Menú

La DGT quiere que los coches se ajusten de forma automática a los límites de velocidad

Espera que el sistema ISA, que previene al conductor de exceder los límites de velocidad, se extienda y acabe siendo obligatorio.

Espera que el sistema ISA, que previene al conductor de exceder los límites de velocidad, se extienda y acabe siendo obligatorio.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha vuelto a poner el foco en la importancia que tiene la velocidad en la siniestralidad vial y ha cuestionado las iniciativas relacionadas con este factor en los últimos años, como es el caso de que se permita superar en 20 kilómetros por hora la velocidad máxima en las carreteras convencionales para adelantar a otros vehículos, algo que considera "peculiar". Así lo ha asegurado en las jornadas Hacia la seguridad de serie en todos los vehículos, organizadas por Fundación Mapfre y el Consejo Europeo de Seguridad del Transporte (ETSC) en Madrid, donde se ha debatido sobre el Asistente de Velocidad Inteligente (ISA).

En la misma línea, ha señalado que la "única" iniciativa relacionada con la velocidad en España de los últimos años ha consistido en proponer la subida de 120 a 130 kilómetros por hora la velocidad máxima en autopistas, lo que para Navarro "llama la atención, porque es ir al revés" que en otros países. En suma, critica que España tiene "una relación peculiar con la velocidad en últimos años".

Según ha manifestado, en la Seguridad Vial hay "mil variables" que explican la siniestralidad, pero a su juicio, al final "el factor esencial que está detrás de los accidentes es la velocidad". "Todos sabemos que a mayor velocidad, más accidentes y mayor gravedad de las lesiones", apunta. Navarro ha recordado que el 77% de las muertes en carretera se producen en accidentes en las vías secundarias. De este porcentaje, el 36% son salidas de vía y en el 28% de los casos ocurrieron por choques frontales. No obstante, "todo gira alrededor de la velocidad", según Navarro.

Asistente de velocidad obligatorio

Durante la jornada se ha debatido sobre ISA, el sistema de asistencia a la conducción que previene al conductor de exceder límites de velocidad, una medida que ayudaría a reducir el 20% de colisiones y el 30% de las muertes en Europa. En 2017, unas 25.300 personas perdieron la vida en las carreteras de la UE.

"La tecnología nos tiene que ayudar a no correr más, sino a controlar la velocidad", ha dicho el titular de la DGT, que ha lamentado que desde el airbag no haya habido "grandes saltos" en la seguridad de los vehículos. Así, considera que ISA es ese "gran salto adelante" de los últimos años y "el más importante desde el airbag" en lo que respecta a seguridad de vehículos.

Este sistema es capaz de leer las señales de tráfico, ajustar velocidades, evitar superar la distancia de seguridad con el vehículo de delante y corregir la trayectoria del vehículo donde está ISA incorporado, según ha detallado el director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación Mapfre, Jesús Monclús, que ha participado en la jornada. "Si hoy pudiésemos sustituir todos los vehículos existentes por vehículos con tecnología moderna, reduciríamos de un plumazo la siniestralidad vial en un 50%", ha señalado.

Según ha indicado Navarro, la DGT pretende poner en valor, dar a conocer y brindar apoyo a este sistema, que ha sido una de las propuestas de este 2018 de la Comisión Europea para su implantación obligatoria en vehículos que se vendan en Europa. Según Navarro, la DGT espera que el ISA "poco a poco se vaya extendiendo" para que, en un futuro, acabe siendo obligatorio en España. "ISA es algo que hoy puede aplicarse y nos ayudará a reducir la cifra de víctimas de los accidentes de tráfico", ha concluido Navarro.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad