clientes compartieron la larga espera, las aglomeraciones y también su indignación. Muchos de los compradores criticaron que Lidl sacara tan pocas unidades del robot, e incluso, señalaron que esta decisión no era más que una estrategia de marketing. La empresa tuvo que pedir disculpas.

Cuesta menos de la mitad que una Thermomix

El precio es el principal atractivo de este producto de Lidl. Mientras que la popular Thermomix supera los 1.000 euros, la SilverCrest se vende a 359 euros, menos de la mitad. El robot de Lidl cuenta con conexión WIFI, báscula integrada y diez funcionalidades de cocinado que permitirán al consumidor crear sus propias recetas o realizar una de las 160 que ya están preinstaladas.

Es el cuarto año consecutivo que Lidl pone a la venta su robot, y en los últimos 3 años ha vendido más de 70.000 unidades. "En todas las ocasiones, el producto se ha agotado en todos sus establecimientos al poco tiempo de ponerse a la venta. En Alemania, la última vez que se puso a la venta a través del canal online, se comercializaron las 12.000 unidades puestas a la venta en tan solo 8 minutos", asegura la cadena.

No es la primera vez que Lidl desata la euforia con alguno de sus productos. Tras un informe de la OCU que aseguraba que su crema antiarrugas tenía mejores resultados que las más famosas del mercado, las clientas se lanzaron a por el producto y lo hicieron desaparecer de los lineales de sus tiendas en pocos minutos. El fervor por esta crema milagrosa desató colas, carreras y empujones en los establecimientos.

Reventa en Wallapop

"Viendo la gran acogida" que ha tenido el producto, los que se hayan quedado sin él en nuestro país tendrán otra oportunidad para hacerse con uno. Según ha avanzado la responsable de Relaciones Públicas de Lidl España, Arantxa Conde, "tendremos en nuestras tiendas Lidl antes de Navidad otro modelo. Además, para poder llegar a más personas y evitar que mucha gente se quede sin él, está previsto poner a la venta más unidades que en esta ocasión".

Mientras, los afortunados que han conseguido hacerse con este robot están aprovechando el fanatismo para sacarse un dinero extra. En Wallapop hay muchos usuarios que están revendiéndolos por más de 100 euros de lo que los compraron.

wallapop-robot-lidl-2.jpg
robot-cocina-wallapop.jpg

Temas

En Libre Mercado

    Servicios