Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

La ministra de Sanidad amenaza con encarcelar a los españoles que recurran a la gestación subrogada

María Luisa Carcedo ha expresado su deseo de equiparar la gestación subrogada con el delito por tráfico de órganos y de menores.

Libre Mercado
0
María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social | Moncloa / Fernando Calvo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha elogiado la extensa carrera pública de la nueva ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo. De su colega, recién estrenada en el equipo de gobierno, dice que es una "trabajadora incansable" y una "mujer de principios". Y tanto.

Comienza fuerte Carcedo. Después de conocerse que la nueva ministra socialista pertenece al 10% más rico del país, ahora también podemos conocer que no tiene complejos y no se anda con chiquitas a la hora de tomar decisiones. En su primera entrevista como ministra concedida a la agencia Efe ha equiparado la gestación subrogada con el tráfico de órganos y de menores, de manera que esta práctica pueda ser declarada ilegal en el ámbito internacional.

Carcedo, médico de profesión y hasta ahora Alta Comisionada para la Lucha contra la Pobreza Infantil, ha dejado claro su deseo expreso de abogar por una regulación internacional de la maternidad subrogada que considere"ilegal" la gestación subrogada, prohibidas en España, pero a las que se puede acceder a través de convenios con terceros países. "Hay que tomar decisiones internacionales y declarar ilegales" estas prácticas, que, gestionadas por las agencias de maternidad subrogada, permiten a ciudadanos españoles recurrir a esta técnica de reproducción en otros países.

La ministra ha recordado que esta práctica está prohibida en España, "pero los bebés llegan" y "no pueden ser apátridas", están amparados por una serie de derechos, por lo que hay que actuar con carácter previo y evitar que existan los convenios internacionales entre países que facilitan estas prácticas. Por tanto, y en base a estas nuevas declaraciones, los españoles que deseen ser padres a través de la maternidad subrogada o que participen en este tipo de prácticas deberían ser juzgados por un delito con penas de cárcel similar al del tráfico de órganos o menores, de hasta 12 y 5 años de prisión como máximo, respectivamente.

Sobre las agencias de gestación subrogada que operan en España cree que "habrá que analizar en qué marco legal se mueven y, si traspasan algún límite en algún asunto que interfiera con la legislación española, se podría actuar", ha advertido. No obstante, la nueva ministra de Sanidad ha subrayado que "la forma más eficaz y útil de resolver el problema" es contar con una regulación internacional que declare ilegales estos convenios entre países "en el mismo plano que lo están tanto la venta de órganos como la prohibición de venta de niños".

En España, entre 2010 y 2016 se contabilizaron un total de 979 inscripciones por gestación subrogada en los registros consulares del extranjero, siendo Estados Unidos el país que concentra un mayor número de registros en ese periodo, con 553.

Prostitución

Durante la entrevista, la nueva ministra también ha comparado a las prostitutas con esclavas. Carcedo ha considerado que regularizar esta práctica sería"como plantearse regular la esclavitud. Son cuestiones que están fuera de los límites que se pueden tolerar como derechos humanos y dignidad de la personas". "No se puede ilegalizar lo que no es legal", ha recalcado la ministra, quien ha considerado que la prostitución "es básicamente trata de mujeres semiesclavizadas", lo que "contraviene de forma flagrante los derechos humanos".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios