Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

La década de la vergüenza fiscal: diez años de déficits presupuestarios

Los gobiernos han podido maquillar con otros datos un mal desempeño fiscal.

0
Billetes de euro | Pixabay/CC/WerbeFabrik

Estamos acostumbrados a medir el alcance del déficit público a base de compararlo con el PIB. Sin embargo, esta metodología generalmente aceptada implica que los gobiernos pueden "maquillar" un mal desempeño fiscal si la economía crece lo suficiente. Por tanto, conviene calcular qué porcentaje de gasto se cubre anualmente con cargo al Tesoro, puesto que de esa forma podemos ver cuál es la verdadera diferencia entre ingresos y gastos.

diferencia-ingresos-gastos-publicos-espa

Si retrocedemos a 2008, primer año de la crisis, vemos que el déficit presupuestario era del 10,7%. Esto significa que los ingresos fiscales, de 410.000 millones estaban casi 50.000 millones por debajo de los gastos presupuestarios, cercanos a los 460.000 millones. Aquel descuadre era la antesala de la profunda crisis de deuda que llegó en los años siguientes.

Así, el curso 2009 se cerró con un déficit real del 23,9%, mientras que 2010 y 2011 concluyeron con un saldo negativo del 20,6% y el 21%. Estos porcentajes equivalen a un desfase de 118.000 millones en 2009, 101.000 millones en 2010 y 103.000 millones en 2011. Al final del período socialista, los ingresos de 387.000 millones se quedaban muy lejos de los 490.000 millones de gasto.

La etapa popular arranca con cifras similares, puesto que 2012 arrojó un descuadre real del 21,8%, equivalente a un saldo negativo de 109.000 millones en las cuentas públicas. Tras años de déficits recurrentes, la situación empieza a cambiar a mejor en 2013, cuando el déficit real fue del 15,3%. En 2014 y 2015, este indicador se reduce al 13,3% y al 12,1%. Los dos pasados ejercicios, 2016 y 2017, concluyeron con ratios del 10,7% y el 7,5%. Este 2018, el porcentaje de gasto cubierto con endeudamiento será del 4,5%.

Estos porcentajes implican que, en 2012, el gasto fue superior a los ingresos en casi 109.000 millones, mientras que 2013 se saldó con un descuadre de 72.000 y 2014 cerró con una diferencia negativa de 62.000. En 2015, el déficit presupuestario implicó números rojos de 57.000 millones, mientras que en 2016 supuso 50.000 millones de saldo negativo y en 2017 cerró en el entorno de los 36.000 millones.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios