Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Italia detalla su 'flat tax': tipo general del 15% y recargo del 5% para las rentas más altas

Esta medida supone una auténtica revolución fiscal, ya que elimina tramos y simplifica el pago del IRPF.

0
Giuseppe Conte, primer ministro de Italia | EFE

El Gobierno italiano ultima la aprobación de un impuesto plano del 15% con un recargo del 5% para las rentas más altas. Así lo ha admitido en distintas entrevistas el primer ministro transalpino, Giuseppe Conte, que ha afirmado que dicho esquema busca compatibilizar el ideal del flat tax con el principio de "progresividad fiscal" que recoge la Constitución.

Conte ha descrito la propuesta como una "revolución fiscal" orientada a "apoyar a las clases medias italianas". Su Gobierno, apoyado por la Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas, también quiere modificar la normativa tributaria "para prohibir las amnistías fiscales y hacer tabla rasa con el sistema impositivo, dotándolo al fin de atractivo y credibilidad".

La propuesta del flat tax saltó al debate italiano en los años 90, de la mano de Silvio Berlusconi. El magnate intentó sacar adelante la reforma fiscal en su primer periplo como primer ministro, pero no alcanzó los apoyos parlamentarios suficientes. Il Cavaliere rescató la idea en la última campaña electoral, prometiendo niveles de imposición lineal del 23%.

Sus aliados de la Liga Norte terminaron abrazando la propuesta, pero insistiendo en que el tipo general debe ser del 15%. En la misma línea se pronunció el influyente Instituto Bruno Leoni, si bien dicha institución de pensamiento abogó por fijar la tasa general en el 25%, apelando a la necesidad de actuar con prudencia para evitar un ensanchamiento del déficit. Pero quizá lo más sorprendente de todo es que el Movimiento 5 Estrellas, cuyo origen está en el populismo de izquierda, ha terminado asumiendo la propuesta del impuesto plano como parte de su programa de gobierno junto a los liguistas.

Desde el ministerio de Economía, Giovanni Tria ha asumido el compromiso de "empezar a implementar una reforma fiscal de calado a partir de los Presupuestos Generales de 2019". En la misma línea se ha manifestado Matteo Salvini, líder de la Liga Norte y actual ministro de Interior. "De cara al próximo año, Italia lidia con dos frentes urgentes: por un lado, la reducción de la pobreza, para lo cual debemos combatir la inmigración y mejorar los programas de atención; por otro lado, el alivio de los contribuyentes, para lo cual es urgente aprobar un flat tax", declaró recientemente.

El vice primer ministro, Luigi Di Maio, se ha pronunciado de forma muy similar. Entrevistado por el Corriere della Sera, el mandamás del Movimiento 5 Estrellas ha confirmado que su agrupación está por la labor de incorporar el flat tax en los Presupuestos de 2019. De modo que, pese a la extraña naturaleza del pacto de gobierno, parece que populistas de izquierda y de derecha se han puesto de acuerdo en llevar a Italia un nuevo sistema tributario, basado en una imposición general del 15% con un recargo adicional del 5% para quienes más ganan.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios