Menú

Fijarse solo en el interés de la hipoteca es un error que se paga caro

El tipo de interés es importante, pero no es el único gasto vinculado a al contratación de una hipoteca.

Libre Mercado
0
Hay que hacer números antes de firmar una hipoteca | Pixabay/CC/mastersenaiper

Bankinter, BBVA, Banco Santander… Son muchas las entidades que, en lo que va de año, han decidido reducir el interés de sus hipotecas para seducir a los potenciales compradores de vivienda. Conseguir uno de estos productos a buen precio es ahora más fácil, pero desde el comparador financiero HelpMyCash.com avisan de que el tipo aplicado no es el único factor en el que hay que fijarse, pues hay otros aspectos que también afectarán al precio final del préstamo.

El coste de los seguros

De todos ellos, quizás el que pasa más inadvertido es el de los seguros vinculados, es decir, los que hay que contratar para obtener el interés bonificado (generalmente uno de hogar y otro de vida). La prima de estos productos no forma parte del precio de la hipoteca en sí, pero puede encarecer, y mucho, el coste total de la operación.

El efecto del precio de los seguros sobre la hipoteca es aún más evidente cuando su prima está financiada, es decir, cuando el banco cubre su coste con el propio importe del préstamo. En estos casos, como los intereses se devengan sobre un capital mayor (el importe de la hipoteca más la prima de los seguros), a la larga se tiene que pagar mucho más dinero.

Por este motivo, antes de firmar el seguro que el banco nos ofrece para reducir el interés de la hipoteca, siempre hay que hacer números para valorar si realmente sale a cuenta suscribirlo. De hecho, es posible que hasta resulte más conveniente contratar una hipoteca con un tipo más elevado que no tenga seguros vinculados.

Cuidado con la comisión de apertura

Otro aspecto que siempre debemos tener presente es el de las comisiones, especialmente la de apertura, que es la que se paga al formalizar la hipoteca. Actualmente, la mayoría de las entidades cobran este cargo, aunque podemos evitarlo si acudimos a la banca online (sus hipotecas no suelen tener comisiones) o si tenemos un buen perfil que nos permita negociar su eliminación.

Veamos cuál es el impacto de las comisiones en el precio de la hipoteca. Si contratamos un préstamo hipotecario de 150.000 euros con una comisión de apertura del 0,5%, deberemos abonar, nada más firmar el contrato, una suma de hasta 750 euros. Además, si esta incorpora compensaciones por novación, subrogación o desistimiento, también habrá que pagar un dinero extra si cambiamos las condiciones del contrato, nos trasladamos a otro banco o cancelamos la hipoteca anticipadamente.

La TAE permite comparar mejor

Por todo lo expuesto, si queremos comparar el precio de varias hipotecas, debemos fijarnos en todas sus condiciones y no únicamente en su interés. En ese sentido, la tasa anual equivalente (TAE) nos puede venir muy bien, pues es una medida que tiene en cuenta tanto el tipo aplicado como los otros gastos que pueda incluir el crédito: las comisiones, las primas de los seguros, los gastos de constitución, etc.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios