Menú

El trigo se dispara un 30% en el último año y presiona al alza el precio del pan

España es de los pocos países que se salva del encarecimiento del cereal, ya que la producción ha aumentado de forma sustancial.

España es de los pocos países que se salva del encarecimiento del cereal, ya que la producción ha aumentado de forma sustancial.

Los grandes productores de trigo de Estados Unidos, Rusia, Australia y la Unión Europea se enfrentan al primer déficit de producción en seis años, una situación que ha revalorizado esta materia prima un 24% en lo que va de año. En términos pragmáticos, esto se traducirá en un aumento final del precio del pan, entre otros productos. "Los precios internacionales del pan están aumentando como respuesta a un aumento de los precios del trigo", según señalan los analistas de Wisdom Tree.

Al parecer, el principal motivo de este aumento tiene que ver con las condiciones climatológicas vividas durante este año. En los últimos días, el precio de este cereal se encuentra en su nivel más alto registrado desde el mes de junio de 2015. Una tonelada cuesta 208,5 euros, un precio que no se había alcanzado desde hace cuatro temporadas. Si se toma el precio de agosto de 2017, se aprecia un incremento de un 30%.

trigo-gr1.jpg

La Unión Europea será, además, una de las regiones más afectadas a nivel mundial. Las previsiones para las exportaciones de trigo se han reducido un 16%, su nivel más bajo desde 2012. "Los inventarios de la Unión Europea ya son muy bajos. El Viejo Continente dejará de ser el tercer exportador más grande del mundo", señalan desde el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Esta misma institución asegura que los suministros mundiales de trigo se han reducido debido a la producción más baja de la UE.

Sin embargo, el caso de España es paradójico. Mientras que en el resto del continente la producción del trigo baja, en nuestro país aumenta un 47%. Aunque, uno de los países que más preocupa a Europa es Ucrania, que es el quinto exportador más grande del mundo y que recientemente aseguró que se plantea limitar los envíos de trigo fuera de sus fronteras.

Además de la menor producción en Europa, los cultivos de Estados Unidos y la cosecha de Rusia han sido los otros dos causantes del aumento del precio del cereal. De hecho, en apenas diez días, el precio creció más de un 13% en el mercado de las materias primas estadounidense.

A pesar del aumento, si se compara el precio de la tonelada con lo ocurrido a nivel mundial en los últimos ocho años, la situación no es alarmante. En el segundo semestre de 2012, el precio de la tonelada de trigo blando llegó a superar los 290 dólares, mientras que en los veranos de 2016 y 2017 la tonelada apenas superaba los 170 dólares. Si bien es cierto que el cereal ha entrado en una dinámica alcista, está bastante alejado de los registros anotados en 2011 y 2012.

En España, la subida del precio ha sido mucho más suave que en el resto del mundo. Desde julio de 2017, una tonelada de trigo blando se vende entre 170 y 190 dólares, la oscilación en los precios es bastante baja en los últimos doce meses. Si, además, se compara lo sucedido con el trigo duro, el descenso en el precio de venta es notable. En diciembre de 2014, una tonelada de trigo duro español se vendía a 400 euros, actualmente, se encuentra por debajo de los 195.

trigo-gr2.jpg

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad