Menú

El "prisma radical" de Carmena para poner coto al alquiler turístico

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado un nuevo plan para regular el alquiler vacacional en la capital. 

0
El "prisma radical" de Carmena para poner coto al alquiler turístico
Vivendas en la Puerta del Sol. | Pexels/CC0/Pixabay

Aprobada la normativa que ilegaliza casi todas las viviendas turísticas de Madrid. La semana pasada, el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena dio luz verde al Plan Especial de Regulación del Uso de Hospedaje que regirá en los barrios de la capital. "El principal objetivo del nuevo plan aprobado es preservar el uso residencial en el centro urbano, frenando la tendencia por el que las viviendas del centro de la ciudad se convierten en alojamientos temporales exclusivamente para turistas", justificó el Consistorio en un comunicado.

Más directo se mostraba hace unos meses el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, cuando les presentó a las plataformas, asociaciones de vecinos y hoteleros su propuesta. "Hablando claro, lo que planteamos es una ilegalización masiva de viviendas turísticas", dijo a los asistentes a la mesa.

Con el nuevo plan, los propietarios sólo podrán alquilar su vivienda a turistas un máximo de 90 días al año. A partir de ese periodo, el Consistorio entiende que están "desarrollando una actividad comercial y, por tanto, no pueden continuar con un uso residencial sino que deben solicitar una licencia de uso terciario, concretamente de hospedaje". Esa licencia será casi imposible de conseguir porque requiere que la vivienda tenga acceso individual a la calle. Es decir, que la entrada a estos pisos no podrá estar en el portal. De este modo, esta actividad quedará limitada casi exclusivamente al alquiler de casas y chalets independientes, cuyo número en estros barrios es muy reducido.

"Va a dejar fuera al 99%"

"Hay muchas familias que viven del alquiler vacacional o que complementan sus bajos salarios con esto. Con esta medida es como si les quitaran el sueldo de 9 meses al año y les dejaran solo tres", asegura a Libre Mercado Adolfo Merás, el presidente de Madrid Aloja, una asociación de particulares, gestores y pequeños propietarios de alquiler vacacional de la Comunidad de Madrid. Según Merás el plan de Carmena va a dejar fuera de los arrendamientos turísticos al "99% de las viviendas de Madrid".

El Ayuntamiento de Madrid "nunca ha tenido la intención de regular el alquiler turístico en positivo. Desde su prisma radical no es capaz de ver que hay muchos grises entre el negro y el blanco", apunta Merás. El presidente de Madrid Aloja cree que con este tipo de decisiones "ha triunfado la doctrina de criminalizar al alquiler turístico".

"Primero, empezaron extendiendo la leyenda negra de que había mala relación con los vecinos y ahora, les culpan de ser los responsables de la subida del precio del alquiler. Ellos, que llevan 4 años en el Gobierno y no han construido VPO y tienen miles de viviendas en construcción paralizadas en proyectos en Madrid. De una mentira han hecho una verdad solo por cumplir con su electorado", afirma Merás.

Según sus cálculos, en Madrid hay unas 10.000 viviendas que se alquilan para uso turístico. "Si creen que todas van a pasar al alquiler a largo plazo, están equivocados. Hay mucha gente que tiene que disponer de su vivienda antes de los 3 años que marca la LAU, y para la que vale más su piso vacío que alquilado", señala el presidente de Madrid Aloja. Además, "calculamos que hay unas 3.000 personas que han encontrado en este sector una forma de supervivencia, como son los gestores de los pisos, el personal de limpieza o el de mantenimiento", añade.

Los detalles

Según ha explicado el Ayuntamiento, este Plan Especial afecta a una superficie de 52.768.610 m2 que se reparte en tres anillos concéntricos de Madrid establecidos en función de "la saturación de alojamientos turísticos que soportan cada uno de los barrios madrileños".

El primer anillo coincide con los límites del distrito de Centro. El anillo número 2 comprende el distrito de Chamberí completo y parte de los distritos de Chamartín, Salamanca, Retiro, Arganzuela y Moncloa-Aravaca. El anillo 3 se expande a barrios de los anteriores distritos, a los que se suman otros barrios de los distritos de Tetuán, Usera, Carabanchel y Latina. En el resto del municipio, se mantiene la regulación actual.

En los edificios de uso residencial en los anillos 1 y 2, para los que se solicite una licencia de uso de hospedaje para una parte del mismo, el nuevo plan exige la existencia de un acceso independiente a los alojamientos turísticos (no podrán utilizar puertas de entrada, portales o ascensores comunes al resto de viviendas). Esta exigencia se ve complementada, además, con la condición de que ese acceso no sea directo desde la calle a los alojamientos, sino que previamente debe contar con una recepción o similar. Esta condición está orientada, principalmente, a aquellos alojamientos situados a pie de calle.

En el anillo 3, en edificios de uso exclusivamente residencial, también se exige un acceso independiente a las partes para las que se solicite una nueva licencia de hospedaje. Por otro lado, y como fundamental diferencia con los anillos 1 y 2, en aquellos casos donde ya se admiten otras clases del uso terciario, como oficinas o comercios, se mantiene la regulación vigente, que permite el cambio de uso residencial a uso de hospedaje.

A partir de su aprobación inicial, el documento se someterá a un periodo de información pública y posteriormente será aprobado por el Pleno del Ayuntamiento. Hasta su puesta en vigor, se mantendrá la moratoria aprobada por la Junta de Gobierno el pasado mes de febrero.

Con esta medida Madrid se ha unido a los llamados ayuntamientos del cambio en la guerra contra los pisos turísticos. En los últimos meses, algunas grandes ciudades como Palma de Mallorca, Valencia o Barcelona han aprobado normativas (o proyectos de normativas) para poner coto a esta actividad cada vez más demonizada. "Todos los ayuntamientos del mismo corte populista se retroalimentan entre ellos. Y Madrid no quiere ser menos", concluye Merás.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios