Menú

Alemania ya tiene su propio Podemos, se llama Levantarse y es crítico con la inmigración

El nuevo partido alemán busca unir todas las fuerzas políticas de izquierdas del país para hacer frente a la ultraderechista Alternativa por Alemania.

El nuevo partido alemán busca unir todas las fuerzas políticas de izquierdas del país para hacer frente a la ultraderechista Alternativa por Alemania.
Sahra Wagenknecht, líder del partido alemán Levantarse | EFE

Alemania acaba de ver nacer a un nuevo movimiento político llamado Levantarse, que busca reunir a todas las formaciones de izquierdas para hacer frente al potente crecimiento del partido Alternativa por Alemania, de ultraderecha. Al frente del nuevo movimiento está Sahra Wagenknecht, líder del partido Die Linke. El nacimiento de la nueva formación tiene su origen en internet, donde ha reclutado a más de 100.000 personas –aunque este dato está generando mucha polémica debido a que muchos medios cuestionan esa cifra–.

En cuanto al discurso se encuentran muchas similitudes con Podemos o con el propio Movimiento Cinco Estrellas italiano. Aseguran que buscan la "justicia social" y que quieren gobernar sin estar influidos por los lobbies de Bruselas. Aunque, eso sí, en sus últimos discursos se puede advertir ciertos guiños hacia los movimientos nacionalistas y una postura crítica con la inmigración. Esta postura tiene que ver con que la intención inicial de este partido, que es agrupar a los votantes desencantados con el sistema que han decidido votar a Alternativa por Alemania –en las últimas elecciones aglutinó un 12% de los votos y las encuestas actuales le dan mayor crecimiento–.

La intención, según Wagenknecht, es reunir a todas las formaciones de izquierdas y a sus votantes para, por un lado, acabar con el bipartidismo de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel y el SPD –partido socialista–. Aunque su gran objetivo, a priori, es hacer frente a los movimientos nuevos de extrema derecha. Por el momento, Levantarse cuenta con el apoyo del partido Die Linke, algunos miembros del SPD y la formación de Los Verdes. Oskar Lafontaine es otro destacado integrante de la formación, es marido de Sahra Wagenknecht y fue candidato a canciller, secretario general del SPD y ministro de Finanzas con Gerhard Schöder.

Los lemas a los que han recurrido en los últimos días son consignas ya conocidas y empleadas por los populismos europeos. "La democracia no funciona", decía Wagenknecht en un mitin reciente. "Queremos llegar a todos los que durante estos últimos años se han sentido desasistidos por los políticos", agregaba. Quizá el punto más crítico es su postura de rechazo hacia la inmigración. "Tendríamos que repasar el derecho de hospitalidad", decía su lideresa.

Temas

En Libre Mercado