Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

China promete actuar contra el "matonismo comercial" de EEUU

Según una portavoz del Ministerio de Exteriores, Hua Chunying, Washington "ha perdido el sentido común y es muy peligroso".

Lm/Agencias
0
Donald Trump | EFE

China reaccionó este miércoles con firmeza al anuncio estadounidense de nuevos aranceles contra productos importados de China, acusando a Washington de "matonismo comercial" y anunciando contramedidas, aunque por ahora sin dar detalles.

El anuncio de EEUU de que aplicará aranceles a productos importados de China por valor de 200.000 millones de dólares tiene un alcance muy superior a las medidas a productos por 34.000 millones de la pasada semana y profundizan la guerra comercial entre las dos superpotencias económicas.

"La actuación de Estados Unidos es el típico matonismo comercial", afirmó hoy una portavoz del Ministerio de Exteriores, Hua Chunying, quien añadió durante una rueda de prensa que Washington"ha perdido el sentido común y es muy peligroso".

Anteriormente, el Ministerio chino de Comercio divulgó un comunicado en el que consideró "totalmente inaceptable" la medida del Gobierno de Donald Trump y anunció que Pekín tomará "las contramedidas necesarias", de las que aún no se han conocido detalles.

El comunicado indicó que China presentará una nueva demanda ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) para denunciar lo que calificó de "conducta unilateral" de Estados Unidos.

Al mismo tiempo, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para trabajar conjuntamente "en defensa del comercio libre y el sistema multilateral de comercio, y rechazar conjuntamente el hegemonismo comercial" de EEUU.

El anuncio de Washington, en la noche del martes hora de EEUU, se produjo pocos días después de que el pasado viernes se produjeran los primeros pasos en la guerra comercial entre las dos grandes potencias económicas.

Primero, Estados Unidos aprobó una serie de aranceles a productos chinos importados por valor de 34.000 millones de dólares, e inmediatamente después China respondió con una medida similar por el mismo valor a productos estadounidenses (esencialmente agrícolas).

Pekín no ha precisado las medidas con las que responderá, y podrían ser nuevos aranceles, pero también las llamadas "medidas no arancelarias", que pueden ser muy amplias y que muchas veces no se anuncian oficialmente.

En las últimas semanas, algunos productos estadounidenses han sido sometidos a controles adicionales en las fronteras por supuestos problemas de sanidad.

En Pekín se recuerda estas semanas cómo las actividades de las empresas surcoreanas en China se hicieron muy difíciles durante varios meses del año pasado después de que el Gobierno de Seúl pusiera en marcha el sistema antimisiles estadounidense THAAD. Así, los viajes organizados de turistas chinos a Corea del Sur cayeron en picado, igual que las ventas de automóviles de marcas de aquel país, mientras que la cadena de supermercados Lotte sufrió inspecciones especiales y otros problemas administrativos.

Algo parecido ocurrió en 2012 con las empresas japonesas que operan en China durante una disputa diplomática con Japón por las islas Diaoyu/Senkaku, controladas por Tokio pero reclamadas por Pekín.

Otra posibilidad avanzada por algunos analistas es que China congele autorizaciones o permisos a compañías de EEUU presentes en este mercado o frene la entrega de productos ya encargados, por ejemplo aviones de pasajeros Boeing. Por ejemplo, compañías como General Motors o Apple venden más en China que en Estados Unidos.

La portavoz de Exteriores recordó que dos tercios de las exportaciones tecnológicas de China son productos de compañías extranjeras fabricados en este país, por lo que "la guerra comercial dañará a los intereses de ambos países". "Estados Unidos se ha dado un tiro en el pie", insistió Hua Chunying.

El anuncio de EEUU creó además otra oleada de incertidumbre en los mercados financieros de Asia, con caídas generalizadas en las bolsas de Tokio, Hong Kong, Seúl, Shanghái y Shenzhen, aunque fueron más fuertes por la mañana y luego se recuperaron parcialmente.

Como ejemplo, el índice de referencia de Hong Kong, el Hang Seng, ha perdido un 8,85 % durante el ultimo mes.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios