Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Starbucks, Hoteles Hyatt y Lidl inician su guerra contra el plástico

Las compañías han anunciado que las nuevas pajitas y tapas que usarán serán de papel o de plástico reciclable. 

Patricia Malagón
0
Las multinacionales emprenden su guerra contra el plástico I Archivo

Starbucks fue la primera en anunciar que a partir del 1 de enero de 2020 dejará de utilizar pajitas de plástico y tapas de plástico para sus conocidos vasos. Cada año eliminará 1.000 millones de tapas hasta que termine de dejar de usarlas en 2020. La razón es por la peligrosidad que tienen las pajitas en la vida marina y en la contaminación oceánica. De hecho, ya son varios los gobiernos que han empezado a prohibirlas.

Por el momento, la compañía ha anunciado que las nuevas pajitas y tapas que usarán serán de papel o de plástico reciclable. Aunque, seguirán utilizando plástico para servir algunas de sus bebidas como el Frapuccino. A partir del otoño de 2018, Starbucks comenzará a usar las nuevas tapas en Canadá y en Estados Unidos y poco a poco irá extendiéndolas por todo el planeta. Según apuntan varios medios, la compañía ya habría invertido más de 10.000 millones de dólares para comenzar a desarrollar estos nuevos recipientes menos contaminantes.

Horas después, la cadena hotelera Hyatt hizo público un plan para deshacerse de los artículos de plástico de un solo uso. De hecho, la empresa informó que a partir del próximo mes de septiembre solo darán pajitas de plástico bajo petición y poco a poco comenzarán a introducirse opciones sostenibles. En 2014, la empresa presentó un plan de sostenibilidad ambiental en el que se marcaba unos objetivos de cara a 2020. Dentro de esas metas, además de reducir las emisiones y el consumo de agua, estaba la dejar de utilizar los artículos de plástico de un solo uso.

En Estados Unidos se utilizan unos 500 millones de pajitas a diario y se encuentran entre los cinco primeros artículos más frecuentes en la basura cuando se limpian las playas. Por eso, las empresas han comenzado a tomar consciencia y algunas como Ikea o Alaska Airlines ya las han eliminado. McDonald también está estudiando alguna manera de reducir y sustituir las pajitas de plástico.

Lidl ha sido la última en anunciar su particular guerra al plástico. A partir de 2019, la cadena de supermercados dejará de vender bastoncillos de algodón, platos, vasos, cubiertos y pajitas de plástico en toda España. Según han informado, tendrán puestos a la venta todos los artículos hasta que se agoten y cuando suceda no comprarán más. El plan de la compañía es reducir el plástico un 20% para 2025, adelantándose a la fecha que fijó la Unión Europea (cuyo objetivo era reducir un 20% el plástico antes de 2030).

En España, Baleares anunció durante la primavera que prohibiría la venta de bastoncillos, cuchillas de afeitar, pajitas y vasos de plástico, entre otros productos, a partir del año 2020. De esta manera, en los supermercados y tiendas de la comunidad autónoma no podrán venderse los productos señalados por el Gobierno regional.

Además de eso, Baleares y otras regiones de Europa, como Hamburgo, también han iniciado una guerra contra las capsulas de café, que tampoco se podrán vender a partir de 2020 en las islas. La solución para los fabricantes parece que estará en encontrar una fórmula que les permita elaborar sus productos con recipientes compostables.

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios